Ángela Becerra - Lo que le falta al tiempo

Crítica realizada por Carmela

Mazarine es una joven estudiante de pintura que vive sola en el Barrio Latino de París. En su casa encierra un valioso secreto que ha sido conservado a través de generaciones y puede cambiar el rumbo del arte. Su mundo se verá conmocionado por la aparición en su vida de Cádiz, un maduro genio de la pintura, creador de un movimiento revolucionario que despierta en ella una pasión sin límites.

Hace tiempo cayó en mis manos El penúltimo sueño, obra de esta autora que había conseguido el Premio Azorín 2005. Me impactó porque es una historia preciosa, pero preciosa de verdad, llena de sentimiento y de un amor que vence dificultades y fronteras. Después me leí otra y ya bajó de nivel, tal vez porque esperaba encontrar algo tan maravilloso como la primera. Lamento decir que con ésta, Lo que le falta al tiempo, me ha pasado otro tanto.

La protagonista parece ser una muchacha llena de pasión, muy sensible, que se enamora perdidamente de su maestro, un pintor. Ella es una chica llena de romanticismo que idealiza a un hombre mayor que ella. Pero no me ha resultado ni tan ingenua como aparenta ser, ni tan romántica. Más bien un poco locuela puesto que tiene la manía de ir descalza aunque estén cayendo chuzos de punta.

Tampoco me ha llenado ese amor por el pintor, un hombre que se hace a veces insoportable, que la quiere pero que no la quiere, en un tira y afloja al que no he visto el sentido. Supongo que el modo de actuar de Cádiz, el artista, es por eso, porque es artista y un poco rarito.

La intriga de la historia está en algo que la protagonista esconde. Un secreto. Bueno, se ponía un tanto interesante, al menos había un secreto. Ahora bien, si eso hace que la chica actúe de forma extraña, ya lo estropea. Eso sí, hay un personaje que hace el papel de malvado, que persigue a la muchacha, y un grupo de artistas que tampoco he sabido muy bien de qué van.

El romance entre los personajes principales es extraño. O a mí me lo ha parecido. Y si es que romance se puede llamar a que ella está colada por el pintor y el pintor no sabe si va o viene, no sabe si aceptar ese amor o no hacerla ni caso.

Existe algunos secundarios a tener encuenta: la esposa de Cádiz, que se siente fatal al darse cuenta de que su marido se ha enamorado de otra. Debe ser la única, porque yo seguía preguntándome qué pasaba por la cabeza del pintor. Y Pascal, un siquiatra encandilado por la protagonista.

Ángela Becerra me gusta escribiendo, sabe narrar, tiene un estilo depurado. Pero eso no me ha sido suficiente para engancharme a la trama aunque se desarrolle en lugares divinos como París.

Bajo mi perspectiva, que puede estar equivocada, creo que la autora ha intentando escribir una historia de sentimientos encontrados, de amores no correspondidos, mezclándola con algo de intriga, persecuciones y secretos, que no le ha dado el resultado deseado.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |