Amanda Scott - El Rey de las tormentas

Valoración:

Crítica realizada por mc2

Un caballero nacido y educado para cumplir su compromiso con Escocia y una joven deseosa de aprender a amar se cruzan en un bosque… el destino los une. Ambos van a arriesgar sus vidas y sus corazones para proteger el invalorable tesoro de los Templarios.

La tímida lady Sidony Macleod está habituada a tratar con caballeros dominantes y hermanas impetuosas; hasta ahora, y siempre en segundo plano, su serenidad y encanto sirvieron para apoyar los planes de la familia. Pero su presencia callada no pasará desapercibida a sir Giffard MacLennan.

Este valiente guerrero escocés, acostumbrado a tratar con mujeres que se doblegan ante su voluntad, se sorprende con esta joven que le impone un límite y al mismo tiempo lo incita a seducirla. La calma y belleza de Sidony lo atraen con ardor infinito y ella se siente tentada a dejar que sus labios y manos hagan lo que desean en el cuerpo de ese hombre. Pero a Giff los Templarios le encomendaron una peligrosa y secreta misión. Debe partir y poner su coraje y pericia de marino en esa empresa; sin embargo, por primera vez en su vida su pasión lo coloca en un peligro mortal.

Para rescatar la reliquia más preciada de los escoceses, Sidony y Giff navegan entre riscos y acantilados, por profundas y peligrosas aguas donde los acechan y persiguen asesinos sin escrúpulos. Unidos por el amor, ambos pueden salvar a los clanes de Escocia o llevarles a la ruina…

Tercer libro de la serie Hermanas Macleod.

Al capitán escocés sir Giffard MacLennan sólo le importaban sus hombres y su galera de doce remos El Doncella de los mares. Su espíritu intrépido, y su facilidad para lidiar con los elementos meteorológicos en contra, le habían hecho recibir el apodo de “rey de las tormentas”. El estandarte de su barco no podía ser más gráfico: una nube negra sobre fondo rojo. Una vez más su afán aventurero le había permitido conocer los planes ingleses para entrometerse en los asuntos de Escocia.

Lady Sidony Macleod a sus diecinueve años estaba más que harta del largo año que llevaba alejada de casa. Ansiaba con fervor regresar al castillo de Chalamaine, en sus amadas Highland. Alojada en la mansión Clendenen no había tenido otra ocurrencia que ir a pescar en solitario. Sin embargo, su magnífica tarde termina abruptamente cuando se da cuenta de que se ha perdido. Con la intención de solicitar ayuda, y que alguien note su presencia, decide silbar una agradable melodía. Sólo hay una persona en el bosque que la escucha. Un escocés poco dispuesto a dejar escapar la oportunidad de acercarse a la joven y reclamarle un apasionado beso por su ayuda. Pero, la siempre invisible Sidony, no está dispuesta a que un desconocido arrogante con apariencia de caballero se tome tantas libertades. Así, tras intentar darle un puñetazo, termina acertándole en la mejilla con el pescado que lleva en la mano.

Pese a la rivalidad surgida, ambos deciden seguir juntos hacia la mansión Clendenen habida cuenta que Giff ha sido llamado para una importante misión por los cuñados de la joven. Sir Hugo tiene una peligrosa misión, ideal para el espíritu intrépido y aventurero de Giff. Aunque existe un requisito importante para que pueda llevarla a cabo. Es preciso que siga poseyendo una flota poderosa a su mando. La misión no es otra que proteger y esconder La Lia Fail, la Piedra del Destino, el objeto más preciado de los Templarios.

La necesidad de Sidony de tomar sus propias decisiones, y dejar de pasar desapercibida para su propia familia, la llevará a caer en las garras del chevalier Etienne De Gredin, enviado papal al castillo de Edimburgo y firme aliado del Conde de Fife, el astuto tercer hijo del gran rey de los escoceses y uno de sus más firmes herederos. Encerrada secretamente en la Reina Serpiente, barco propiedad de Fife, no imaginaba que pudiera ser rescatada por Giff, que ha decidido robar el mismo barco para cumplir su misión.

Aquí comenzarán las aventuras para ambos protagonistas que deberán sobreponerse a su antagonismo si quieren cumplir su misión sin contratiempos.

Durante muchos días estuve indecisa en comprar este libro. Casi cada día me acercaba al mostrador en donde se encuentran los libros románticos. Ya había leído un libro de esta escritora, El príncipe del peligro, y me había resultado aburrido. Era uno de los pocos, creo que sólo 4 ó 5 de los que tengo, que no había vuelto a releer. Sin embargo, decidí por fin darle una oportunidad. Y… me ha vuelto a defraudar. Los datos históricos me parecen que caen sin orden ni concierto. Sabía lo que significaba La piedra del destino por otras novelas, pero de no saberlo creo que me hubiera quedado con el desconocimiento. Los apuntes de historia no me parece que estén bien incluidos en la novela. Tampoco me parece que exista química entre los personajes principales. Giff es un hombre fuerte, acostumbrado a mandar y a ser obedecido. Su frase favorita “no te preocupes” le va perfecta a su carácter despreocupado y aventurero, y capaz de aprovechar cualquier circunstancia a su favor. Sidony me ha parecido insulsa. Había aprendido a mantener un carácter insulso y apagado debido a la forma impetuosa y arriesgada de sus hermanas. Así se había enterado de cosas que, aunque no había revelado, tampoco debería de haber escuchado.

En conclusión, otra novela de Amanda Scott que no creo que vuelva a leer en decenas de años. Si alguna vez me preguntaran por una escritora que no me gustara o que no recomendaría a otras lectoras sin duda ésta estaría en primer lugar.

La puntúo con un 1.5/5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |