Alexandra Risley - Victory

Valoración:

Crítica realizada por Graciela

A fines del siglo XIX, Inglaterra desbordaba de modernidad. Los nuevos medios de producción, llegados con la Revolución Industrial, transformaron al país y modificaron la vida cotidiana de las personas: trenes para viajar, diarios para informarse y un arsenal de objetos nuevos comenzaron integrarse a una sociedad receptiva. También ese dinamismo contuvo clases sociales, la migración del campo a la ciudad en busca de trabajo y una nueva dinámica de ascenso económico. Aun así, con tantas modificaciones, la moral victoriana mantuvo a la mujer en un plano casi decorativo. Las viudas de la época no podían dejar el luto por dos años en los que debían permanecer recluidas en sus casas, con las ventanas tapiadas, sin recibir visitas masculinas de ningún tipo. Ni siquiera luego de la muerte del marido, las mujeres podían disponer del propio cuerpo a voluntad. Victory Brandon es una muchacha de veinte años que ha estado casada con el erudito barón de Lovelance.

La diferencia de edad y el hecho de no haber elegido esa unión hicieron que, para ella, el matrimonio no tuviera que ver con el deseo. Pero no podía decir que no había habido compañerismo y afecto. Viuda reciente, rica de pronto, Victory deberá enfrentar el rigor del luto para evitar la condena social, para evitar que la llamen "viuda alegre". Sin embargo, seis meses de reclusión la empujan a irse de allí. Es, apenas, una muchacha que anhela conocer el mundo exterior. Entonces, viajará de improviso a Londres. Allí conocerá la doble moral que rige a la sociedad victoriana: bailes de máscaras llenos de erotismo y traición, relaciones extramatrimoniales, nobles venidos a menos que buscan la redención en un matrimonio ventajoso. También, en ese viaje, conocerá el deseo y deberá confrontarlo para poder llegar a ser la mujer que quiere.

Alexandra Risley pinta un fresco de una época llena de contradicciones en la que las mujeres deben luchar para hacerse un lugar en una sociedad no del todo preparada para aceptarlas.

Como se puede ver, la sinopsis es lo suficientemente amplia como para saber de qué trata la novela. Así que poco más se puede decir de un argumento sólido, en el que se destaca la vida de las mujeres en ese tiempo y las vicisitudes que sufrían para buscar el lugar en la sociedad que les correspondía por derecho.

Me ha gustado la novela, el modo en que está narrada y desde luego el argumento. Primero, porque la historia me ha atrapado, segundo porque cuando se lee algo que está escrito bien se disfruta más de la historia, y tercero porque, como digo, el argumento del libro deja conocer una etapa nada fácil para las mujeres.

Las descripciones son buenas y veraces, enmarcadas en una sociedad machista en la que poco a poco e iban abriendo camino las mujeres con empuje, como Victory. La autora hace que se vayas metiendo despacio, pero sin pausa, en las circunstancias que rodean la vida de esta mujer. Una mujer que lucha, que no se deja llevar por la corriente, que quiere hacer cosas por ella misma y ser una persona en toda la extensión de la palabra. Por eso se marcha a Londres, escapando del corsé de unas costumbres que la están ahogando.

Es una crítica a la moralidad que existía para los hombres y para las mujeres, completamente distintas. Unos podían hacer lo que quisieran, dentro de un orden, y ellas se tenían que limitar a seguir el curso marcado por la familia y la sociedad arcaica de la época.

Una sociedad plagada de prejuicios que sólo sabe juzgar a la gente por sus actos y que por detrás abunda en bailes y fiestas de máscaras donde el sexo y el engaño están al alcance de la mano de cualquiera.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |