Beth Harbison - Adictas a los zapatos

Crítica realizada por Carmela

No creo que haga falta, con este título, decir de qué tipo es esta novela.

La historia nos cuenta las dificultades de varias mujeres para obtener zapatos. Original es, no hay que decir lo contrario.

Me dejaron la novela, porque de otro modo no me hubiera atrevido a comprarla. Y no es porque esté mal escrita, es que la verdad el argumento me parece que no tenía ni pies ni cabeza. Pero claro, eso para mí, que paso de las zapaterías como de las joyerías porque me compre lo que me compre, siempre me acaban molestando.

Voy a ir contando algo de cada personaje:

Lorna que está en un momento delicado por falta de dinero. No gana demasiado y su problema gordo, pero gordo de verdad, son los zapatos. Zapato que ve, zapato que quiere.

Bueno, pues Lorna es camarera y todo lo que consigue ahorrar, incluso con las propinas, se lo gasta en zapatos. No ahorra ni para pagar los recibos más acuciantes. Y como no le da para mucho más, acaban por cortarle el fluído eléctrico. Así que se le ocurre insertar un anuncio. ¿Qué tipo de anuncio? Cambiar zapatos de su talla con otros mujeres.

Bueno, otros cambian el cochecito del niño por un equipo para esquiar, para gustos los colores como suele decirse.

Segundo personaje: Sandra, que se dedica a tener conversaciones sexuales con clientes y con lo que gana un buen dinerillo. Sin embargo, ella es una de esas personas que no pueden salir a la calle, tiene fobia a los espacios abiertos. Haciendo caso a la mujer que trata su caso, consigue salir, ve el extraño anuncio y queda con las otras.

Ahora viene la tercera: Helen. Ella no lleva bien el matrimonio, no se siente realizada con su marido, que es político. Y tampoco goza de demasiado dinero porque su esposo no le pasa más que un poco al mes para sus gastos. ¿Por qué si tiene buena posición? Pues porque ella hace todo lo posible para no quedarse embarazada y claro, el hombre agarra una del quince.

Ok. Vamos a por la cuarta. Jocelyn. Niñera a la que le encantan los pequeños pero que está hasta la coronilla de soportar a su jefa. Y otra que ve el anuncio y queda, a ver qué es lo que pasa.

No voy a engañar a nadie. La novela es sencilla, con un argumento que parece de chiste pero que, a la vez, nos muestra cuatro personalidad bien distintas y con la misma obsesión. Toca el tema de la empleada que no tiene ni para sus gastos más necesarios, el de la señorona de un político que se ve obligada a tratar con otras por falta de asignación, el de una muchacha que se dedica a una línea erótica y además tiene un problema para salir a la calle, y el de una niñera que está harta de aguantar.

Un chick lit entretenido que hace hincapié en la amistad que puede surgir entre varias mujeres por su adición a un tema determinado.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |