• Fecha: Jueves, 17 Diciembre 2020
  • Autor/a del artículo: Noemí J.

heart 4678021 640Que llegue ya la Navidad, por favor

Noemí J. Furquet

Por si el título no lo deja lo suficientemente claro, empezaré con un aviso: si el espumillón te da urticaria, si se te atragantan los polvorones y te empalagan los villancicos, quizá este no sea tu post, pero si eres de las que, como yo, cada año está deseando que llegue diciembre y tiene que contenerse a duras penas hasta que llegue el puente de la Constitución para llenar la casa de luces, poner el árbol cargadito de adornos en el salón, decorar cada habitación de la casa y cantar villancicos como si no hubiera mañana, esta entrada es para ti.

Al fin y al cabo, hay mucha gente a la que no le gusta la Navidad, pero no encontraremos mucha gente que sea fan de la novela romántica y reniegue de estas fechas tan propias para el reencuentro, para las emociones y para el amor.

La Navidad es perfecta para el romance. Es inevitable que con el vino caliente nos pongamos un poco ñoñas, nos acordemos de los que ya no están, pensemos en nuestra familia y en el regreso al hogar, y tengamos los sentimientos a flor de piel. La Navidad nos da la excusa perfecta para darnos rienda suelta. El amor, sí, ese Amor con mayúsculas encuentra en la Navidad su momento perfecto, ese en que hasta el corazón más duro se agrieta y deja que lo inunden los sentimientos. No hay nada tan bonito como una historia que remonta y se resuelve entre lucecitas de colores. La Navidad parece hecha para que las historias acaben bien y, sin duda, este año necesitamos que acaben bien más que nunca.

En un año en el que no han abundado precisamente las buenas noticias y en el que aún no acabamos de ver la luz al final del túnel, necesitamos cualquier excusa para ser felices, y si en algo es experta la novela romántica es precisamente en eso, en darnos momentos de evasión y felicidad plena. Y si otros años no eran tan importantes, en este son fundamentales.

serie bridgerton 1Cuando anunciaron que Netflix estrenaría la serie sobre los Bridgerton el 25 de diciembre, me pareció perfecto que lo hicieran el día de Navidad, y sé de unas cuantas amigas que están aprovechando para leer los libros de la saga antes del estreno. Su visionado promete unos días de vacaciones de escapismo total. ¡Qué maravilla! Además, esa misma plataforma se está llenando poco a poco de películas navideñas y medio Twitter anda revolucionado (para bien) con una nueva serie romántica, Dash y Lily, que da la casualidad de que también está basada en una novela, El cuaderno de desafíos de Dash y Lily, de Rachel Cohn y David Levithan. He empezado a verla y ya os digo que hay que hacer grandes esfuerzos para no maratonearla y acabársela en un día.

Fieles al espíritu navideño, igual que vuelven El almendro y Mariah Carey, podemos volver nosotras a los clásicos. Al fin y al cabo, si cada año regresamos a Dickens, ¿por qué no ver por enésima vez a Colin Firth con su jersey navideño en El diario de Bridget Jones? Y en España hay canales, como A3, que parece que saben lo que necesitamos este año y ya llevan un tiempito emitiendo pelis navideñas.

Aunque la nueva temporada de Un lugar para soñar, a pesar de su estreno en vísperas de las fiestas, no parece muy navideña, la saga de libros sí que tiene varios títulos inspirados por esta época festiva, por lo que bien podría ser otro clásico que revisitar. Guardo muy buen recuerdo de A Virgin River Christmas (que en español se tituló inexplicablemente Un nuevo día) y la saga tiene algún título navideño más que merece la pena (como My Kind of Christmas o Bring Me Home for Christmas, aunque no sé si están disponibles en español). Siguiendo con los clásicos, también me gustó mucho Una Navidad inolvidable, de Lisa Kleypas (con nuestras queridísimas Wallflowers). Y sin irnos tan lejos, el año pasado disfruté de lo lindo (y solté alguna que otra lagrimita) con Un día de diciembre, de Josie Silver.

Pero lo bueno siempre está por llegar. Porque si otros años me las vi y me las deseé para encontrar algo en español y me tuve que ir a leer directamente en inglés, parece que en este las editoriales han visto nuestra necesidad imperiosa de historias bonitas y me da la impresión de que hay más donde elegir que en otras ocasiones.

Por un lado tenemos las imprescindibles novelas de época, con El deseo de Navidad de lady Sophie, de Grace Burrowes, o Las especiales navidades de la condesa, de Verónica Mengual. Y es que no hay nada como un aristócrata al que la Navidad ablande el corazoncito. En cuanto a contemporáneas, en principio me han llamado especialmente la atención Diciembre (no es lo mismo) sin ti, de Beth Reekles, y Donde vive el corazón, de Brenda Novak, una autora que no suele decepcionar.

Pero a juzgar por el movimiento en Instagram, parece que es la editorial Kiwi la que va a darlo todo: en muy pocos días han aparecido Cuando pase la tormenta, de Mónica Maier, Sanando heridas por Navidad, de Moruena Estríngana, y Dime que me quieres y ¡pásame el abrigo!, de Mariah Evans, que se anuncia como comedia romántica y que ya me he comprado, porque este año, además de amor, necesito muchas risas.

Como siempre, la novela romántica viene al rescate cuando más la necesitamos. Es posible que este año no podamos reunirnos para cantar ni para cenar ni para brindar, pero siempre nos quedarán nuestros libros, los mejores compañeros, esos que nunca nos fallan. Y de todos los libros, los verdaderamente infalibles a la hora de sacarnos una sonrisa y calentarnos el corazoncito en lo más crudo del crudo invierno son nuestras novelas románticas.

Y nada más infalible que el combo amor y Navidad porque, al fin y al cabo ¿os imagináis una estampa más navideña que una lectora acurrucada en el sofá con una mantita y su libro, viendo cómo cae la nieve fuera y con el rostro iluminado por las luces del árbol? Da gusto solo de pensarlo. Pero ¿y vosotras, qué os gusta leer en Navidad? ¿Aprovecháis normalmente estos días para leer novela romántica navideña? ¿Habéis notado alguna diferencia en este año? ¿Os apetece leer más o menos? Sea como sea, espero que tengáis una Navidad excelente y que la novela romántica, como siempre, os acompañe.

 

Artículo realizado por Noemí J. Furquet.

*imágenes de Pixabay.

 

 

Comentarios (1)

  • Cynthia HJ

    18 Diciembre 2020 a las 12:49 |
    Yo soy completamente como tú: adoro la Navidad. Y mi casa lleva decorada desde antes del puente. He reservado las novelas que tienen toques navideños precisamente para leerlas en estas fechas porque, tal y como dices, este año es cuando mejor nos vienen conforme están las cosas. ¡Gracias por el artículo!

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |