Cherry Chic - Ella, yo y la gran idea de ser valientes

Redactoras: Críticas de Patricia Bonet, Críticas de Rocío DC

Valoración:

Crítica realizada por Rocío DC

Una de mis autoras pendientes desde hace mucho tiempo era Cherry Chic. Siempre he leído muy buenas críticas de sus libros y me llevan tentando mucho tiempo pero como siempre, las interminables listas de libros pendientes que quiero leer y el poco tiempo libre para poder hacerlo, han impedido que no la pudiera descubrir hasta ahora. Y debo decir que aunque "tarde", ha sido todo un deleite para los sentidos leer a esta autora con novela tan compleja, intensa y maravillosa.

Ella, yo y la gran idea de ser valientes nos cuenta la historia de Victoria, una joven risueña y vivaz que ha hecho de las redes sociales un modo de vida.

Pero esa vida se vuelve en contra de ella y cuando Victoria se siente totalmente perdida en esa vida de lujos y postureo, decide volver a su lugar de origen para reencontrarse con ella misma, algo que no será ni fácil ni sencillo. Sobre todo cuando se reecuentra con todos las personas que forman parte de su pasado...

Adam es un fotógrafo reconocido mundialmente, aunque a pesar de su fama no renuncia a pasar los veranos en el camping en el sur de España como lo ha hecho toda la vida.

Ese pequeño refugio es  lo que le recarga de energía y reencontrarse allí con Victoria es un punto a favor para pasar un gran verano. Claro que no cuenta con que aquel reencuentro se les vaya de las manos...

Victoria y Adam se conocen desde niños. Llevan toda la vida compartiendo sus veranos y sus pullas.

La historia nos va contando retazos de ese pasado en común, en el que desde pronto no han pasado el uno sin el otro. La relación entre ellos siempre ha estado en un constante tira y afloja y aun siendo adultos siguen en la misma línea.

La historia que comparten Victoria y Adam me ha sorprendido muy gratamente, pues es una historia profunda que contiene todos los ingredientes que me gustan: humor, toques de drama, pasión, chispas de aventuras y una carga emocional bestial.

Confieso que empecé la novela con unas expectativas muy altas (a la vez con un poco de miedo por no encontrar lo que esperaba) y por tan buenos comentarios que leía de la novela y la verdad es que las ha superado.

La forma de escribir de la autora es un punto totalmente admirable que me ha enamorado. Escribe de una manera exquisita, directa, sencilla a la vez que trabajada. Y tiene la capacidad de enganchar súper rápido a la historia y atrapar con sus palabras hasta el final.

He devorado esta historia en menos tiempo de lo esperado y me ha sabido a poco, y no porque le falten páginas ni mucho menos, sino por lo metida que estaba en tan fascinante historia.

En cuanto a los personajes debo destacar que Adam me ha robado el corazón sin piedad. Este hombre es de los que no se olvidan. Creo que directamente no lo supero.

A Victoria reconozco que me ha costado un poco más pillarle el punto. Sus altibajos y su manera de actuar han congeniado menos conmigo pero aun así, es un personaje que es imposible no cogerle cariño.

Como secundarios tenemos a toda una familia que quienes ya lo conozcan imagino que habrán gozado (o gozaran cuando lo lean) lo más grande. En mi caso solo ha servido para tentarme muchísimo en conocer más sobre ellos.

De la novela en sí no puedo contar mucho más. Solo que me ha dejado con unas ganas infinitas de leer el segundo libro que nos cuenta la historia de Óscar, el primo de Victoria. Y por supuesto de descubrir la serie Sin mar, novelas que preceden a esta maravilla y que me la han recomendado por activa y por pasiva.

Así que tengo tarea por delante durante un tiempo que haré muy gustosa pues, si me ha gustado tanto esta preciosidad, no dudo en que la pluma de Cherry Chic volverá a embaucarme.

No me queda más que recomendar esta novela encarecidamente. Es excelente.

 

Crítica realizada por Patricia Bonet

Por culpa del Covid-19 tuvieron que retrasar la salida de esta historia pero, por fin, el 4 de Junio pudimos hacernos con los dos libros que componen la serie Valientes.

En esta primera entrega nos encontramos con dos personajes muy queridos por todos y a los que hemos ido viendo crecer a lo largo de varios libros, por una parte la tenemos a ella, esa chica del pelo de colores, sin filtros en la lengua a la que le encanta sonreír y disfrutar de la vida hasta exprimir la última gota, Victoria Corleone. Y, por otra parte, lo tenemos a él, al chico con pinta de rebelde pero con un corazón de oro. Adam Lendbeck, al que le encanta inmortalizar la vida a través de su objetivo y el que suspira por esa chica desde antes de él ni siquiera saberlo.

El escenario, el mejor. Ese camping con el que tanto nos hemos reído y que tantas aventuras han vivido estas dos familias. Porque si en el libro nos encontramos con Victoria y con Adam, también nos reencontramos con todos ellos. Los León - Corleone y los Lendbeck - Acosta.

Victoria es la mayor, junto con su hermana gemela Emily, de Julieta y Diego. Es una chica que ama la vida y que siempre tiene una sonrisa en la cara. Es influences y se pasa la vida viajando. Pero algo la ha llevado a volver a su casa, a ellos, a ese camping que tantas alegrías le han dado desde que es pequeña. Y es que está huyendo, aunque no lo diga en voz alta, y sabe que solo la familia podrá salvarla. O eso es lo que ella cree, porque no hay que olvidar que el camping es de la familia Acosta, y Victoria no es la única que ha decidido volver a casa. Adam también lo ha hecho y, aunque él todavía no lo sabe, con una misión; perseguir a Victoria.

Lo mejor del libro, además de reencontrarte con todos los personajes y de Adam, es que es amena y adictiva. Te vas a reír, porque eso es inevitable, pero también se te encogerá el corazón en alguna ocasión. Es un libro muy divertido, perfecto para disfrutarlo mientras te tumbas en la arena y disfrutas del sol. 

PATRICIA BONET

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |