Connie Brockway - Amarte es mi destino

8.5/10 Rating (2 votos)

Crítica realizada por Mariam

Amarte es mi destino es la primera novela publicada en español de Connie Brockway, un libro que por la temática que aborda me llamó mucho la atención. Un poco cansada de los salones londinenses, sus interminables bailes y presentación en sociedad de filas y filas de debutantes -sin intención de menospreciar estas novelas- debo reconocer que necesitaba un cambio. Cambio que he encontrado en este libro.

Desdémona Carlisle es una joven inglesa que tras la muerte de sus padres, se traslada a vivir a Egipto junto a su abuelo, sir Robert. Un hombre cuya vida gira entorno a la búsqueda de antigüedades de incalculable valor, un hombre que vive en un mundo de sueños, que posee un gran corazón….pero que está casi arruinado. Lo que le hace plantearse regresar a la “aburrida y desolada Inglaterra”, con todo el dolor de su alma para ofrecer un porvenir a Dizzy, que a su vez preocupada por la vejez de su abuelo, piensa en sacrificarse del mismo modo.

La infancia de Dizzy, como la apoda Harry nuestro protagonista, no fue la típica de cualquier niña inglesa. Al contrario, siendo una niña prodigio su vida discurrió de conferencia en conferencia, exhibiendo sus sorprendentes habilidades para traducir una docena de idiomas. Así pues, no tuvo nunca lo que se dice una infancia feliz. Por ello sueña justamente con eso, con tener una vida sencilla, tranquila y dichosa, junto al príncipe de sus sueños.
Voraz lectora de novelas románticas ha soñado siempre con un misterioso hombre, un príncipe, que a lomos de su caballo llegara un día a su lado para, entre sus brazos, hacerle conocer la tan ansiada felicidad.
Durante un tiempo creyó que ese hombre podría ser Harry Braxton. Pero…la realidad se impuso. ¿El insensible Harry Braxton el hombre de sus sueños?

Harry Braxton tampoco tuvo una infancia dichosa, aunque por causas muy diferentes a las de Dizzy. Nieto de un lord inglés, fue repudiado por sus iguales por una deficiencia, una dificultad psíquica que le impidió realizar una vida “normal“, aunque eso sí, le permitió potenciar otras capacidades. Algo que en la fría sociedad londinense de la época victoriana, es tan valorado como…. nada. Diferente es diferente, se mire como se mire.

Huyendo del estigma que su pasado le acarrea, construyó su vida en Egipto.

A primera vista, Harry lejos está de ser el hombre perfecto que pueblan los sueños de cualquier mujer. Es un ladrón de tumbas en busca de riquezas y piezas de gran valor. Su habilidad para las lenguas, domina casi una docena de idiomas y su ojo para las antigüedades, le han reportado un nombre y una fama en Egipto, donde a nadie le importa su deficiencia.
Oculta un secreto, cuyas dimensiones han señalado el curso de su vida, y cuyo alcance le impide abrir su corazón a la vivaz Dizzy.

Desilusionada de Harry, Dizzy cree encontrar en Blake, Lord Ravenscroft y primo de Harry a ese hombre perfecto. El caballero inglés irrumpe en Egipto dispuesto a reunir el dinero necesario para salvar de la ruina la mansión familiar, aunque para ello tenga que recurrir a Harry, al que le une una relación de odios, celos e incomprensión. O aunque para ello tengo que encontrar una esposa…. ¿y quién mejor que la inteligente y excéntrica Desdémona Carlisle?

Sin embargo la aparición del elegante inglés hace que Harry se replantee muchas cosas, entre ellas si será capaz de renunciar a Dizzy en detrimento de su primo.
Dizzy por su parte empieza a encontrar extraño el comportamiento de Harry hacia ella, un hombre que la rechazó tres años atrás, que jamás ha mostrado el más mínimo interés en ella, y que incluso la ha estafado y engañado en varias oportunidades. Después de todo por algo lo llama el príncipe de los chacales.
Sin embargo… ¿por qué no puede Dizzy olvidar a ese patán y sencillamente enamorarse de Blake, un perfecto caballero inglés?

La ambientación de la novela, que transcurre íntegramente en Egipto, es uno de sus mayores alicientes del libro, sin dejar de lado otros atractivos como la trama y sus personajes.
Harry Braxton es un protagonista al que vamos conociendo poco a poco. Al principio se nos retrata como un vividor, un hombre arisco, un ladrón de tumbas. Dizzy lo define muy bien: el príncipe de los chacales.
Sin embargo a medida vamos leyendo descubrimos al verdadero Harry, al que esconde celosamente bajo esa máscara de frialdad e indiferencia. Un hombre inseguro, herido y asustado, que ante el temor de perder a Dizzy debe enfrentarse a sus miedos y desvelar su secreto.

Dizzy es una joven que no ha disfrutado de los pequeños detalles que hacen especial la vida. No ha tenido amigas, regalos, fiestas… Fue una niña solitaria, una rareza para ser exhibida. Al llegar a Egipto descubrió un mundo donde sencillamente puede ser ella misma.
Uno de los rasgos más divertidos de Dizzy es su amor por la novela romántica. Sueña constantemente con los protagonistas de estos libros, se imagina ella misma viviendo tales situaciones, e incluso nos deleita con párrafos imaginarios desternillantes en medio de las situaciones más inverosímiles, en los que aparece “el hombre con el cabello negro como ala de cuervo…” dispuesto a salvarla.
Poco a poco debe ir descubriendo si ese hombre no podría ser el mismo Harry… puliéndolo un poco y dejando de lado unas cuantas e insignificantes diferencias, claro está.

Amarte es mi destino es una novela que te transporta a nuevos ambientes, otros paisajes, diferentes países, una novela sencillamente dulce y tierna. Pese a que hay momentos en que creo se podría haber profundizado más en la relación entre Dizzy y Harry, es un libro fresco, ágil de leer y entretenido. Un soplo de aire fresco. Sus diálogos son chispeantes y las descripciones de los escenarios son preciosas.
Si huís de los protagonistas serios, elegantes, lores, condes y demás…. si os apetece arriesgaros con aventureros, granujas… os recomiendo este libro. Una novela diferente, divertida, con toques de humor y con el legendario Egipto como telón de fondo, con su belleza árida, sus secretos y sus leyendas.

----------------------------

Crítica realizada por Bona Caballero

"Amarte es mi destino" (título original, "As You Desire", es decir, "Como desees", © 1997) es la novela de Connie Brockway más valorada por los lectores. Resulta maravillosamente diferente.

Se ambienta en Egipto, 1890, territorio controlado por el Imperio otomano y en el que bullen expatriados de todas las naciones coloniales, arqueólogos profesionales y aficionados, traficantes de antigüedades y ladrones de arte. Pero no cae en el tópico de jeques, harenes y esclavos, sino que se centra en la vida urbana de El Cairo.

¡Qué refrescante encontrar, por fin, un lugar diferente a la triste y lluviosa isla de Gran Bretaña! Además, ese mundo cálido y abigarrado de zocos y palacios mamelucos no es un mero telón de fondo para la historia de amor entre Desdémona y Harry. Pueden ser ellos mismos gracias a que viven allí, en ese limbo de gente desplazada. Algo que Harry tiene muy claro pero que a Desdémona le lleva todo el libro aprender.

Aunque ella presente una peligrosa tendencia a episodios de "damisela en peligro", resulta muy interesante: una ex "niña prodigio" fantástica en la traducción de lenguas muertas, gracias a lo cual logra unos modestos ingresos y se implica en la vida de la comunidad ayudando dentro de sus posibilidades. Su mayor frustración fue un enamoramiento adolescente de Harry, que cree haber superado después de que él la rechazara hace tres años. A veces se deja llevar por su idealismo, tiñendo sus experiencias de un romanticismo irreal. Sueña con una Inglaterra que difícilmente la aceptaría tal cual es.

En cuanto a Harry, es un poco granuja, ¡por fin un pillo que actúa realmente como tal! Héroe con virtudes y defectos, se le ve cometer algún acto poco ético. Insiste en hacerle ver a Desdémona que él no es, no puede ser, su caballero de brillante armadura, para que se olvide de él, ya que debido a "su secreto" entiende que no puede casarse con ella.

Las cosas se precipitan cuando la Inglaterra victoriana llega a Egipto, encarnada en Lord Blake Ravenscroft. Es idéntico a cientos de lores ingleses que pueblan las novelas románticas, hasta con su alicaída versión de Pemberley. Lo que pasa es que cuando alguien tan convencional pisa las arenas del desierto, acaba resultando un poco bobo.

Desdémona y Harry tienen mucho en común: infancias difíciles, talento para los idiomas (en ella, lenguas muertas escritas, en él habladas), dudas sobre su lugar en la vida. Evolucionan a lo largo de la novela, y el amor les ayuda a superarse a si mismos. La tensión sexual late desde el primer momento, resultando inolvidable una apasionada y poética descripción que Harry hace de Desdémona ("Tú eres mi país..."). Sólo en una ocasión se llega al sexo explícito.

La historia se enriquece con secundarios complejos, con sus rasgos de bondad y sus pequeñas miserias cotidianas. Salvo el malo de la película, claro. Quizá haya cierto paternalismo hacia los "nativos", pero la cínica exposición de Harry sobre las potencias occidentales que saqueban el arte egipcio resulta terriblermente moderna.

En resumen. Una novela que se lee de un tirón y que la inmensa mayoría considera digna de conservar y releer.

Valoración: Un 10.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |