Danielle Steel - Imposible

Crítica realizada por Lilian

Sasha lleva más de un año viuda. Casada durante veinticinco años con Arthur y en una perpetua luna de miel, está desolada por su abrupta muerte. Se siente perdida y a duras penas, continúa con su trabajo en las galerías Suvery. Su vida se desarrolla en dos continentes distintos. En uno de sus viajes conoce a Liam Allison, un elfo rubio, alocado e irresponsable.

Sasha lleva tiempo oyendo hablar de Liam. Su genialidad como pintor sólo va unida a su falta de madurez. Amigo de su hijo Xavier, desde hace tiempo, parece que no tienen nada en común. La atracción entre ellos es instantánea y la resuelven bien, pero la vida es una carrera de fondo...

A pesar de ese toque trágico con el que se empeña Danielle Steel en torturarnos, reconozco que el libro me ha gustado. Si bien es cierto que me ha empachado tanta parrafada y tan pocos diálogos, Imposible es un libro que está muy bien escrito.

La autora describe los antecedentes de todos los personajes de forma muy precisa y esto resulta muy útil, para comprender algunas de sus decisiones. Tengo que confesar, que en algunos momentos me ha costado lo mío ponerme en situación porque creo que la pareja protagonista no pega ni con cola. Resulta poco creíble imaginar a la gran Sasha poniendo los ojos en alguien como Liam. Una persona que bebe unas copas de más y se planta en calzoncillos, en la mitad del bar. El contraste de Liam con Arthur, un sesudo banquero, es abrumador.

Por otra parte, Sasha es una mujer que ha crecido en el interior de una especie de burbuja dorada. Pasa de ser la hija perfecta, la esposa adorable y la madre amantísima a la niñera de Liam. Sasha es una triunfadora nata, propietaria de dos de galerías de arte más importantes del mundo. Convierte en oro todo lo que toca y cuando conoce a Liam, cae subyugada -a partes iguales- por su obra y por su persona. La diferencia de 9 años entre ellos no es un obstáculo, pero deben vencer la oposición feroz que presenta Tatianna (la hija veinteañera de Sasha).

Mientras esperan el visto bueno familiar, ellos se divierten de lo lindo y sufren como posesos. Su relación está llena de idas y venidas. Es un constante, querer y no poder. Liam no puede soportar no formar parte -a tiempo completo- de la vida de su amada y Sasha, es una mezcla entre madre y amante al que no me acabo de acostumbrar. De todas formas, estoy más proclive a empatizar con Sasha que con Liam. Liam es inestable pero encantador, pobre pero generoso, caprichoso pero también cercano. En fin, una persona que en la vida real podría resultar muy cansina pero que en las páginas de un libro tiene su aquél.

Mi puntuación es 4/5

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |