• Fecha: Martes, 19 Febrero 2013

painting 2288719 640Pese a lo costumbrista que pueda resultar una novela romántica histórica-medieval, poco nos hablan sus autoras de la ropa íntima de sus protagonistas. Pero dado el género literario del que estamos hablando, en el que con cierta frecuencia se visten y desvisten, me puse a fisgonear un poco sobre ello y, hete aquí, que me encontré con algún dato interesante.
 
Señoras, por lo que parece, de vivir en el siglo XIII nos hubiera tocado, con bastante probabilidad, ir con el culete al aire. Sí, a no asustarse; por lo que cree era bastante común que debajo de toda esa ropa las féminas no usaran nada más que unas calzas que les llegaban a las rodillas.

Y, bueno, pensé, hay que entenderlo, era una forma como otra cualquiera de ahorrar tiempo y esfuerzo a sus sufridos compañeros.
 
Lo que me sorprendió más fue saber que los hombres, por el contrario, sí que acostumbraban a tapar sus partes pudendas.
 
Esta sí que es buena, me dije, yo toda la vida creyéndome perteneciente al género que ostentaba la higiene y el pudor como icono, y ahora va a resultar que eran los hombres...

Adiós a la idea de que éramos nosotras las que se lo poníamos difícil. Y, sobre todo, adiós a mi libido, pues, aunque esos calzoncillos eran un tanto ingeniosos y por consiguiente tenían su puntito, lo cierto es que no sé cuantos hombres podrían superar la prueba.
  
Así que, visto lo visto, me quedo en cómo nos los presentan nuestras autoras. Sin duda alguna me resulta bastante más alentador: prefiero que sean ellos los que luzcan sus posaderas y que, sobre lo que llevaban o no nuestras antecesoras, se corra un tupido velo.
  
Y mucho más desde que me enteré, que en la difusión de la cultura, las bragas, camisones  y  calzones bien pudieran estar, en importancia, al mismo nivel que el invento de la imprenta.
 
Sí, queridas, sí. Escribir sobre pergamino costaba un riñón, mientras que conseguir papel a base de harapos, naturalmente, resultaba más barato. Nuestros antepasados, que de tontos debían tener bien poco, decidieron reciclar los andrajos y convertirlos en la materia prima de la que están hechos los libros, y allí fueron a parar esas calzas, enaguas y calzoncillos que sus dueños desechaban. Solo tendrían que pasar unos cuantos siglos más, para que un eminente profesor de Historia Medieval de la Universidad de Utrecht se percatara de la relación que había entre el  aumento del uso de la ropa interior -sobre todo en la ciudades- y el incremento consiguiente que había existido en la fabricación de papel, llegando a la conclusión de que la ropa iítima de nuestros tatatataraabuelos fue de vital importancia para la propagación de la cultura. ¿Curioso, no? Pero dado que su trabajo no acababa ahí y que añadía el dato de que la labor de la mujer en la alfabetización es un hecho irrefutable al que no se le ha concedido la importancia que se merece, decidí que, fuera como fuese, este hombre iba a llevar más razón que un santo.

En fin, comprenderéis que, desde esta nueva perspectiva, decidiera aportar mi pequeño grano de arena a la causa y, por consiguiente, tomara las medidas pertinentes…

De momento a mi marido le compré este invierno unos buenos marianos, que hay que ver la extensión que tienen, y yo me he pasado del tanga al culotte. No os voy a engañar, hubo un amago de cuestionar el cambio en la política de interiores de mi hogar, que, por supuesto, fue rápidamente atajado por mi parte.

Faltaría más: ¡todo sea por la cultura! y más aún, si de esta forma se consiguen novelas románticas a precio más barato.

¿Alguna se apunta?  
 

 

 

Comentarios (22)

  • mariasther

    24 Abril 2013 a las 10:37 |
    Interesantísimo!!!! Ahora viene mi pregunta: ¿Qué leches hacían cuando tenían la menstruación?????????????????? No me quiero ni imaginar la guarrería...... Por favor, que alguien me conteste, porque ahora me he quedado con la duda y sé que me va a corroer.

    responder

  • Sorlib

    02 Abril 2013 a las 15:53 |
    Nunca me hubiera imaginado la relación entre la ropa interior y los libros...lo que aprende una!
    Si que es cierto que nunca me he fijado mucho en la ausencia o no de ropa interior en los libros pero a partir de ahora me fijaré mucho más :)

    responder

  • Elena

    01 Abril 2013 a las 17:51 |
    Hay que ver con lo que nos enteramos....
    La verdad es que me era mas fácil imaginarme a los hombres sin ropa interior, qué las mujeres.... no se yo....
    Y mirate tu, ya en esos tiempos ya se recicla... jejeje vamos a tener que añadir al
    contenedor del cartón/papel, nuestra ropa interior.
    Muy bueno el artículo.

    responder

  • arantxa

    01 Abril 2013 a las 16:53 |
    Dios mio, no me puedo imaginar mi vida sin bragas y sosten, no se como podian vivir sin ellos.

    responder

  • Juan Carlos Rubio Prestel

    25 Febrero 2013 a las 17:17 |
    Que no usaban ropa interior estaba claro, porque eran un poco guarretes en aquella época, pero eso de que usaban calzoncillos para reciclarlos y escribir me parece una afirmación un poco exagerada, teniendo en cuenta que los únicos que sabían escribir eran los clérigos, por lo que no necesitarían usar mucho papel.

    responder

  • marivi

    25 Febrero 2013 a las 11:53 |
    Interesante sobretodo lo del reuso de la ropa interior masculina, fijate ya reciclaban en esa epoca.
    El que la mujer no usra ropa interior ya lo sabía sobretodo al recordar cuando yo era chica ,que las abuelas que usaban refajo sobre refajo,en plena calle abrian las piernas y orinaban ahí mismo,aajjjj yo pensaba en como tendrían su ropa interior, luego ya me enteré de que no hacían uso de ello.
    Y los calzoncillos largos, gayumbos,pololos....eso los usaba mi abuelo,e incluso una amiga muy friolera debajo de los pantalones,jjjaaaja "Ande yo caliente riase la gente"
    Gracias por el articulo,muy entretenido.

    responder

  • morticia

    19 Febrero 2013 a las 02:37 |
    ¡Genial! como siempre. Es curioso conocer las costumbres de antes y muy interesante y en este caso, desde lugo, tiene su puntito.
    Gracias

    responder

  • eli

    28 Octubre 2011 a las 01:19 |
    me encanto la noticia yo tambien sabia que no usaban lo mismo que nosotros igual que se que que los metodos para sobrellevar la menstruacion era de todo menos higenicos pero lo de los hombres me deja atonita.... nunca lo imagine... nunca... excelente el articulo... ayuda mucho a las que escribimos, bueno, trato de escribir...

    responder

  • maria jose muñoz

    28 Octubre 2011 a las 01:19 |
    yo pensaba que llevaban una especie de pololos y que los hombres tambien, menos los escoceses que debajo de la falda no llevaban nada

    responder

  • Javier

    28 Octubre 2011 a las 01:19 |
    De todos modos, qué gran invento las bragas. Los calzoncillos se inventaron para controlar el movimiento del pene y el sujetador para controlar el de los pechos, pero en la entrepierna femenina no hay ninguna protuberancia cuyo movimiento deba controlarse, así que, por qué razón se inventaron las bragas: ¿defensiva? ¿estética?
    Por lo demás, me gusta lo dicho por Miryam, pues prefiero ver a una mujer con bragas que con tanga. (¿Por qué se dirá "estar en bragas" con sentido peyorativo, si yo sé de alguna que, en bragas, no está nada mal?) Y pienso que en un relato erótico debe haber referencias a la ropa de los personajes, pero de forma impresionista; que el lector imagine.

    responder

  • adictalectora

    28 Octubre 2011 a las 01:19 |
    y que me dicen del supuesto cinturon de castidad que esas antepasadas debian llevar, para cuidar la honra familiar. Con que se lo sostenia? jajajjajaa

    responder

  • sandrayruth

    28 Octubre 2011 a las 01:18 |
    Me ha encantado el artículo.. la verdad es que nunca había pensado que fueran con el culo al aire, y si lo pensaba era más de ellos que de ellas, pero bueno seguiré imaginando que sí que llevan algo porque si no madre mía...

    responder

  • AGHRA

    28 Octubre 2011 a las 01:18 |
    Mi suegra me comento que las usaban a veces y casi siempre para acostarse con su marido porque nunca las veian desnudas eso si las bragas tenian un agujerito " ADIVINA PARA QUE" yo para meterme con ella le decia: Mira que jodia y de que color eran? Rojas o negras? ya que las usaba para las diversiones jejejej y me daba con el trapo tengo que decir que la pobre tiene 94 años pero cuando me contaba esas cosas parecia que eran de peliculas en cambio si han pasado , lo qwue es la vida hija mia , nosotras aqui con las tangas o minitangas cuando pasen los años diran mira tu lo que se ponian nuestras abuelas jejejej











    Cito a Miryam:
    Yo sí he leído libros en los que hablan de la ropa interior o su ausencia. Por otro lado debo decir que una de mis abuelas nunca llevó bragas porque no las debió ver el uso. Era de refajos y siempre de negro.
    El artículo es buenísimo y yo, que nunca he sido chica tanga, debo haber colaborado mucho con la cultura de este pais ;-)

    responder

  • AGHRA

    28 Octubre 2011 a las 01:18 |
    Pues flipando me he quedado y si el tal profesor era el famoso Gutember habria que nominarlo para el Nobel aunque un poco viciosillo el hombrecito relacionar la ropa intima con la cultura , debo decir la verdad que creia que la mujeres tendrian una especie de pantaloncillos o algo asi , no pensaban que andaban con culillo al fresco , los hombres tenia entendido que en la epoca medieval llevaban como una especie de suspensorio para protejer las joyas de la familia jejeje era como un saquito donde metian las "cosillas" para protejerselas de las cotas de malla y armaduras , me has dejado bastante intrigada asi que me dedicare en cuanto tenga un poco de tiempo libre a investigar por la red para que deje de picar el gusanilli en cuanto sepa algo os lo pondre porque es interesante saber estas cosas al menos para mi jejejBesos

    responder

  • Judith

    28 Octubre 2011 a las 01:18 |
    Me apunto a lo de imaginarme la ropa interior, y pasar de la fidelidad histórica en este punto.
    Vaya disgusto, saber que las damas iban con el "culete al aire".
    Por lo demás, me ha encnatado el artículo.

    responder

  • Miryam

    28 Octubre 2011 a las 01:17 |
    Yo sí he leído libros en los que hablan de la ropa interior o su ausencia. Por otro lado debo decir que una de mis abuelas nunca llevó bragas porque no las debió ver el uso. Era de refajos y siempre de negro.
    El artículo es buenísimo y yo, que nunca he sido chica tanga, debo haber colaborado mucho con la cultura de este pais ;-)

    responder

  • Lola Rey

    28 Octubre 2011 a las 01:17 |
    Jo, es super interesante, aunque yo, imaginativament e hablando, voy por libre cuando leo y `refiero imaginarme las cosas como a mi me cuadran. Estoy con Maite en cuanto al profesor dela Universidad de Utrech, ese hombre es un lince.

    responder

  • Maite (marite)

    28 Octubre 2011 a las 01:17 |
    Al profesor de la Universidad de Utrech hay que darle un premio,por darse cuenta de ambas relaciones.Ropa interior=fabricación de papel.
    Me ha gustado mucho tu artículo.
    La verdad es que prefiero no imaginarme a nuestros protas con mucha ropa interior,y la poca que lleven de mi pura imaginación.

    responder

  • LETRA ESCARLATA

    28 Octubre 2011 a las 01:17 |
    Me ha encantado esta noticia,la verdad es que sabía que nuestras antepasados no llevaban ropa interior por la comodidad,pues ya con tanta camisa y vestidos al tener que agacharse para orinar pues era mucho más cómodo ya que no existían servicios públicos,todo se tiraba a la calle y se hacía en la calle,la verdad es que eran unos guarrillos de ahí la peste negra y el cólera...La falta de higiene era impresionante...Y lo de los caballeros lógico,imaginár os una erección con calzones pues hacerlo sin ellos se notaría mucho ya que llevaban calzas ajustaditas...¡jeje!.Me ha encantado.Un saludo.

    responder

  • Ana Fernandez (Malory)

    28 Octubre 2011 a las 01:16 |
    Yo ya sabía que las mujeres no solían llevar ropa interior, de los hombres no tenía ni idea si lo hacían o no. Por ejemplo en Asturias, las largas camisas de lino que las mujeres llevaban bajo las sayas, estaban realizadas, digamos, en dos piezas, la de arriba y a la vista, era de lino más fino y la de abajo de lino más rudimenterio. Y eso era precisamente, porque al no usar ropa interior y al hacer sus "cositas", esa parte de la camisa(que llegaba hasta las rodillas) sufría más deterioro y de esta manera era menos costoso cambiarla más amenudo que la de arriba.

    responder

  • Kay Von Dus

    28 Octubre 2011 a las 01:16 |
    Es muy cierto que poco y nada se menciona en las novelas románticas el tema de la ropa interior... bragas, calzones, pantaletas, pololos, como quiera que se las llame.
    Incluso, en cierta oportunidad, se me generó la incógnita de cómo sobrellevaban las mujeres sus períodos menstruales y expuse mi duda en una página sobre vestimenta histórica en la cual me aclararon la cuestión. En resúmen, a traves de los diversos periodos históricos, los métodos y formas fueron bastante diversos y siempre muy incómodos desde el punto de vista actual.

    responder

  • MaRtA_11

    28 Octubre 2011 a las 01:16 |
    He quedado flipando jaja ni me lo imaginabaa, pues yo también me apunto todo sea por bajar los precios!!
    Gracias por el artículo me ha gustado mucho.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.