Amanda Quick - El tercer círculo

Valoración:

Crítica realizada por Teresa

Las lectoras que hayan leído novelas de esta autora sabrán de qué se trata lo de la Sociedad Arcana. Para las que no, explico que se trata de una Sociedad de hombres y mujeres, todos ellos tienen algún tipo de poder especial, psíquico, que les convierte en personajes distintos al resto de la gente.

En esta novela encontramos a una protagonista de las que es habitual hallar en las novelas de Amanda Quick, es decir una mujer valiente, con ciertos poderes, de las que no se callan ni debajo del agua y aprovechan la oportunidad para meterse en jaleos. Inteligente y decidida, Leona lleva buscando una antigua reliquia que le fue robada a su madre hace muchos años.

Leona tiene amigos muy especiales, aunque mejor sería decir amigas, puesto que quienes la ayudan, aparentemente hombres, no son otra cosa que una sociedad secreta de mujeres disfrazadas de varones y que viven y se mueven por la sociedad como tales.

Con ayuda de una de esas amigas/amigos, se cuela en la residencia de un aristócrata para encontrar la reliquia. Es un cristal con un poder especial. Lo malo es que dentro de la casa no sólo encuentra el cristal, sino a una mujer asesinada y a un misterioso sujeto que, en un principio, piensa que pueda ser el asesino. Sin embargo ese hombre la protege cuando las cosas se ponen feas y arriesga su propia vida para sacarla de la casa.

Thaddeus Ware pertenece a la Sociedad Arcana y a la famosa familia Jones, creadores de ese grupo secreto. Ha ido a casa del aristócrata buscando también pistas. Él es una especie de investigador privado de la Sociedad y su poder psíquico es el de hipnotizador. Sin embargo, no puede hipnotizar a Leona y se da cuenta de que es una mujer especial, hasta entonces ninguna mujer se había podido resistir a su poder.

Por salvar a Leona, él está a punto de morir debido a un gas letal que se esconde en el armario donde está el cristal que busca la protagonista. Ese gas provoca demenciales visiones que acaban en la locura; otros lo han padecido y han acabado suicidándose.

Como ya podéis imaginar, Leona no abandona a ese extraño sujeto, escapan de la casa y consigue salvarle la vida gracias a sus poderes y al cristal, haciendo que desaparezcan sus terroríficas visiones.

Al despertar en un pensión, solo y aturdido, Thad se da cuenta de lo que ha pasado y no cesa hasta encontrar a la dama que le ha salvado la vida. Cuando la encuentra, Leona no puede más que acceder a ir a vivir a casa de Thaddeus y descubre que él es un descendiente del hombre que se enfrentó a su antepasada.

Es una novela fácil de leer, como todas las de Amanda Quick, repleta de aventura, de situaciones jocosas, de diálogos entretenidos, donde se va desgranando un montón de misterios y un romance bonito. A pesar de ser enemigos por culpa de sus ancestros, ninguno de los dos protagonistas puede remediar sentirse atraído por el otro. Como es habitual, unen sus poderes y acaban colaborando para encontrar la solución al misterio que encierra el cristal.

Lord Delbrigde, el hombre que atesora objetos extraños y con poderes especiales, es el malvado de turno, al que no le importa incluso asociarse con un asesino en serie con tal de tener el poderoso cristal y entrar a formar parte de un Círculo exclusivo de poder.

Un aristócrata egoísta, un asesino despiadado, varios miembros de la Sociedad Arcana, una tía con poderes para detectar si una pareja va a ser feliz o no debería casarse, dos protagonistas que se acercan a la verdad a costa de poner su vida en peligro. Traiciones, crímenes, misterios, poderes ocultos, sectas. Una mezcla que te hace pasar unas horas de absoluto entretenimiento y reírte con sus chispeantes situaciones.

Yo no catalogaría las novelas de este estilo de Amanda Quick como grandes obras, pero desde luego si quiero pasar un rato agradable, no dudo en tomar una de sus historias. Que aparecen demasiados poderes extraños, que los protagonistas son siempre de la misma horma, que las situaciones ya sabemos cómo van a acabar. Sí a todo. Pero... que te olvidas del mundo y te diviertes, también.

A mí, me ha gustado, me lo he pasado bien y me he reído. ¿Quién da más?

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |