Alexandra Christo - Matar un reino

Valoración:

Crítica realizada por Sheila H.

Con una colección de diecisiete corazones de príncipes en su haber, Lira es una sirena venerada en todos los confines del reino submarino. Pero un desliz provoca que su madre, la Reina del Mar, la transforme en lo que más aborrece: un ser humano. Privada de su canto, Lira dispondrá hasta el solsticio de invierno para entregar el corazón del príncipe Elian a la Reina del Mar o permanecer como humana para siempre.A pesar de ser el heredero del reino más poderoso de la Tierra, para el príncipe Elian el océano es su verdadero hogar; y dar caza a las sirenas, su misión en la vida. Cuando rescata a una mujer a punto de morir ahogada, sabe que es más de lo que aparenta, pero ella promete ayudarlo a encontrar la clave para exterminar a las sirenas para siempre. ¿Podrá Elian confiar en su palabra? ¿Y hasta dónde tendrá que ceder para erradicar al más temible enemigo del hombre?

Me ha encantado la historia. Está llena de aventuras y de sentimientos. De humanidad y maldad. Una historia increíble con una narración única. Un retelling de la ya de sobra conocida “La Sirenita”, pero muy oscura y plagada de aventuras, y de amor también.

Qué equivocada estaba cuando he cogido el libro, creyendo que era la historia de sobra conocía de Disney “ La Sirenita” pero en versión oscura. Y no lo es en absoluto. Sí, es una historia de sirenas. Sí, la protagonista tiene el pelo rojo y el protagonista lo tiene oscuro, ambos príncipes en su propio hogar. Sí, la mala tiene cuerpo de pulpo. Sí, Lira no puede cantar. Y en eso es en lo único que se parece a la versión Disney.

Empecemos por el principio. La historia la narran los protagonistas. Los protagonistas son príncipe y princesa, pero para nada son buenos. Ambos se parecen en algo y es que son asesinos. Lira asesina a principies y les extirpa el corazón, su nombre “la perdición de los príncipes” le va como anillo al dedo.

Elian mata a sirenas. Se matan mutuamente. Pero aquí hay mucho más que eso. Para empezar ambos obran como creen que tienen que hacerlo o en el caso de Lira, como se lo han impuesto por la fuerza. Y ambos creen que es lo que deben de hacer, pero a la vez son conscientes de que son asesinos y que en el fondo eso está mal. Son unos personajes tan humanos, el debate psicológico que se tienen consigo mismos es increíblemente humano y real.

La autora ha sabido transmitir todos sus sentimientos en cada momento de una manera magistral. Pocas novelas y mucho menos juveniles con aventuras pueden expresar esos sentimientos y sus costumbres de una manera como lo hace esta novela. Es mágico lo que sienten y cómo pelean consigo mismos, tanto Lira como Elian ante la muerte, el asesinato, la bondad, la lealtad y el amor; sobre todo el amor. Porque lo que empieza siendo un encuentro cargado de desconfianza y desprecio acaba siendo una relación de confianza, lealtad y amor. En este punto es más patente ese cambio (tan humano) en Lira que pasa de odiar a todo el mundo a comprender lo engañada que ha estado hasta ese momento, descubriendo que los sentimientos generosos hacia otras personas es la clave para ser más fuerte y feliz. Sentimientos que le han negado desde siempre. Esta evolución es una parte muy importante en la novela y la autora la desarrolla de una manera magistral.

Pero no es solo una Sirena que acaba siendo humana y un príncipe pirata. En esta historia hay 100 reinos cada cual mas diferente al anterior. No salen todos (si no la novela tendría muchas más paginas) pero sí que describe unos cuantos. Y son maravillosos, cada cual diferente pero único de alguna manera. El recorrido es una gran aventura que ayuda a que los personajes maduren, confíen y se enamoren.

Los personajes secundarios son tan importantes como el Saad (el barco de Elian y su tripulación) como los países que visitan y las sirenas. Sin todos ellos la historia no sería lo que es. Tanto Kye como Madrid o Khalia hacen que sus protagonistas crean en la amistad y la familia. Personajes muy interesantes todos ellos.

En resumen: No es una historia en la que ella, la sirena, cae rendida ante el príncipe. Ambos son malos y buenos por partes iguales y juntos consiguen lo que quieren. No es una historia de damiselas en apuros, es una historia de igualdad y confianza ; de aventuras y de romance; de cambios y de tradiciones. Todo ello con una narración exquisita y amena en la que en ningún momento dejan de pasar cosas. El romance se cuece a fuego lento en la novela, no es una amor a primera vista precisamente, lo que hace que los personajes crezcan y se conozcan.

Es increíble la de matices e historias que pueden surgir de una historia ya conocida por todos, y que resulte a la vez tan diferente y única por partes iguales.
Mi valoración es de 4,5 sobre 5.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |