Alexandra Roma - Ojalá siempre

Crítica realizada por Rocío DC

Ella era la hermana pequeña de su mejor amigo, amante del amarillo y que creaba su propio cielo de constelaciones inventadas. Él era el rebelde de la cazadora de cuero que dibujaba a bolígrafo aquello que le revolvía el pecho. Juntos, quemaron etapas, construyeron recuerdos y se echaron mucho de menos, incluso cuando la única barrera que tenían que salvar era la distancia entre sus bocas. Ahora, Julieta y Marco son solo dos extraños destinados a encontrarse en las calles de Salamanca para averiguar si las canciones antiguas nunca mueren y el faro de Trafalgar les espera con un nuevo atardecer.

Pasado…

Presente...

Un juramento, un reloj de arena con el secreto del tiempo y la esperanza de que «siempre» puede estar escondido entre los acordes de La chica de ayer…

Sentía mucha curiosidad por leer a Alexandra Roma y por fin he tenido la oportunidad de hacerlo y nada más que con su novela finalista en la quinta edición del premio Titania.

Debo empezar diciendo que la pluma de la autora me ha hechizado por completo, porque la historia es memorable, pero la forma de escribirla de Alexandra, una forma bastante peculiar y diferente, creo que la hace aún más especial.

No me voy a atrever a hacer mi resumen de la historia, ya la sinopsis creo que cuenta lo justo y necesario y personalmente pienso que es una historia que cada uno debe descubrir e interpretar por uno mismo, voy a comentar solo lo que encontrado y me ha hecho vivir...

En Ojalá siempre no he encontrado una historia de amor en sí. O no sólo. Y no la típica. De hecho, si tuviera que describir esta novela y su historia en una palabra sería "atípica".

Entre las páginas de esta novela encontraremos una lección de vida, ya que a través de Julieta, Marco y todos los personajes de la novela y sus historias, veremos lo que es la vida en todo su esplendor: risas, problemas, éxitos, fracasos, sus sorpresas y giros inesperados...

Ojalá siempre es una historia de superación, de realidad, de amistad y familia, de fidelidad y lealtad a los demás y sobre todo a uno mismo. Es una lucha por la libertad, un ruego a la tolerancia. De lazos que nos unen y son inamovibles. De motivos que separan. De responsabilidad y de esperanza.

Es una historia de las que a mí, al menos, me ha removido por dentro y me ha hecho plantearme cosas. De las que te hacen pensar y sobre todo sentir. De las que guardas algunas palabras, frases y/o párrafos porque se graban a fuego y no se olvidan fácilmente.

La novela está dividida en dos partes, (empezando antes con un prólogo digno de mencionar y que ya se intuye lo que nos espera a la vez de no tener idea) la primera nos cuenta la vida de nuestros protagonistas con sus luces y sombras, en común y en separado, si esto existe.

Reconozco que en un momento dado he caído en el tremendo error de pensar que la trama estaba resultándome algo lenta, o que tuviera muchas descripciones o frases metafóricas de más, quizás, pero no. La magia que hay en las palabras de la pluma de Alexandra me siguió hechizando y cuando avanzaba la historia y me sumergí en la segunda parte, noté que no era lento, no sobraba nada. Todo estaba contado por un motivo, todo estaba conectado por un porqué y ha sido maravilloso descubrirlo.

Yo, desde luego, la recomiendo sin dudar y me queda claro que tengo que leer más de esta autora, que me ha embaucado sin remedio por todo lo que me ha transmitido y enamorado.

Quedo encantada y enamorada de Julieta y Marco, sus estrellas, su color y sus ojalá siempre.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |