Amanda Quick - Engaño

Valoración:

Crítica realizada por Teresa

No me entusiasmaba demasiado este título, pero acabé por comprarlo porque era una novela de Amanda y me suelen gustar todas, sin excepción.

Es la típica novela de esta autora como podéis imaginaros.

Ella, con otro de los nombres a los que ya nos tiene acostumbrada la autora: Olympia. Una mujer rarita que ha tenido dificultades para centrarse en un hogar fijo tras la muerte de sus padres cuando era pequeña. Al final, acaba viviendo en casa de una tía, Sophy y de su mejor amiga Ida (quiero decir amiga de la tía). La muchacha recibe una exquisita educación en todos los géneros: idiomas, geografía, historia… Sin embargo, Olympia no tiene demasiada idea acerca de los conocimientos que, en esa época, debe tener una muchacha normal para acceder al matrimonio. No sabe bailar, ni coser porque siempre ha estado entre libros. Estudiosa y muy inteligente, adora las leyendas. Es un tanto ingenua, desde luego, porque piensa que lo conoce todo y tiene experiencia cuando no tiene ninguna. Además, le encantan los niños y cuida de tres diablillos como si fueran suyos aunque realmente son los hijos de un difunto primo.

Él, Jared, es el vizconde de Chillhurst y heredero del título de conde. Me ha gustado desde siempre este nombre. No estoy muy segura del motivo por el que la autora busca nombres que suenan bien para ellos y nombres raros o menos bonitos para ellas, pero es lo que tenemos.

En esta novela, el protagonista que tiene algo poco habitual en las de romántica es justamente él, el vizconde. Porque tiene ni más que menos que un parche en el ojo. Es decir, le falta un ojo. Y va buscando conseguir algo que le importa a él aunque tenga que engañar a la protagonista y enamorarla si es preciso. Es frío y calculador, todo lo contrario al resto de sus familiares. Meticuloso con la hora, apunta todos sus pasos en una agenda de la que no se desprende nunca y que le hace hasta insoportable en ocasiones. Pero no temáis, es un insoportable del que te enamoras a pesar de sus manías y de su parche.

Jared llega con unas intenciones, pero acaba cambiando su modo de actuar. Se siente atraído por la muchacha, los críos le caen bien y decide ofrecerse como maestro para los tres diablillos (que ella no puede controlar).

Desde luego que hay enamoramiento y pasión. Imposible no tenerla con esta autora que nos deleita de nuevo con conversaciones llena de inteligencia, chispa, ironía y conocimiento.

Lo más extraño de todo en esta novela: la relación de la tía Sophy y su amiga. Al inicio de conocer a estos dos personajes no te imaginas lo que van a dar de sí, porque luego te das cuenta de que son pareja. Sí, pareja. Se aman y se respetan mutuamente, son inteligentes y han criado a nuestra protagonista libre para que elija su propio camino. Es un modo curioso el que tiene esta autora de tratar un tema lésbico. Con serenidad, suavidad, dulzura. De un modo magistral que a nadie puede causar reparo.

Bueno, pues lo que decía: una novela para leer, para entretenerse, para deleitarse con las conversaciones entre los protagonistas y acabar locamente enamorada de un vizconde.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |