Amy Plum - Mi vida por la tuya

Valoración:

Crítica realizada por Marta_11

Cuando los padres de Kate Mercier mueren en un trágico accidente de automóvil, ella deja atrás su vida —y sus recuerdos— para irse a vivir con sus abuelos en París. Para Kate, la única manera de sobrevivir al dolor que encuentra es sumergirse en el mundo de los libros y del arte parisino. Y así es hasta que conoce a Vincent Delacroix. Misterioso, encantador y devastadoramente guapo, Vincent amenaza con derretir el hielo con el que ella protege su corazón con solo una sonrisa. A medida que se va enamorando de él, la joven descubre que es un revenant, un no muerto marcado por un destino: debe sacrificarse a sí mismo una y otra vez para salvar las vidas de los demás. Vincent y otros como él se encuentran metidos desde hace siglos en una guerra contra un grupo de revenants malvados, los numa, que solo se mantienen en este mundo para asesinar y traicionar. Si sigue a su corazón, Kate sabe que quizá nunca más pueda mantenerse a salvo.

Crítica:

Me he leído este libro en menos de un día, así que ya os dejo claro desde la primera línea que me ha gustado mucho, estoy desesperada por leer la continuación.

La historia de los revenants es muy original, la autora ha creado unos seres paranormales totalmente novedosos, alejándose de los típicos seres mitológicos, creando su huella de identidad. La vida de los revenants es bastante cruel, se ven obligados o más bien, sienten un impulso casi irrefrenable de salvar a las personas que están en apuros, y muchas veces sacrifican sus propias vidas para intentar que no muera nadie.

Es cierto que aunque mueran, renacen, siendo los mismos, recordando todo y con la misma edad, y sin ningún rasguño, pero sí sienten el dolor, la agonía de ser quemado vivo, de sentir cómo arden los pulmones por la falta de oxígeno o el insoportable dolor de una espada atravesando tu estómago. No se recuperan al instante, deben permanecer unos días encamados, obteniendo fuerzas.

Son seres inmortales pero no invencibles, pueden ser asesinados sin que haya cabida a un futuro renacimiento. Pero ¿quién querría matarlos? pues sus peores enemigos que dejaré que descubráis solos.

Vincent es un joven encantador y revenant, se siente profundamente atraído cuando coincide con Kate en una cafetería y propiciará unos cuantos encuentros "causales" para conocer un poco más a esa extraña humana.

Vincent no es el típico protagonista taciturno atormentado por el pasado que niega una y otra vez de las relaciones con los humanos, tampoco es borde ni se intenta alejar de la protagonista. Él tiene las cosas muy claras y así se las hace saber a Kate, pone las cartas sobre la mesa desde el momento en que la muchacha sabe lo que es, le explica las dificultades de la relación y lo que tendrán que soportar juntos.

Esperará todo el tiempo que le haga falta a la chica para que lo asuma y acepte, y estará dispuesto a alejarse si es lo que ella quiere.

"- Seré sincero, Kate. No voy a mentirte.
- Ni a ocultarme cosas que debería saber.
- Te doy mi palabra."

Tengo que hacer mención de los modales de Vincent, el señorito tiene unos cuantos años aunque posea un rostro de un jovenzuelo de diecinueve años (y por lo visto, un rostro muy apuesto), se nota mucho que es de otra época y también que es más maduro, se refleja sobre todo en los exquisitos modales, pequeños detalles que hacen suspirar a toda mujer.

Intentará conquistarla poco a poco y con detalles preciosos y románticos, en cierto modo la ciudad donde toma protagonismo la historia también le ayuda mucho. Oh la la l'amour!

Kate es una joven tímida y tranquila, tuvo que irse a vivir con sus abuelos tras el trágico accidente donde perdieron la vida sus padres, la tristeza enmarca su rostro, el sufrimiento ha ido creando una capa de hielo a su alrededor para hacerla inmune al dolor, se niega a socializar y las pocas veces que sale es para irse a leer en una cafetería. Su refugio son los libros, hasta que se topa con Vincent y su mundo da un giro de 180º

Su hermana, Georgia, también sufre por la pérdida pero ella prefiere salir de fiesta con los amigos para olvidar e intentar seguir con su vida, como hubiesen querido sus padres.

Durante la novela conoceremos a más revenants además de Vincent, todos muy diferentes pero a cuál más atractivo, he de decir que tengo predilección por dos en concreto: Ambrose y Charles ¡ojalá tuviesen libro también!

El único punto negativo que puedo sacar a colación es que el enamoramiento es un tanto repentino, me hubiese gustado que se conocieran más, que tuvieran más citas y hablaran más entre ellos.

Por lo demás, una lectura que recomiendo porque engancha, es original y muy dulce.

Muy buena.

 


Crítica realizada por *Sheyla*

 

¿Arriesgarías tu vida por amor? Cuando los padres de Kate Mercier mueren en un trágico accidente de automóvil, ella deja atrás su vida para irse a vivir con sus abuelos en Paris- la única manera que encuentra Kate para sobrevivir al dolor es sumergirse en el mundo de los libros y del arte parisino, así es hasta que conoce a Vincent Delacroix.

Misterioso, encantador y devastadoramente guapo, Vincent amenaza con derretir el huelo que protege su corazón mediante una sonrisa. A medida que se va enamorando de él , la joven descubre que en un revenant, un no muerto marcado por un destino: debe sacrificarse a sí mismo una y otra vez para salvar las vidas de los demás.

Vincent y otros como él se encuentran metido desde hace siglos en una guerra contra un grupo de revenants malvados, los numa, que solo se mantienen en este mundo para asesinar y traicionar. Si sigue a su corazón, Kate sabe que quizá nunca más pueda mantenerse a salvo.

Con tal argumento es una tentación no querer leer esta historia, y no hablemos ya por la preciosa portada del libro. Lo que empieza siendo una historia normal se convierte en una historia paranormal plagada de un amor casi imposible que tanto está de moda.

Desde el fenómeno “Crepúsculo” esta clase de historias esta más de moda y es inevitable que cuando una servidora de la novela juvenil romántica lee una historia romántica paranormal no la compare con la madre de este género. Muchas novelas no son más que copias decepcionantes de esta, otras son joyitas que haciéndote creer que es una copia de la misma, acaba resultando ser completamente diferente y única ; también esta esa novela que tiene demasiadas semejanzas con su predecesora y que aunque intente hacerse un hueco en este género tan demandado, no acaba consiguiéndolo y se queda simplemente en una novela o una serie entretenida que con el tiempo no te dignas a volver a releer; y luego están esas novelas que tienen la esencia de Crepúsculo, el esqueleto de la historia pero que le aporta un toque diferente, poco a poco la autora o autor va convirtiendo la historia en suya propia, crea personajes diferentes - aunque algunos se parezcan bastante a la gran madre- no acaban de ser copias, el escenario es completamente opuesto a un pueblecito lluvioso y triste, sus personajes principales tienen un alma nueva y diferente y la historia paranormal acaba siendo completamente diferente de lo que conocemos hasta el momento.

Este libro es el último tipo, por suerte para muchos lectores entre los que me incluyo yo, aunque por desgracia, no es la gran joya que ansiosamente busca un lector.

La autora ha acertado prácticamente en todo, y digo prácticamente en todo, más adelante señalare el fallo. Ha acertado en el escenario, una ciudad de sobra conocida, grande, con una gran riqueza artística y con mucha historia a sus espaldas, una ciudad que mucha gente ha podido ver con sus propios ojos, un personaje que hay que tener en cuenta en esta historia: París. Un escenario imprescindible en esta historia y que le da otro toque positivo más a la historia. Ha acertado en la trágica historia de Kate, la narradora, le ha proporcionado un pasado triste sin excederse demasiado en su martirio, pero siempre recordando cuando era oportuno ese trágico acontecimiento que ha hecho de ella lo que en el presente, un dato importante para que pueda seguir adelante con la locura de mundo en lo que se ve involucrada; porque Kate no es la típica chica impopular, normalucha, antisocial y a la que no le interesa la ropa o la imagen. Kate es culta, es normal y aunque no se cree una diosa griega tampoco se ve tan mal a sí misma como lo hacen otros personajes femeninos. Tampoco es tímida y vergonzosa, tiene una personalidad diferente; es una chica ingeniosa, luchadora, curiosa y algo celosa y tiene unas contestaciones tan picaras y desvergonzadas como Vincent y otros personajes, una cualidad también muy de moda siempre en el personaje masculino en este tipo de novelas, pero nunca en el de las chicas. Da gusto ver rasgos diferentes en el personaje principal.

Vincent es un personaje con el que se puede comparar con muchos otros personajes, fuerte, trágico, romántico, cariñoso y luchador; en el fondo es muy parecido a otros personajes y espero en las siguientes novelas la autora le desarrolle más y lo haga diferente a otros personajes, que le dé el toque para que sea diferente y no se repita como lo ha hecho con Kate.

Por otra parte tenemos a las familias de ambos protagonistas, la de Kate con una hermana para mi gusto muy desaprovechada y muy poco desarrollada – porque aunque sea una persona algo superficial, siempre pensando en ser popular y muy fiestera y despreocupada- la autora podía haber profundizado más en la relación de ambas hermanas. Los abuelos de Kate están desarrollados en su justa medida y apropiados en cada escena en la que salen.

Luego está la parte de Vincent. En esta parte yo también hubiera profundizado más en cada personaje. La autora abre unas puertas muy buenas a las personalidades y las historias de cada personaje (Gaspard, Jean-Baptiste, Charles y Charlotte, Ambrose y Jules) tanto familiares como románticas, sobre todo a la historia de cada personaje. Aunque con la extensión de la novela no se puede pedir mucho más al desarrollo de todos los personajes. Espero que en las siguientes novelas estos puntos estén desarrollados porque la autora tiene muy buenos hilos con los que hilar la historia.

El punto que menos me ha gustado de la novela es el personaje malo malísimo malo. Prácticamente ni se menciona y cuando lo hace no te pincela con detalles ni su físico ni su personalidad, simplemente señala una pequeña parte de su pasado y lo etiqueta de “malo” para justificar sus acciones, sin profundizar más en él, donde también tenía mucha historia con la que jugar. Da la sensación de que ha puesto el personaje a ultima hora y apresuradamente, como si se hubiera visto obligada a ponerlo sin quererlo en la historia.

En esta novela el lector o lectora se va a encontrar bastantes puntos ya conocidos pero también va a sorprender al lector, y gratamente. No hace de esta historia una serie de novelas únicas en su especie, pero la autora, con su habilidad para transportarte a París y su mundo paranormal, consigue que te enganches a la historia y que se te derrita el corazón con su historia trágica y romántica.

En resumen: una historia diferente que entretiene y engancha, dejándote con ganas de leer el resto de la serie y profundizar más en este mundo de ángeles malditos destinados a salvar vidas a cambio de dar la suya propia una y otra vez. Y con una protagonista que sabe amar y apreciar todo lo que tiene.

Mi valoración es de 8 sobre 10.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |