Amanda Quick - Escándalo

Valoración:

Crítica realizada por Teresa

La protagonista de esta novela es joven, pero no la típica jovencita de 18 años. Me ha quedado claro después de leer tantas novelas de esta autora que prefiere a las mujeres ya formadas. Y aquí, Emily Farindong es una soltera, o solterona (porque en la época en la que transcurre la historia las mujeres lo eran en cuanto pasaban la veintena y no se habían casado) de 24 años.

Toda la sociedad habla de un desafortundado incidente que la dejó arruinada para la caza de un marido. Y si a eso sumamos que tiene dos hermanos a los que todo el mundo tacha de “pájaros” por decirlo de alguna manera, y un padre que es un bala perdida, nos encontramos con una familia de lo más original. Los tres son unos jugadores empedernidos que pierden hasta la camisa que llevan puesta y es Emily la que debe llevar sobre sus espaldas la economía de la familia y poner firmes a estos tres gandules.

Emily vive en el campo, lejos de todo y rodeada por las damas que han formado lo que han dado en llamar la Sociedad literaria de los jueves. ¿Que qué es esto? Pues un grupo de mujeres a las que la gusta leer y escribir, analizar poemas, etc… Emily es una lectora empedernida y además le encanta escribir largísimo versos románticos. Mientras, se encarga de que a su familia no le falta para comer y de evitar que jueguen más de lo prudente, porque ya han estado varias veces arruinados.

 

Simon Traherne. Conde de Blade. He aquí al protagonista masculino. Hombre duro, insensible, peligroso. Un misterio de pies a cabeza. Con una historia a sus espaldas como para echarse a llorar porque era casi un niño cuando encontró muerto a su padre, que se había suicidado porque estaban en la ruina más absoluta.

Simon sabe quienes fueron los causantes de la muerte de su padre y de su desgracia familiar, lo que le empujaron a la ruina y el suicidio. Y lleva muchos años planeando vengarse de Broderick que resulta ser, ni más ni menos, que el padre de Emily. Planea arruinarlo por completo y para conseguirlo lo mejor que se le ocurre es hacerlo a través de su hija.

Emily empieza a recibir comunicación de un hombre amable, tierno, al que le encanta la literatura y la poesía. Y se acaba enamorando perdidamente, aunque no le conoce, de un ser tan especial. Cuando Simon decide que debe darse a conocer, se encuentra con una pelirroja que nada tiene que ver con lo que él había supuesto que era la dulce señorita Emily.

Los diálogos, como no, son de una finura exquisita. Inteligentes, llenos de ironía, de esos que te hacen sonreír constantemente. Eso sí, aquí la autora vuelve a la psicología y es que debe de ilusionarla el tema, porque los protagonistas están envueltos en ella.

Una novela entretenidísima, como todas las de Quick, donde no te aburres, deseas por una parte llegar al final para descubrir el entramado y, por la otra, sientes pena de que se vaya terminando porque te lo estás pasando divinamente.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |