Amanda Stevens - Los ángeles no lloran

Valoración:

Crítica realizada por LILIAN

PUEDE CONTENER SPOILERS

"Angel Lowell sabía que Drew Maitland nunca podría ser suyo. Su propia hermana, Aiden, se lo había arrebatado arrastrándolo al matrimonio. Pero Aiden había muerto y Drew estaba de nuevo en la ciudad.

Los diez años transcurridos sólo habían contribuido a aumentar la necesidad de Drew por Angel. Separado de ella por las malas artes de Aiden, se prometió que la haría suya por fin. Pero pronto descubriría que el pasado, con todos sus oscuros espectros, había vuelto para acosarlos. Y parecía imposible proteger a Angel de un mal que ni siquiera podían ver..."

Adam Lowell es incapaz de ver la realidad de su hija Aiden. Aiden es una copia exacta de Angel, su hermana gemela. Exteriormente comparten su pelo rojo y sus ojos verdes pero poco más tienen en común. Ann encarna la luz y Aiden la oscuridad. Su carácter celoso hace que desee al novio de su hermana. Y cuando Angel comete el error de distanciarse de Drew, Aiden está cerca para tentar a un borracho. Drew cae en la trampa y se ve obligado a casarse con ella. Angel, con el corazón roto, abandona Crossfield y pasados 8 años, regresa convertida en profesora de historia. Aiden, mientras tanto, se ha convertido en una adicta a las pastillas, el juego y el alcohol. Divorciada de Drew, desde hace años, lleva una vida frenética. En una de sus locuras encuentra la muerte y Drew, vuelve a aparecer en la vida de Angel...

El argumento de Los ángeles no lloran, narra una pequeña gran historia de amor. Y digo pequeña por el número de páginas porque el romance es inmenso. La autora construye un argumento que no da puntadas sin hilo y del que me ha gustado, absolutamente todo. Desde la historia de fondo, donde la tranquilidad de un pueblecito tejano se ve perturbada por el progreso, hasta el toque de misterio que tiene la trama. Un misterio que te hace pensar, en lo fina que es a veces la línea que separa la vida de la muerte. Me ha puesto los pelos como escarpias, la personalidad de Aiden. Y aunque el harlequin arranca seis meses después de su fallecimiento, la maldad que ha dejado tras de sí, lo impregna todo. No ve más allá que su obsesión por Drew y ese horrible ansia que tiene por separarle de su hermana.

Drew Maitland, es de esos personajes que poseen un gran magnetismo. Es completamente irresistible porque no sólo cuenta con un físico atractivo, sino que también es dueño de unos valores a la antigua usanza. Caballeroso, de verbo fácil y sincero, paciente, cuenta también con un sobresaliente sentido del honor y del deber. Vamos, que es una perita en dulce para cualquier mujer. Y esa mujer, se llama Ann Lowell y le va como anillo al dedo. Angel es generosa, luchadora, algo insegura y con una gran capacidad de perdón. Sabe escuchar y cuando Drew, su amor de juventud, desnuda su alma ante ella es capaz de ofrecerle una segunda oportunidad. Sientes como todo ese odio que ha ido acumulando durante 10 años va transformándose en un amor estratosférico. Cuando están juntos, parece que van a brotar las flores en un suelo helado. Con esos cruces de miradas, esas frases de Drew y cito (refiriéndose a Aiden): Nunca debimos estar juntos. Siempre has sido tú. ¡Ay, es que me encanta! Y lo mejor llega en el momento de la unión, donde visualizas una de las escenas más románticas que he leído nunca. Os pongo en situación: Una tibia noche de verano, Angel no puede dormir y acude a nadar desnuda al río. En la orilla aparece una sombra, Drew. Con una década de retraso y de forma casual, se produce el esperado encuentro. Mientras la brisa agita las ramas de los sauces y esparce el olor a madreselva, la magia se adueña de la pareja protagonista y la verdad es que yo, me he puesto sentimental.

Concluyendo, termino con la crítica porque acabo con los Kleenex y no es plan. Tengo que decir que lo único malo que veo en esta novela, es que ha terminado demasiado pronto. Ahí va mi Excelente

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |