Amy Harmon - La ley del corazón

Crítica realizada por Rocío DC

He terminado de leer la novela con el corazón encogido, lágrimas en los ojos, una sonrisa en la boca y una sensación de paz que me ha sorprendido a mí misma.

No es la primera novela que leo de la autora pero creo que me atrevo a decir que es la que más me ha llegado.

La ley del corazón nos cuenta una historia compleja, emotiva y tremendamente conmovedora. La novela está dividida en dos partes; en el antes y el después. Contada por ambos protagonistas en primera persona intercalando ambos puntos de vista según el momento. Algo que agradezco pues ayuda a entender todo lo que sienten mucho mejor.

Desde la introducción la autora da una pista de lo que vamos a encontrar en la novela, prepara al lector con un prólogo en el que como poco, intriga. Y nos deja entrever algo de lo que nos espera; una historia más dura de lo que a priori parece.

En la primera parte de la novela, la autora nos narra cómo se conocen Moses y Georgia.

Él es un chico demasiado complicado. Su madre lo abandonó siendo un bebé. Siempre ha sido un niño extraño que se ha ido criando de casa en casa, hasta que cuando casi cuando llega a la mayoría de edad se muda con su bisabuela. Ella es la única que lo quiere. Moses sabe que está maldito y que la gente lo teme. Vive en su propio y solitario mundo, por eso no comprende como esa chica que vive junto a su nuevo hogar, es tan persistente en su afán de ser su amiga... él no puede querer a nadie... No puede tener amigos. Al menos no que estén vivos...

Georgia es una chica diferente. Apenas comparte gustos con las pocas chicas de su edad que viven en el mismo pueblo. Por lo que la llegada de ese chico extraño se convierte en un reto para ella.

Él le hace sentir una atracción extraña y poderosa. Y hará todo lo que pueda por convertirse en su amiga. Aunque eso signifique complicarse la vida de una manera sin precedentes...

Todo lo que rodea a Moses es complicado. En su vida todo es complicado. Y es que Moses tiene un peculiar "don". Él ve a gente que ya no está viva... Y pinta de maravilla, pero donde menos y lo que menos debe pintar...y todo eso, lo meterá en más de un problema.

Mi opinión de la novela podría dividirla en dos, tal y como está la novela.
Aunque en general me ha mantenido pegada a sus páginas sin poder dejar de leer, con unas ganas tremendas de descubrir lo que me ha parecido una gran y bien elaborada trama, podría decir que la primera parte me ha parecido algo más lenta (en ese momento no lo veía así, pero una vez inmersa en la segunda parte, si las comparo la sensación es esa) En la primera mitad, la trama se basa más en la relación de amistad-atracción- rechazo que viven los protagonistas. En como Georgia insiste en tener esa amistad con él, en como él no sabe cómo actuar con ella. En cómo se dejan llevar por lo he sienten...junto con las pinceladas de misterio que les rodea en un caso complejo y peligroso, en el que las visiones de Moses tiene mucho que ver, como telón de fondo.

A partir de la mitad, la novela da un cambio sorprendente e inesperado, y para mi gusto, se convierte la trama mucho más atrayente, dura y conmovedora.

De esta parte no puedo contar nada. Pero si puedo decir que tengo debilidad por este tipo de historias con cierta dosis de drama, que hacen que sienta la historia con intensidad entre lágrimas y risas, que sienta una empatía tremenda por los protagonistas y me arañen el corazón para meterse en él.

Es una novela que ha despertado miles de emociones en mí, y no me lo esperaba. Pensé por su sinopsis, que iba a ser una historia más sencilla centrada en dos personajes adolecentes complicados. Y es mucho más.

He necesitado unas horas para recuperarme y poner en orden mis sentimientos para con la novela. Pero las sensaciones que me ha dejado son tremendamente buenas.

Me ha parecido una excelente historia y la forma de escribir de la autora me ha maravillado. Su pluma es elegante y emotiva, que te llega al alma irremediablemente y sin darte cuenta. No me queda más que recomendarla. Sin duda leeré más de la autora.

 

Crítica realizada por Maribel Moreno

Esta es la tercera novela que leo de esta autora y debo decir que siempre me maravilla, sus historias pueden parecer sencillas, pero sus mensajes llegan al corazón.

En este caso nuestros protagonistas son Moses y Georgia, a los que empezaremos a conocer cuando cuentan con diecisiete años de edad.

Moses, hijo de una adicta al crack y padre desconocido, fue abandonado de recién nacido en una cesta de ropa, igual que Moisés, de ahí que le llamen Moses. El joven ha estado con diferentes familiares por parte de su madre, pero nunca se ha sentido querido, por eso que es un solitario, bueno, por eso y por algo que lo hace diferente a los demás. Hasta que no conoce a su bisabuela B.A., Moses no sabrá lo que es contar con una familia que se preocupe por él.

Georgia es una chica con mucho empuje, intensa y con un carácter alegre y perseverante, vive rodeada de caballos, ya que sus padres se dedican a la equinoterapia, sobre todo con niños que la necesitan. Conoce a Moses de vista ya que son vecinos, pero últimamente se ha interesado en él, por lo que dicen en el pueblo y quiere conocerlo mejor. Y en un principio se encontrará con un muro inquebrantable, pero si algo tiene Georgia, es que no ceja en sus empeños, ¿conseguirá que Moses le abra su corazón?

En La ley del corazón la trama queda un poco de lado porque la fuerza de la historia está en los personajes, y a través de sus voces los conoceremos bien a los dos, aunque es Moses el que tiene más participación.

Moses es un joven solitario, hermético que cree que no merece ser querido y que, a su vez, es incapaz de amar. Moses tiene un don que solo puede desarrollar a través de la pintura . Es capaz de estar pintando lo que ve en su cabeza durante horas, con las dos manos, hasta en algunas ocasiones, perder el control.

Poco a poco iremos descubriendo el misterio que le rodea y la trama irá tomando un camino original que nos mantendrá en vilo.

La llegada de Georgia a su vida le pilla por sorpresa, ya que solo piensa en marchar de un pueblo que siempre lo ha marginado, sin embargo, por mucho que intenta alejarla, ella siempre vuelve.

Georgia es una joven dulce, amante de todo lo que se refiere al mundo de los vaqueros, le encantan los rodeos y participa activamente. Su naturaleza curiosa y tozuda hace que se interese por ese chico al que todo el mundo señala, y se ha propuesto ser su amiga. Así que desde que Moses vaya a hacer unos trabajos en el rancho de sus padres, se pegará a él y no se separará fácilmente, siempre intentando llegar a su corazón.

La novela está dividida en dos partes, la primera transcurre en la adolescencia de Moses y Georgia, son inocentes y empiezan a saber lo que es el amor. La segunda parte es siete años después, y en ella nos encontraremos unos personajes que han tenido que madurar porque la vida les ha dado grandes reveses, es todo mucho más profundo y dramático, he tenido el corazón en un puño y he visto en Georgia una fortaleza que no me imaginaba.

La novela me ha encantado como todas las que he leído de esta autora, sin embargo, en esta me ha fallado la historia de amor, me hubiera gustado un poco más de desarrollo, por que sucede todo demasiado rápido.

La ley del corazón es una historia preciosa pero a la vez dura y desgarradora, con una trama original que contiene mucho misterio, aunque la fuerza está en los personajes y en la profundidad de los mismos. Una historia muy emotiva que nos habla de soledad, de perdón, de pérdida y sobre todo de amor.

 

 

Comentarios (1)

  • RO

    02 Noviembre 2018 a las 09:07 |
    Me parece un libro maravilloso, animo a todas que lo leáis.

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |