• Fecha: Sábado, 29 Noviembre 2014
  • Visitas: 6342

varademedir¿Filias, fobias, manías, estados de ánimo...?

Estaba yo haciendo un experimento con las opiniones de libros que se dejan en nuestro foro. En vista de los resultados, me he ido a hacer el experimento también con comentarios que se dejan aquí en la web, con no foreras, quiero decir. Como estaba empezando a quedarme estupefacta, he ampliado horizontes y me he ido a hacer una barrida por la red. Os cuento mis (alucinadas) conclusiones:

Me he dado cuenta de que para muchas personas algo que supone en unas autoras una pega, en otras es un punto a su favor. Lo que a unas escritoras se les critica, a otras se les ensalza o no tiene importancia. Se comenta, por ejemplo, que en un libro flojea el argumento pero no importa porque de lo que se trata es de... lo que sea. En otros se dice que el argumento es flojo y ese "lo que sea" ya no tiene su aquel. En otros la historia es mala pero como el sexo es estupendo pues el libro es bueno. Para otras novelas el sexo es estupendo pero como carece de historia (siempre según esa lectora, claro) pues el libro es malo. A unas autoras se las come vivas por un fallito, a otras, con cuatro fallos, se les ríe la gracia o se les aplica aquello de "licencia literaria". Y así podría dar cientos de ejemplos.

No tendría importancia si los comentarios fueran de diferentes personas, porque cada una somos un mundo, pero lo que me ha llamado la atención poderosamente es que son comentarios de las mismas personas, y entonces es cuando me he quedado a cuadros.

Así que he decidido poner este debate a ver si entre todas me lo aclaráis o, al menos, nos reímos un rato con nuestras filias, nuestras fobias, nuestras manías y nuestros estados de ánimo, porque digo yo que será algo de eso, ¿no?

¿Por qué creéis que una misma persona puede medir con distinta vara un mismo argumento (lo he comprobado, os lo juro) dependiendo si se trata de una autora u otra? 

¿Tiene que ver con las simpatías? ¿Con los gustos? ¿Con el estado de ánimo? 

¿Leemos tanto, tanto, tanto sobre lo mismo que se nos va la pinza y ya no sabemos ni lo que queremos o decimos?

¿Depende del día y el estado de ánimo? Y de ser esta respuesta afirmativa, yo pregunto, ¿tantas veces y con tantos libros?

Y la última, ¿cuántas oportunidades le dais a una autora que no os ha llenado la primera vez que habéis leído algo suyo? 

 

Comentarios (8)

  • Roxana

    12 Marzo 2015 a las 10:23 |
    Lo que disfrutes o no un libro depende mucho de tu estado de ánimo cuando lo lees. Creo que nadie está exento de prejuicios a la hora de leer. Si una autora te ha gustado por una obra, pueden pasarte dos cosas: que al leer la siguiente estés predispuesta a su favor, o que tus expectativas sean demasiado altas y te decepcione.
    Cada lectora tiene su carácter, además. En una literatura de género, como esta, esperas que ciertos elementos estén siempre presentes, pero también esperas cierto grado de innovación en cada novela que lees. En qué grado prefieres cada una de estas cosas es algo muy personal.
    En fin, es un tema de debate muy interesante. Si una obra no me gusta, no descarto a su autora para siempre, pero la verdad es que tardo en volver a considerarla.

    responder

  • Jane

    29 Julio 2014 a las 19:21 |
    El artículo te deja pensando un buen rato, y las respuestas de las chicas, otro rato más. Coincido en que el estado de ánimo influye y mucho, y de ahí esa defensa de algunas autoras. Creo que si lees un libro, te hace olvidar por un momento tu vida, te hace sentir bien y emocionarte, entonces defenderás a la autora a capa y espada. En mi caso, suelo defender libro a libro,independientemente de la autora. Confieso que cuando tomo un segundo de la misma, contengo la respiración durante las primeras páginas por si mi buena opinión fuera errónea.

    Personalmente tengo mis reparos cuando cambio de género. Yo casi que tengo que tatuarme "novela romántica histórica". Cuando leo un libro de la misma autora pero actual, uff, me lo pienso mucho. Temo que el feeling que tengo con ella se acabe.

    En cuanto a una segunda oportunidad, si, pero solo eso, segunda. Siempre y cuando el primero me haya resultado insípido. Si por el contrario (algo que me ha pasado en muy raras ocasiones) no he terminado de leer un libro porque me he enfadado tanto con la trama o diálogos estúpidos; me fijo bien en el nombre de la autora para no volver a comprar otro.

    En cuanto a las autoras desconocidas, creo que se le exige más. Mi problema es que soy muy despistada para quedarme con los nombres, memorizo a muy pocas autoras y las recuerdo por las series que he leído de ellas. Cuando ya llevo más de dos, pues termino por familiarizarme con su nombre, no soy para tanto. Por eso, para mi todas son nuevas. Cuando voy a la librería, si me llama la portada y la sinopsis, allá que me lo compro. También leo las críticas, pero no me las tomo muy en serio porque algunas coinciden con mis gustos y otras no. Y de lo que jamás me guío es de las referencias que suelen tener algunas, con pequeñas frases que definen la novela. Mienten y exageran, dando una versión distorsionada.

    Me ha gustado mucho este artículo, te hace reflexionar sobre tus propios gustos y hábitos de compra.

    Gracias!

    responder

  • Dougless

    28 Julio 2014 a las 19:16 |
    Lo primero estupendo artículo y nos plantea un debate muy interesante.
    Suelo comentar los libros o hacer las críticas cuando acabo los libros porque en ese momento lo tengo reciente y me acuerdo perfectamente de todo. NO sé si los medimos con distintas varas pero creo que tener ya un nombre influye, por ejemplo a mi Julie Garwood me encanta y seguro que cuando publiquen un libro suyo ( a ver si nos oyen) lo compro seguro porque no me suele defraudar, otra cosa es que luego me lleve el chasco, que también me ha pasado.
    Hay argumentos que no me gustan los escriban quien los escriban y con autores nuevos creo que los analizo un poco mas quizá porque ya me he llevado varios chascos.
    Y el estado de ánimo creo que influye, a veces no estamos de humor y el libro no consigue engancharnos.

    responder

  • Yluna

    23 Julio 2014 a las 09:50 |
    Un artículo interesante.
    Yo nunca me he fijado en las críticas de una misma forera, pero si me he fijado en que a veces mis gustos coinciden con algunas foreras y otras veces no coincide con esas mismas foreras. ¿qué pasa?
    Pues pienso que cada libro es un mundo, los argumentos los hay similares, pero al final cada libro es distinto. Si además le añadimos que cada lectora es de su padre y de su madre, pues entonces hay muchas probabilidades en juego.
    Yo os voy a hablar de mi:
    Yo siempre quiero leer un libro con un argumento bueno, con una historia coherente y bien narrado.
    Por tanto:
    ¿me afecta el estado de ánimo? Creo que no. Si un libro no me atrapa, no me atrapa. Tras la muerte de mi padre leí Donde siempre es otoño y no me gustó y nunca me gustará.
    ¿me afectan las autoras? Tampoco. Una de mis autoras favoritas es SEP, me he leído todos sus libros excepto Imaginate, que lo dejé por la mitad porque no me atrapó, lo volví a intentar y tampoco.
    A mi Lena Valenti no me gustó con su serie Vanir y con el primero de Amos y Mazmorras, no me gusta la impronta personal que deja en esos libros, pero después me encantó en Panteras.
    Otra cosa: Tengo una fobia, los secuestros. No me gustan los secuestros a no ser que el libro lo pida. Es decir, en una novela de suspense, o con un conflicto bélico, invasiones, guerra entre clanes, etc..pues tolero los secuestros. Pero en un libro de regencia en el que hay que buscar un anillo y que la autora meta un secuestro, es que me noquea.
    Lo mismo con las enfermedades o muertes. Cuando una autora mete enfermedades como ese algo que separa a los protagonistas me remata, por ejemplo, Donde siempre es otoño, Tu escribes el final, Una sonata para tí, ya que cómo se resuelve el final? con magia????. En cambio, en El libro del escandalo o en La isla, pues no me molesta tanto porque es al principio y tu sabes los que te vas a encontrar.

    Es decir, cada argumento es distinto, cada narración es distinta y cada historia es distinta. Por tanto, podemos tener opiniones distintas de temáticas similares.

    responder

  • crishi

    22 Julio 2014 a las 23:38 |
    Como soy lectora no tengo más remedio que dar mi opinión como lo que soy. Con todos mis respectos, los especialistas que hagan su trabajo.
    A lo mejor no es justo pero claro que hay distintas varas de medir. En mi caso me dejo llevar por mis gustos. Con mis autoras preferidas suelo ser más benevolente. De todas formas a algunas de ellas ya he dejado de leer porque nada es eterno. Pero con las que leo por primera vez me ando con pies de plomo; en ellas busco historias bien enfocadas, profundas y que me hagan reflexionar, con personajes bien construidos y convincentes, que el sexo no sea un medio para conseguir un fin…, es que soy un poco rara. Después de tanto leer no me conformo con cualquier historia cogida con pinzas. Si no me gustan no les doy otra oportunidad. Solo lo he hecho con Woodiwiss.
    Cuando he leído una historia con el ánimo por los suelos, o con discontinuidad por falta de tiempo, no la he disfrutado como es debido, embutiéndome en sus tripas y con todos los sentidos a flor de piel, pero no me afecta a la hora de valorar un libro porque creo que sé distinguir el grano de la paja. Después de todo solo soy una humilde lectora con la única necesidad de expresar lo que un libro le trasmite sin entrar en arenas movedizas, eso que lo hagan otros que entiendan.

    responder

  • Miryam

    22 Julio 2014 a las 16:50 |
    Primero decir que no me suelo fijar mucho en los comentarios de los demás, sólo si quiero saber algo de un libro concreto lo miro así que no sé si alguien hace esto o yo misma lo hago.

    Creo que a veces los mismos argumentos no se desarrollan de la misma manera, puede ser la historia de chico conoce chica pero luego hay muchas variantes y creo que eso es lo que hace que te guste o no.

    En cuanto al estado de ánimo, supongo que influye pero un libro bueno siempre será bueno.

    Y las autoras, pues eso, yo tengo mis favoritas que siempre compro pero reconozco que a veces no son tan buenas. Y hay otras autoras de las que me gusta una serie pero aborrezco otras, por ejemplo KM Moning me encanta en histórico/paranormal/escoceses pero la serie Fever me parece de lo peor que he leído.

    Y estoy de acuerdo con Sandrayruth e intento poner mis comentarios cuando acabo o luego se me va de la cabeza y ya no recuerdo nada, lo cual, si lo pienso bien, quiere decir que tampoco deben haber sido tan buenos ¿no?

    En cuanto a segundas oportunidades, yo siempre le doy una segunda y a veces una tercera pero más allá de ahí no porque tengo mucho que leer y no estoy para tonterías.

    Y ahora mismo, como no me gusta la erótica, me siento horrorizada cuando voy a la librería porque todo es de este tema (o casi todo) y algunos libros con títulos que hacen que no de siquiera una primera oportunidad.

    responder

  • kkekka

    22 Julio 2014 a las 16:25 |
    Uf... que de cosas. Comenzaré por la mas sencilla y que probablemente aclare mi respuesta si alguno se pierde en ella. A mi la cabeza se me va continuamente, es una característica innata, una marca de fábrica. Se puede decir que forma parte de mi encanto personal ;)
    En cuanto a las valoraciones... pues bien, muchas veces valoro diferente según la autora y el tono en el que está escrito el libro. Miro si la autora en nueva, si es mas de un género que de otro, si parece que hace corta y pega cambiando el título... hay muchas autoras que me gustan que hacen autenticas, con perdón, cagadas y lo digo.
    Lo que miro mucho es si el libro va de pretencioso y se queda en un bluf. Eso no lo aguanto, lo siento. Un argumento bueno, mal escrito no cuela. Y un argumento regular escrito bien, con diálogos buenos, peronajes atrayentes puede resultar mejor.
    Muchas veces no quiero que me cambien la vida cuando leo, solo que lo que me cuenten esté bien narrado.
    Si Nora Roberts me contara Caperucita a base de tacos y con escenas porno la mandaría a la porra. Pero si lo hace bien, aunque Caperu acabe de cañas con el lobo, lo mismo me lo trago.
    Supongo que si, llevo mucho leído (y mas que espero leer), pero me sigue gustando los sencillo y sin complicaciones. Me gusta dar segundas (y terceras oportunidades) y cambio de opinión según estoy la mar de veces. La lectura es un modo de expresión tanto del que escribe como de el que lee (por lo menos para mi). Pues hala, a expresarse.
    Besitos a todos

    responder

  • Rociodc

    22 Julio 2014 a las 13:14 |
    Uff esto da que pensar intentaré contestar todo...bueno la primer pregunta supongo que hay personas que si tienes una autora favorita por ejemplo si que cambia la vara de medir, que con otra autora... Creo que ya vamos predispuestas a que nos guste y pasas por alto cosas que con otra autora no pasarias...
    Sí pienso que tiene que ver con el estado de animo o gustos y preferencia, por simpatía también si conoces a las autora me imagino que tendrá que ver... Pero yo creo al menos que sí hay días y estados de ánimo en que una novela te puede parecer buena o no. Pienso que todo influye a tu vida si estas negativa o positiva, incluyendo un libro.
    Si creo que de vez en cuando se nos va la cabeza de tanto leer ya no sabemos ni lo que queremos jajaja
    Y por ultimo si una novela no me gusta nada nada no hay segundas oportunidades para la autora. Si veo que hay alguna esperanza le doy una segunda jejeje.
    Iterensante debate.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Otros contenidos de la web

Copyright © 2002 - 2018 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |