Christina Courtenay - Nieblas monzónicas

Crítica realizada por Marina

Está más claro que el agua que una buena sinopsis es tan importante como un buen booktrailer o como un cuidado trailer de cine. Y si después de leer la sinopsis de este libro alguien no encuentra interesante el argumento de esta novela... ya no sé qué se puede poner. A mí me hizo querer leerla sin pensar un segundo.

Tiene de todo: un protagonista interesante, una heroína oscura con un pasado intrigante, una conspiración en marcha y hasta una joya por la que los hombres matan y mueren. No me cabe duda: la autora sabe el modo de ponernos los dientes largos y enfrascarnos en la lectura de la historia con ganas.

Jamie es todo lo que buscamos en un protagonista de novela: honorable, arrogante, valiente, se ha hecho a sí mismo y enamora. Por si fuera poco le gustan los animales, y aquí la autora hace un guiño a las personas a quienes nos agrada un protagonista que no solo se interese por las cosas materiales.

La novela me ha hecho sonreír en muchas ocasiones, otra cosa importante a tener en cuenta.

Ella, tampoco se queda atrás por mucho pasado oscuro que parezca tener: valerosa, quizá un poco pagada de sí misma pero porque quiere mantener su corazón a salvo, capaz de enfrentarse a muchas dificultades que se le ponen en contra. Con un matrimonio nefasto, un hijastro que no es un alma de Dios, y un peligro inminente que la persigue.
Me ha gustado la fecha y lugar en el que se desarrolla la historia, la India siempre es interesante.

Pero lo que más me ha enganchado es la constante aventura que me he encontrado entre las páginas de este libro. No para, desde el inicio hasta el final.

Personajes buenos, otros deleznables y un montón de intriga hacen de esta novela una lectura agradable que no quieres dejar de lado hasta acabarla.

Yo la he disfrutado mucho.

 

Crítica realizada por Marta_ 11

A esta autora la conocí gracias a Libros de Seda, después de haber leído dos libros de ella sé que no defrauda. Su estilo es fluido y elegante, traspasa la barrera de lugar y tiempo. He conocido la India a través de su escritura, conociendo un poco de todo, desde el plano económico, social hasta político, de esos tiempos.

Admito que me hubiese gustado más profundidad en la relación de los protagonistas, Christina Courtenay acostumbra a crear subtramas fuertes para aligerar, en cierto modo, la relación amorosa y en este caso creo que lo que era una trama secundaria se convirtió en principal, dejando a un lado los sentimientos de los personajes. Esto en otras de sus novelas lo agradecí pero en esta creo que se fue demasiado por los cerros de Úbeda, lo noté sobre todo al final, cuando terminé el libro y pensé ¿pero estos dos acaban así y ya?

No obstante, la historia del talismán, quién lo roba y por qué, las traiciones y mentiras al rajá, cómo empieza a sospechar de todo el mundo, hasta de su propio hermano es sorprendente. Está todo muy bien hilado, el lector desde el principio sabrá quién fue, en más de una ocasión me apeteció meterme en el libro y zarandear al rajá ¡Estaba tan claro! ¿Y cómo acaba Jamie metido en este berenjenal? Ya lo veréis.

Respecto a los protagonistas... Jamie es un hombre atormentado, tras un matrimonio funesto con una arpía, en donde fue engañado y manipulado, no quiere saber nada del matrimonio. Sobra decir que no tiene buena opinión del colectivo femenino. Zar coincide en algo con él: tampoco quiere oír hablar de la palabra maldita -matrimonio-, siendo viuda consiguió la libertad e independencia que siempre quiso. Y no volverá a caer en las redes de ningún hombre.

Como planteamiento estaba bien, sus primeros encuentros son la mar de graciosos, sobre todo por el fuerte carácter de ella. Los diálogos de tira y afloja son ingeniosos y dan mucho ritmo a la novela, pero en cada capítulo va decayendo la intensidad de la relación, quedando plana y relegada a un segundo plano.

En definitiva, una novela muy bien escrita y documentada, la recomiendo a todo el mundo que disfrute con un estilo envidiable y con el misterio. Si esperáis una gran historia de amor, os recomendaría otra de las novelas que tiene esta autora, creo que esta le falta la profundidad que sí tiene Vientos Alisios.

 

Crítica realizada por Luciago

Como en los anteriores libros, la ambientación, esta vez de la India, esta cuidadosamente descrita, tanto los paisajes, como el modo de vida y las costumbres. Las aventuras, por tierra y por mar, esta vez, también intervienen los piratas. La intriga está muy bien llevada, por lo que, la lectura, es rápida y adictiva y te procura momentos placenteros.

Los personajes entrañables y también aquí, interviene una niña y su perro, lo que produce momentos tiernos y dulces, ya que el protagonista, la toma bajo su tutela. Es algo que me ha gustado en la trilogía, siempre aparecen niños y animales, lo que, para mí, siempre implica, ternura.

Los protagonistas, que voy a decir, Jamie es un amor, ya decía su hermano que era el más encantador de los dos, y a mí me parece que si Brice era atractivo y maravilloso, Jamie es un dechado de perfección a todos los niveles. Zarmina, me ha gustado, pero llena mucho más el relato el protagonista.

El final maravilloso, con toda la familia junta y, por fin, todos en Suecia con una gran nevada y en la casa familiar. Una estupenda trilogía que me ha deparado momentos alegres, tiernos y a veces alguna lagrimilla. Muy bonita.

 

Crítica realizada por Cynthia HJ

“Nieblas Monzónicas” es la última entrega de la trilogía “Vientos Alisios” y tiene como protagonista a Jamie, el hermano pequeño de Brice (que fue el protagonista en la segunda entrega, “Tormentas en las Tierras Altas”).

Nuestro protagonista, Jamie, ya se nos presentó en la segunda novela de la trilogía, donde se nos explicaba el motivo por el que Brice y él se habían enemistado: el amor de una mujer. Brice estaba prometido con Elisabeth, una belleza bastante calculadora que, como resultado de sus amoríos secretos con un amante, decide urdir un plan para esconder su embarazo haciendo que, en ausencia de Brice, Jamie se tenga que casar con ella. Dicho matrimonio no es nada agradable para ninguno de los dos, especialmente para Jamie, que sabe que ha sido todo una trampa, pero, apenas dura 6 meses ya que Elisabeth muere al dar a luz al bebé.

Justo en este punto es donde empieza esta tercera novela: Jamie lleva a “su hija” recién nacida a casa de sus padres porque no se ve capaz de cuidarla con todo el dolor que lleva dentro. La madre de Jamie, Jessamin, queda al cargo de la educación de la niña, Margot, mientras Jamie se embarca en un viaje a la India. Pasan 4 años y Jamie se ha hecho un buen hueco como comerciante de joyas. Tiene contactos y amigos y, sin quererlo, se ve envuelto en el robo de la joya del rajá.

A partir de este momento, la novela se transforma, a mi parecer, en una mezcla entre landscape y acción donde hay tantos personajes que, en ocasiones, terminas un poco agobiada. La historia se va diluyendo en todas las aventuras y desventuras que Jamie va viviendo hasta conseguir entregar la joya a su legítimo dueño. Por el camino conocerá a la protagonista de esta historia: Zarmina. Es una mujer joven y viuda que ha sufrido un matrimonio fatal con un inglés mucho mayor que ella y del que no guarda buenos recuerdos. No obstante, el marido la enseñó a manejar la empresa comercial y, al morir, le dejó la mitad del negocio. La otra mitad fue a parar a Williams, el único hijo del caballero y un inepto para los negocios. Huelga decir que la relación entre Zarmina y Williams es de todo menos buena.

No puedo contar mucho más sin soltar spoilers, así que resumiré diciendo que hay bastante acción y pasa de todo: secuestros, asesinatos, naufragios, piratas… En mi opinión, la autora usa demasiadas cosas juntas y queda un poco cansino. En cuanto a los protagonistas, no he logrado congeniar con ninguno. Pensé que Jamie se redimiría en este libro, pero no he podido perdonarle que abandonara a Margot y, luego, se hiciera cargo de otra niña en la India. Tampoco he conectado con Zarmina. Su historia y su pasado no me terminaron de cuajar y es un personaje que apenas se desarrolla. De hecho, no hay mucho desarrollo de personajes porque, el groso del libro, se centra en la acción y no tanto en la relación de los protagonistas. Las escenas románticas son escasas y, las eróticas, para mí están totalmente fuera de lugar (si yo estuviera secuestrada y con posibilidades de morir, lo último que me apetecería es que un hombre me sedujera, honestamente…).

La narrativa es buena, eso sí. Christina Courtenay escribe muy bien. En este libro se pierde demasiado en detalles y, algunos de ellos, no son históricamente correctos (no sé si por error de traducción o por error de la autora, al dios Shiva le cambian hasta el sexo…). La edición deja bastante que desear: hay muchos errores de traducción, de ortografía y tipográficos. Esto es algo que me molesta mucho, la verdad. El libro en sí, físicamente, es agradable de leer: de estos con páginas gruesas y un tamaño de letra bueno.

En conclusión, esta novela me ha parecido la más floja de las 3 con diferencia. La autora se centra demasiado en la acción y, los personajes principales, más parecen peones necesarios para el desarrollo de la historia. La trilogía se queda bien atada al final, lo cual agradezco, pero no es una novela estupenda para cerrar esta colección, en mi opinión. Francamente, me esperaba otra cosa después de las otras dos entregas.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |