Alice Kellen - Todo lo que nunca fuimos

Crítica realizada por Rocío DC

Leah está rota. Leah ya no pinta. Leah es un espejismo desde el accidente que se llevó a sus padres.

Axel es el mejor amigo de su hermano mayor y, cuando accede a acogerla en su casa durante unos meses, quiere ayudarla a encontrar y unir los pedazos de la chica llena de color que un día fue. Pero no sabe que ella siempre ha estado enamorada de él, a pesar de que sean casi familia, ni de que toda su vida está a punto de cambiar.

Porque ella está prohibida, pero le despierta la piel.
Porque es el mar, noches estrelladas y vinilos de los Beatles.

Porque a veces basta un «deja que ocurra» para tenerlo todo.

Hace poco descubrí la pluma de Alice Kellen y desde entonces tengo claro que es una de las autoras a la que voy a seguir la pista muy de cerca. Lo que he leído de ella se me ha clavado muy hondo, haciéndome sentir mil emociones, convirtiéndose por este y otros motivos en historias muy especiales para mí.

Todo lo que nunca fuimos es otra de esas joyas para añadir a mi lista de favoritas sin ninguna duda.

Esta es la primera novela de lo que será la bilogía "Deja que ocurra" en la que conocemos la historia entre Axel y Leah. Una historia tremendamente especial, intensa y conmovedora que enamora y rompe el corazón a partes iguales.

Leah ha sufrido un gran golpe en la vida, por lo que no está pasando un buen momento. Su hermano debe dejarla a cargo de su mejor amigo, Axel, durante un tiempo mientras él intenta reorganizar la vida de ambos, y ahí es donde vendrán las complicaciones...puesto que ella siempre ha estado enamorada de Axel.

Axel siempre ha visto a Leah como una hermana pequeña, por eso no duda en acogerla cuando lo necesita. Aunque eso suponga un cambio en su rutina. Aunque sacrifique su amada soledad. Aunque signifique un giro inesperado en su vida... y nada vuelva a ser lo mismo.

Como decía, la historia que nos regala Alice Kellen es una auténtica delicia para los sentidos. No voy a contar más, creo que entre la sinopsis y el pequeño resumen que he dejado para poner en antecedentes es más que suficiente. Solo decir que es una novela que hay que leer con el corazón y los sentidos puestos en las palabras, y dejarse llevar por lo que la autora transmite, y que a mí al menos ha conseguido sumergirme de la mano de Axel y Leah, para vivir y sentir cada momento de su historia con la misma intensidad que ellos.

La autora tiene la habilidad de enamorarme y emocionarme, hacer que llore, ría, sufra, que sienta ese pellizco en el pecho y que en general sienta todo lo que sienten los protagonistas de la novela. Que la viva hasta el punto de sentir su historia tan real como si estuviera allí con ellos con las emociones a flor de piel en cada momento.

Desde luego Alice Kellen tiene un don, y es la magia y la sensibilidad que contiene su pluma y que la hace especial y diferente.

Esta novela con sus personajes, sus escenas y diálogos, se quedan grabados en mi corazón para siempre.

Tan solo añadir que me muero de ganas de leer la segunda parte, y que por supuesto es una novela que recomiendo sin ningún tipo de dudas.

 

 

Comentarios (4)

  • Blanca

    07 Marzo 2019 a las 13:55 |
    Llevaba mucho tiempo sin leer un libro tan bonito, bien escrito y romántico
    recomendable al cien por cien

    responder

  • Cuquita

    11 Marzo 2019 a las 19:32 |
    Me encanto este libro espero finales de abril para poder disfrutar la segunda parte.

    responder

  • Bea

    25 Marzo 2019 a las 01:24 |
    Hermosa historia y como siempre Alice logra transmitir los sentimientos de una manera unica me encanto como todo lo que he leido de ella

    responder

  • Mmr

    26 Abril 2019 a las 05:41 |
    Me encantooo! Lo lei escuchando las canciones de the beatles y me hizo llorar un monton! Cuento los dias para leer la segunda parte !

    responder

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |