Amanda Quick - Compromiso de conveniencia

Crítica realizada por Blanca

A mí me encantan las novelas de esta autora, aunque sé que no es santo de devoción de algunas lectoras. Y me gustan no porque sean muy elaboradas, tampoco porque tengan una trama de intriga muy estudiada, y mucho menos porque sus romances sean de suspirar. La verdad es que me gustan porque sus novelas son de corte sencillo, pero a la vez, originales.

Las protagonistas nunca se dedican a ser simples floreros, siempre tienen una u otra profesión que se sale de lo normal y hace de ellas un personaje especial. En este caso, la protagonista se dedica a viajar para publicar una guía de turismo para damas. Un Trotamundos femenino. Lo que pasa es que lo sucedido al principio de la historia, un escándalo, dificulta un poco la publicación.

Tampoco son ellas divinas de la muerte, rubias como el oro y sus facciones son un pacer para los sentidos. Son mujeres normales, guapas pero sin ser espectaculares, unas veces con gafas y otras con una nariz que se hace notar, como es el caso de Amity, la protagonista de Compromiso de conveniencia. Su hermana sí, al ser un secundario, puede gozar de ser guapísima y perfecta. Pero la señora Quick no quiere eso para sus personajes principales, aunque cuando los conoces te enamoras de inmediato de ellos.

Como siempre, como en cada novela de esta autora, los protagonistas se ven envueltos en una investigación poco o nada normal, donde deben hacer gala de su vista de lince, de su capacidad para deducir, de su habilidad para buscar pistas que les lleven hasta el culpable. En este libro, el misterio viene dado por un asesino al que apodan El Novio, un tipo siniestro y desquiciado al que le da por matar a mujeres que han tenido un... digamos desliz moral.

Amity es una de esas mujeres típicas de Quick: decidida y arriesgada, en una edad en la que ya no está en la lista de damitas casaderas, e independiente. Por supuesto no ha tenido ningún desliz moral, pero el asesino cree que sí y la toma como víctima. Aquí, al inicio de la historia, cuando nuestra heroína se defiende como gato tripa arriba contra su agresor, ya vemos la clase de mujer que es.

¿Qué puedo decir de Benedic? Pues que, como los demás protagonistas masculino de esta autora, me ha encantado. Tampoco ellos son soberbios, guapos a rabiar y deslumbrantes, pero tienen un algo que enamora y te hace verlos como los más atractivos. Es posible que sea un método de Quick para que nos lleguen más, puesto que los podemos identificar con más facilidad a personas de carne y hueso. Y también, como otros personajes que he conocido de esta autora, es de los que intentan no tener demasiado contacto con las altas esferas. Tampoco él es el clásico hombre con título, sino uno que se dedica al estudio. No se queda atrás en cuanto a viveza mental y también puede arriesgarse cuando la ocasión lo pide, aunque prefiere más una vida sin sobresaltos.

Muy ágil la narrativa, a lo que ya nos tiene acostumbradas esta autora. Diálogos entretenidos y momentos muy interesantes que consiguen atraparte en una espiral de tensión y misterio.

Vamos a ser testigos de mucha aventura, de intrigas internacionales, de varios intentos de asesinato, de la mente privilegiada de dos personajes estupendos que, poco a poco, nos van llevando hasta un final muy bien elaborado, mientras vemos cómo va creciendo el romance entre ellos.

Lo secundarios, buenos, a veces intensos, mezclándose sin que apenas nos demos cuenta con las pesquisas de los protagonistas, y llevando parte del peso de la intriga a la vez que nos regalan los sentimientos de otra pareja que no es la principal.

En fin, creo que se nota que me ha gustado, me ha divertido y me ha hecho seguir deseando leer novelas de Amanda Quick.

 

 

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |