D. E. Stevenson - Villa Vitoria

Crítica realizada por Anasy

Cerca de Wandlebury, el pueblo en torno al cual gira la saga de la señorita Buncle y Las cuatro Gracias, hay otro pueblecito, Ashbridge, donde la gente «tiene algo isabelino» y es «sencilla y valiente». En las afueras se alza Villa Vitoria, que un capitán mandó construir «después de luchar en la batalla de Vitoria y contribuir a la expulsión de José Bonaparte de España». Ahora esta romántica casa de campo es famosa por su jardín florido y por la hospitalidad y buen humor de su residente, Caroline Dering, viuda de un hombre a quien solo se recuerda por su antipatía y fatalismo, y madre de tres hijos. Corren los tiempos de la inmediata posguerra: las heridas de la Segunda Guerra Mundial aún no han cicatrizado, el racionamiento limita la vida e impone el ingenio o la resignación, y el pueblo sirve de refugio a seres atormentados por la reciente experiencia, como el señor Shepperton, que se instala en la posada del pueblo con un trágico y misterioso pasado a cuestas. El señor Shepperton hace buenas migas enseguida con la señora Dering ... pero ésta no cuenta con que la llegada de su hermana Harriet, célebre actriz de los escenarios londinenses, pueda complicar las cosas.

OPINIÓN:

Adoro los libros de D.E Stvenson desde la primera vez que uno de ellos cayó en mis manos, siempre que la editorial Alba edita uno de sus libros, escritos por supuesto en la primera mitad del siglo XX, corro a comprarlos, y es que con la serie de la Señorita Buncle me quedé enganchada por completo a la manera que tenía esta mujer de escribir y de representar a los personajes de sus novelas, a veces un poco atípicos y siempre con mucho sentido del humor.

Villa Vitoria es la casa de los Dering desde hace muchas generaciones, en ella habitan la viuda señora Dering, Caroline, una mujer dulce y cercana que se casó muy joven con un hombre que nunca estaba contento, sus dos hijas Leda, igualita que su padre, y Bobbie más risueña y dicharachera viven con ella, hay una ausencia muy notable y es la de su amado hijo y primogénito James, que lleva tres años en Malasia a las órdenes del ejército británico. En Villa Vitoria también está Comfort, imposible no cogerle cariño a esta oronda mujer que padece problemas de tiroides y que es todo corazón y fervor por Caroline para la que trabaja ayudándola con las tareas del hogar.

La vida pasa plácidamente en Ashbridge, el pueblecito donde encontramos Villa Vitoria, sus habitantes se conocen todos entre sí, Sir Michael Were con sus hijos Rhoda y Derek, el vicario y su esposa con su hija Anne, la señora Meldrum con sus dos hijas y sobre todo los Podbury que abundan en el pueblo igual que los peces en el río. El único desconocido es un forastero que se hospeda en el Gallo y el Zorro , el señor Shepperton, un viudo bien parecido y amable del que no se sabe mucho más.

Carolaine hace buenas migas con Robert Shepperton en cuanto lo conoce, ambos se entienden con facilidad y los dos se confían sus pensamientos y vivezas con facilidad, ambos aún son jóvenes y bien parecidos, y todo parece marchar bien hasta que varios acontecimientos cambian un poco el curso de la relación, por una parte vuelve James, el adorado hijo de Caroline, y por otra la actriz Harriet Fane, la hermana menor de Caroline que viene a pasar una temporada con ella en Villa Vitoria y que parece trabar muy buena amistad con Robert.

Ya están todos los ingredientes para una buena trama, pero para los que no hayan leído nada de esta autora, que no se piensen que ese es todo el argumento del libro, para nada, como siempre Stevenson nos presenta a los personajes que forman el pueblo, sus vidas, idas y venidas y arma una armoniosa historia que no decae en ningún momento y que no da pie a aburrirte. Aunque tal vez carezca no es tan gracioso como la serie de la Señorita Buncle, sigue teniendo ese algo del humor británico que tanto me gustan, me atrapó desde la primera página y que me dejó con una agradable sensación a pesar de que no es de esas historias que terminan con todo bien anclado y cerrado.

Muy bueno.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |