Amanda Quick - Fascinación

Valoración:

Crítica realizada por LadyZarek

Inglaterra, siglo XIX. Desde un acogedor y pequeño pueblo costero hasta la rutilante elegancia de un salón londinense se entreteje la emocionante historia de un hombre y una mujer del todo diferentes...
No existía la menor duda: lo que necesitaba Harriet Pomeroy era un hombre fuerte e inteligente que la ayudara a desbaratar los planes de los inescrupulosos ladrones que ocultaban en sus queridas cuevas el botín de los saqueos. Pero cuando pidió ayuda a Gideon Westbrook no podía saber que estaba invocando la mismísimo diablo... y que acabaría buscando la fórmula de conquistar su corazón.

Fascinación, que es el título de esta novela, es el adjetivo que yo usaría para describir su lectura. Amanda Quick consigue centrar la atención en la historia de amor entre Harriet, hija de párroco, y Gideon, vizconde y futuro conde. Los dos no pueden ser más diferentes, pero no es obstáculo para que se enamoren poco a poco. 

Todo comienza con una carta de Harriet a Gideon, que le hace regresar al pueblo donde se creó un escándalo que le ha seguido durante seis años. Unos ladrones están  escondiendo mercancía robada en una cueva, que Harriet considera suya. En esa cueva es donde Harriet busca descubrir algún fósil...pero los ladrones la fastidian, así que recurre a Gideon. Gideon, por su parte, se siente intrigado por la joven que le manda acudir y deshacerse de los ladrones. Aunque intenta dejarla de lado, ella se interpone y tratade ayudar, hasta que una noche se queda encerrada junto a Gideon en una cueva. Obviamente, no pueden salir hasta la mañana, lo que conlleva el escándalo. Él no está dispuesto a sufrir las mismas habladurías de seis años antes, cuando la hija del anterior párroco, embarazada supuestamente de él, se suicidó por no querer Gideon casarse con ella. Así que se compromete con Harriet.

Harriet, apasionada de los fósiles, conoce a nuevas amistades que comparten su afición. Pero una noche es secuestrada por ellos, con intención de evitar que se case con la Bestia de Blackthorne Hall, pero Gideon la rescata a tiempo. Se casan al día siguiente de forma apresurada para evitar más escándalos, y prosiguen con la búsqueda del cerebro de la banda de ladrones.
Gideon batalla con sus sentimientos por su esposa y con su evidente fascinación con los fósiles, ella se enfrenta a quienes insultan a su marido. Los dos, tiernos el uno con el otro, se unen para enfrentarse al ladrón desconocido...
Obviamente, el final no lo describo, por motivos evidentes. 

Este libro me gustó muchísimo cuando lo leí por primera vez, porque es ameno a ratos, sobre todo cuando se trata de Harriet y sus fósiles versus el gigantesco protagonista, que no sabe qué hacer con la joven. Los diálogos son divertidos y chispeantes, porque él no logra imponerse nunca a una muchacha pequeñita y vital, que no para quieta ni un solo segundo. 

El personaje de Harriet me ha gustado, porque es inquieta y muy aficionada a los fósiles, por no hablar de lo mucho que habla y lo atrevida que es al enfrentarse a un hombre tan grande como Gideon. Harriet tiene una personalidad abierta y franca, lo que ha conseguido despertar mi simpatía hacia ella. Y defiende el honor de Gideon sin pensarlo, confiando en un hombre al que apenas conoce.

Gideon es un protagonista atípico: físicamente no muy agraciado por una cicatriz en la cara y su cuerpo grande y fuerte, él se esconde bajo la personalidad de la bestia que la sociedad cree que es. Pero conoce entonces a Harriet, a quien no le importa su físico ni que sea un arrogante. Cree en él como nadie lo ha hecho, y eso le hace abrirse con ella y ser más tierno. Dolido por la desconfianza de su padre, no se lleva bien con él. Su sentido del honor es muy estricto, al contrario de lo que se rumorea sobre él... 

Como personajes secundarios, destaco a la tía y la hermana de Harriet, y los padres de Gideon, que en cierto modo aparecen bastante a lo largo del libro.
Y nombro a la irritante ama de llaves, la señora Stone, que con sus malos augurios acaba con la paciencia de un santo.

La trama es decente, y la escritora la desarrolla con facilidad y sin demasiados rodeos, algo que personalmente agradezco. Quick resulta repetitiva para muchas lectoras, pero yo no me cuento entre ellas. Me gusta cómo escribe, es sencilla y nada dramática. Fascinación es uno de mis libros preferidos de Amanda Quick, y me alegro de haberlo releído, porque he disfrutado mucho.

Nota: 4´5/5.

 

Crítica realizada por Bona Caballero

Cuando Jayne Ann Krentz escribe novelas históricas, lo hace con este seudónimo de Amanda Quick. "Fascinación", publicada en el año 1992, es quizá su más perdurable obra histórica, pues año tras año sigue siendo votada entre las favoritas de las lectoras.

"Ravished", el título original, viene a significar, poniéndolo a lo fino, "seducida", en el sentido de muchacha soltera con la que se consigue tener una relación sexual más bien a la fuerza. Es verdad que "ravish" también significa embelesar o extasiar, de ahí –creo yo- que en español lo titulen "Fascinación". Pero a mi modo de ver, se refiere más bien a la ruina que para una muchacha suponía perder la virginidad antes del matrimonio. Como dice la tía Effie, son bobas las muchachas que se guían por el corazón más que por la cabeza. "¿Cuándo aprenderán que tienen que conservar el sentido común, y su virginidad, hasta que estén debidamente casadas, si no quieren verse arruinadas?"

Es una historia tipo la Bella y la Bestia. La fealdad del protagonista viene de tener una cicatriz en un rostro que, por lo demás, parece bastante guapo. Además, tira a grandote, alto y fuerte, casi como un animal, o sea, justo lo opuesto a un petimetre lánguido.

Harriet Pomeroy es una muchacha intelectual propia de Amanda Quick. Hay que agradecer a la autora que explore el siglo XIX en busca de temas que pudieran resultar originales. En este caso es una cuasi-solterona aficionada a la Paleontología. El descubrimiento y análisis de los fósiles resultó esencial para empezar a cuestionar si la Tierra tenía, como se pensaba por entonces, seis mil años de antigüedad. A mí me resulta curioso tanto aficionado a los fósiles en Inglaterra cuando lo cierto es que -según vi una vez en un documental- fue más bien en la escocesa Edimburgo donde se realizaron las primeras reflexiones científicas sobre la verdadera edad del planeta... En parte por la fascinante geología de la propia Escocia. La obsesión de Harriet –y otros personajes- por los fósiles puede ser irritante para algunos lectores aunque a mí, en particular, me encanta.

Harriet suele buscar fósiles en unas cuevas, "sus" cuevas. Pero descubre que las usan unos ladrones. Pide ayuda a Gideon, vizconde St. Justin, llamado "la Bestia de Blackthorn Hall". Hombre de mala fama, es rechazado por la sociedad, que le cree responsable de la seducción, embarazo y muerte de su prometida.

Pero a una decidida heroína Quick esto de la mala fama le importa muy poco. Lo que quiere es que echen a los ladrones. Gideon se pone a ello, con consecuencias imprevisibles.

El tono general es ligero, con bastante humor, como el momento en que un joven algo atolondrado pretende defender a su ídolo "hasta la última gota de su sangre", a lo cual un compañero de aventura ligeramente borracho añade: "Sí, la defenderemos hasta la última gota de tu sangre".

La trama es bastante ágil, con diversas líneas argumentales: los ladrones, el extrañamiento entre Gideon y su familia, la mala imagen de él ante la sociedad, la familia de su ex prometida muerta, un secuestro, un duelo, en fin, un poco de todo en una amena montaña rusa. Y aliñado con sensuales escenas amorosas.

Harriet es la prototípica heroína de Amanda Quick, la chica buena y algo extravagante que redime al héroe torturado y oscuro. La apariencia amenazadora de Gideon parece seguir la tesis de la propia JAK de que el héroe romántico debe implicar un cierto peligro para la heroína, pues sólo así sería valiosa su conquista. Pero no es un macho alfa de los 80-principios de los 90. Al contrario, es, en general, muy considerado y respetuoso con Harriet.

Valoración: 6/10. Bien, por encima de la media.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |