Constanza Chesnott - A lomos del destino

Valoración:

Crítica realizada por Luciago

Cuando leí De pasión y deshonra, me di cuenta que Constance Chesnott escribía la novela histórica como me gusta a mí: bien documentada y perfectamente ambientada en la época correspondiente; cosa que no he olvidado, y cuando vi este nuevo título suyo me propuse hacerme con él. Pues no me he equivocado nada, A lomos del destino es una preciosa historia de amor, que transcurre en los territorios mexicanos, en concreto en la Alta California, cuando ya se había independizado de España y aún era territorio mexicano; unos años antes de la guerra México/Estados Unidos, cuando se anexionó a estos últimos.

La novela empieza con un prólogo en donde se nos enseña el trasfondo de la historia que después nos va a contar la autora, o sea los antepasados de Selva Montoya y el capitán Ayamonte, el que se convertiría en su esposo.

Selva Montoya llega a Monterrey con el marido que su madre, en su última voluntad, ordenó que tomara, con la idea de recuperar las tierras que eran de su familia años atrás. El odio y la venganza que su madre le ha instigado en su cabeza a lo largo de toda la vida y la ambición de conseguir esas tierras, la ciegan en un principio. Selva es un espíritu libre e independiente, con un carácter fuerte e indómito y que tiene capacidad para amar y odiar con virulencia. Al enterarse de ciertas mentiras, ese odio se incrementará hacía su marido; no obstante, conoce al capataz de la Misión, donde la deja el capitán Renzo. Un mestizo que le dará todo lo que su esposo no se ha dignado a mostrarle.

Ese amor prohibido irá creciendo de una manera culpable por ambas partes. Ella lo hace por despecho hacía el hombre con el que se casó. Renzo porque se enamora desmesuradamente de la española que ha removido su tranquila vida. No obstante, la intensa culpa que siente el mestizo harán que decida dejar atrás la Misión y empezar a trabajar lo más lejos que pueda de ella, convencido de que Selva siempre elegirá la tierra antes que a él.

La Misión es un gran rancho, donde el franciscano padre Amador lleva treinta años cuidando de los indios y desarrollando su trabajo de evangelización. Es un lugar idílico que enamora a Selva… A su llegada estaba empezando la secularización de ésta, lo que significa que puede pasar a manos de una persona física y el reto se crea entre ella y Renzo.

Está perfectamente ambientada la vida diaria de sus gentes, mezclada la cultura maya con los hábitos cristianos. Asimismo, se nota toda la documentación que aporta a la trama la autora y que engrandece la narración.

Hay muchos secundarios que aportan su granito de arena, pero una de ellas Luzmita, una india maya que representa la memoria de su pueblo, y que pese a la evangelización no ha olvidado a sus dioses, a los que reza, ni sus costumbres. Otro personaje importante es el padre Amador, que lleva con gran cariño y cristianamente a todos los moradores de la misión, al cual todos quieren y respetan. Y por supuesto, Juan Lorenzo, el capitán Ayamonte que guarda muchos secretos.

La novela es totalmente adictiva, llena de acontecimientos que van desvelando algunos misterios que competen a Renzo, al marido de Selva, a Luzmita y ocurren lentamente a lo largo de toda la narración.

La relación de la pareja protagonista empieza lentamente, pero poco a poco va subiendo en intensidad y pasión. Hay momentos realmente preciosos y tiernos que te llegan al corazón, sobre todo por lo que siente Renzo, un hombre fuerte y tierno a la vez, además de ser una persona totalmente leal y fiel a las tradiciones, con un sentido del bien y del mal muy marcado.

Para terminar, encontramos aquí una hermosa historia de amor encuadrada en un marco rural en Las Carolinas del siglo XIX, narrada con un estilo sencillo y ágil, muy bien ambientada y con unos personajes entrañables, llenos de secretos y misterios de los cuales vas intuyendo algo, pero que no se descubrirán hasta el sorprendente final, y un epilogo que te deja con ganas de seguir leyendo acerca de esta sorprendente cultura la maya.

No puedo negar que me encanta leer historias atípicas y que se desarrollen en países que desconozco bastante, así que ha sido un verdadero placer leer A lomos del destino. Muy recomendable.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |