Amy Harmon - Máscaras

Crítica realizada por Melisma

Es una novela buena que voy a recomendar por varias cosas. Primero, porque narra una historia que hace sentir angustia y, al mismo tiempo, esperanza. Segundo, porque creo que está bien escrita. Tercero, porque los personajes son estupendos. Lástima que no esté traducida y solo se pueda comprar en inglés. Desde aquí conmino a alguna editorial a que la saque en español para que muchas lectoras puedan disfrutarla. A ver quién recoge el testigo...

Desde el principio, sabes que va a gustarte, que has acertado con la compra y que es uno de esos libros que merece la pena. La historia se sale de lo habitual, nos pone ante los ojos el horror, la angustia, las cicatrices que deja en el cuerpo y en el alma una circunstancia como la que padece el protagonista.

Para ubicar a nuestro héroes de ficción, se ha elegido un pueblo de Estados Unidos donde la vida, a pesar de la calma que hay en sus calles, ya no es lo mismo después de que el país ha sufrido un ataque terrorista. Todo cambia, hay jóvenes que creen que su obligación es defender al país, que deben hacer algo por salvaguardar la vida y la prosperidad de sus habitantes. Confundidos o no en sus pensamientos y creencias, algunos de ellos se alistan. Ambros lo hace y con él otros amigos, posiblemente igual de soñadores, igual de esperanzados en que pueden cambiar el mundo.

Una guerra es algo tremendo. No es ese sueño que se planteaban los caballeros del Sur cuando estalló la guerra con el Norte. No es la gloria, por mucho que mueras como un héroe o vuelvas lleno de medallas. Es la muerte. Es matar a otros hombres, con iguales ideales que los tuyos, con las mismas ilusiones que las tuyas. Y Ambrose se da cuenta tarde, cuando ve morir uno a uno a los amigos a los que ha arrastrado a esa locura. Solo vuelve él, vivo pero convertido en un fantasma de lo que fue, en un ser amargado al que la vida ya no importa demasiado.

Los amigos de Ambrose me han gustado. Todos sin excepción. Beans, Paulie, Grant o Jesse son chicos buenos, con sus defectos y sus virtudes, amigos de sus amigos y con una vida por delante que se ve truncada. Sin embargo, hay un personaje que es especial, un chico enfermo al que la vida no le ha reglado, como a los otros, una fortaleza física. Él no ha podido alistarse, no puede caminar, sabe que no le queda mucho en este mundo y, sin embargo, tiene más fuerza moral que todos los demás juntos, mira a la vida de frente y sin miedos. Con franqueza, me ha parecido un personaje extraordinario que enseña a tener esperanza, a beber cada sorbo de la vida sin desperdiciar una gota.

Hablando un poco de la heroína, Fern, diré que es una chica romántica a la que le encanta la lectura, que tal vez ha idealizado a su príncipe azul y que escapa de los problemas sumergiéndose en las páginas de sus novelas. No es ñoña ni mucho menos, es una chica fuerte y lo demuestra siendo capaz de calar en el alma de Ambrose y hacerle volver a la vida.

Si tenéis la oportunidad de leerlo, me daréis la razón: es una novela preciosa.

 

Crítica realizada por Maribel Moreno

No tenía conocimiento de este libro hasta que empecé a verlo reseñado en algunos de los blogs que sigo, todos ellos hablaban maravillas de Máscaras, así que tenía que leerlo, y desde luego ha valido la pena, por es un libro de los que dejan huella y estoy segura que estará entre mis mejores lecturas de este año, ya que es una historia preciosa.

La novela narra la historia de dos jóvenes completamente diferentes, Fern es el patito feo, una chica dulce y cariñosa, que nunca ha sido demasiado agraciada y la que siempre pasa desapercibida, pero desde los once años ha estado enamorada de Ambrose, el chico estrella del instituto, campeón de lucha libre, guapo, y con muchos sueños que cumplir.

Ambrose no es el típico chico malote ni creído, es noble y tiene grandes valores, por eso tras el 11S, cree que puede ayudar al país y convence a sus cuatro amigos para alistarse al ejército, los cinco son enviados a Irak, pero Ambrose es el único que regresa, aunque con la cara desfigurada y el alma destrozada.

Ambrose tiene que reconstruir su vida y lo hará con el amor de Fern y el apoyo de Bailey, el primo y mejor amigo de Fern.

La historia es preciosa y está narrada de forma impecable, la autora va alternando la actualidad con flashbacks de ellos tres, y nos transmite un mensaje constantemente, y es que la belleza está en el interior, solo hay que saber verla.

En cuanto a los personajes, son maravillosos, Fern es una chica con un corazón enorme, soñadora, romántica, incluso escribe novelas de este género con la esperanza de ver algún día como las publican, siempre ha estado enamorada de Ambrose, pero sabe que por su físico nunca atraerá su atención, pasa los días en compañía de su mejor amigo y primo Bailey, al que cuida por que padece una distrofia muscular.
Ambrose es un joven que impone por su físico, aunque también por su inteligencia, es el más popular, campeón de lucha libre y vive bajo la presión de no decepcionar a nadie, quizás es lo que le hace querer alistarse al ejército.

La historia de amor entre Fern y Ambrose es muy bonita, van pasando cosas que los acerca un poco, pero es cuando el joven vuelve cuando se desarrolla, y es pausada, no hay prisa, pero si, unos detalles preciosos.

Pero hay que destacar también a Bailey, el tercer protagonista de la historia, un personaje conmovedor, de esos que se instalan en tu corazón, porque a Bailey le ha tocado vivir una vida muy dura, por su enfermedad sabe que cada día que vive es un regalo, está postrado en una silla de ruedas sin poder valerse por sí mismo, sin embargo, su actitud siempre es positiva, ve lo bueno de las cosas y de las personas, su amistad con Fern es fuerte y pura, ella ha cuidado de él siempre, pero él lo ha hecho con ella también, y es Bailey el que sacará a Ambrose del pozo en que se ha metido, con sus palabras, con sus hechos, es sencillamente increíble.

Es un libro que contiene una buena dosis de drama, sin embargo la autora a través de sus personajes consigue que las cosas se vean con optimismo, además hay diálogos divertidos que hacen que la lectura sea muy emotiva pero no triste.

En definitiva, Máscaras es una historia maravillosa, narrada con mucho sentimiento y delicadeza, la autora sabe como llegar al corazón del lector, invita a la reflexión y transmite un mensaje a lo largo de todo el libro, que la belleza está en el interior. Además ha creado unos personajes que están muy bien definidos y que son entrañables, así como una bonita historia de amor, pero también una historia de amistad, de lealtad, de dolor y sobre todo de superación.
Una historia de 10 que creo que hay que leer sí o sí, por todo lo bueno que transmite.

 

 

Comentarios (1)

  • ana

    30 Diciembre 2015 a las 21:13 |
    Yo también la he leído . Preciosa .
    Es una lectura mas para adolescentes o gente muy joven , que yo recomiendo porque habla de tolerancia y compasión , algo que no abunda mucho hoy día entre los jóvenes ( no todos , claro).
    Le doy un 10/10

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |