Adriana Andivia - Es medianoche, Cenicienta

Crítica realizada por Esther Ortiz

Mi vida a los treinta y cuatro era puro cine. Pero no por lo romántica, emocionante y apasionada, sino porque la sal de mi existencia se resumía en las horas que pasaba tirada en el sofá, viendo una y otra vez las mismas viejas pelis de amor.

Con un trabajo basura, una vida sentimental extinguida poco después que los dinosaurios y teniendo a mi madre como compañera de piso, solo la ficción podía salvarme. Hasta que unos misteriosos zapatos pusieron patas arriba la apacible apatía a la que me había resignado y, también, todas las leyes de la lógica más racional.

Lo sé; más parece cosa de cuentos de que de la vida real. Pero creedme cuando os digo que, a veces, un par de zapatos es todo lo que se necesita para pasar de ser una devoradora de películas románticas a convertiste en la protagonista del filme.

Adriana Andivia ha supuesto un estupendo descubrimiento para mí. Sin duda es una autora a la que seguiré la pista de cerca.

Es medianoche, Cenicienta es una novela con un argumento original, con muchos toques de humor, que me ha hecho pasar unos ratos entretenidísimos de lectura. La narrativa sencilla y elegante de la autora ha logrado meterme en la historia por completo para vivir junto a Berta una aventura mágica, que me ha recordado ese puntito romántico y optimista de los cuentos de hadas que tanto me cautiva. Además, parte de la novela transcurre en París, una de mis ciudades favoritas, así que he paseado por sus calles, viendo todo a través de los ojos de su protagonista.

La historia está contada bajo el punto de vista de Berta, algo que me ha permitido disfrutar de su fabulosa personalidad y de sus comentarios divertidos. Me he sentido bastante identificada con este personaje. Berta es una mujer normal y corriente, que tiene claro lo que quiere en su vida y lo que no, aunque por las circunstancias se ha dejado llevar por lo que le ha venido sin perseguir algo más. Es así hasta que, gracias a la herencia de su abuela, descubre que su vida puede ser más emocionante de lo que se esperaba, que no se debe conformar con algo mediocre cuando en realidad puede conseguir todo lo que se proponga, tanto en el terreno profesional como en el amor.

Nino es un famoso actor francés, aunque no es lo que aparenta. En un principio su aura de misterio lo hace parecer un poco superficial, pero nada más lejos de la realidad, pues se trata de un hombre dulce, amable e incluso un poco tímido, que nada tiene que ver con la fachada que presenta.

Los zapatos de Berta han sido otro de los protagonistas de la novela, han constituido ese toque de magia tan original que me ha transportado a un lugar donde los príncipes azules todavía existen y lo imposible se puede hacer realidad.

Como personaje secundario destaco a la madre de Berta, que aunque solo desea lo mejor para su hija, no entiende lo que ella necesita de verdad, ni el aire soñador de Berta que la hace tan especial.

En resumidas cuentas, Es medianoche, Cenicienta es, en mi opinión, una novela entretenida y divertida que me ha hecho disfrutar de unos buenos ratos de lectura.

 

 

Escribir un comentario

Gracias por tu colaboración.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2019 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |