• Fecha: Miércoles, 20 Febrero 2013

woman-1459220 640-"Yo tengo un amigo que escribe".

-"Anda, yo también".

-"Sí, pero este amigo me ha pedido que le reseñe su novela y... es un horror. No sé cómo decírselo sin que se ofenda y perder así su amistad. ¿Qué hago?"

Esta es una conversación imaginaria pero muy real. La he escuchado o mejor dicho, intuído, en muchas reseñas escritas por puro amiguismo, alabando una obra que no se lo merece, ni por su técnica ni por su argumento, únicamente porque el autor de turno es amigo de quien la reseña.

Un reseñador que se precie de serlo debe de ser ante todo sincero. Al menos esa es mi teoría, y las directrices bajo las que yo redacto mis reseñas son "Honestidad y Sinceridad" ante todo y pese a quien le pese. Bajo esas premisas ya vendrá el análisis, las comparaciones y los jarros de agua fría o las alabanzas. Todo ello sin perder nunca una credibilidad ganada a pulso. Conozco muchos reseñadores que se guían también por la sinceridad, incluso son mucho peores en el sentido de que buscan los "tres pies al gato", detallistas casi hasta el límite. A mí me gusta y los admiro por ello, pero creo que no se debe alcanzar ese punto en el que una reseña deja de ser una crítica para convertirse en un análisis pormenorizado sobre literatura y técnicas de escritura, y mucho menos se debe ser un "destroyer" con lo que otros escriben. Vamos a darles un respiro a los que se atreven a dar a conocer sus obras, cosa que para mí es un acto de valentía que se debe respetar.

Lo que me indigna es que el reseñador no sea sincero. Que dicho reseñador se ampare en la amistad que le une al escritor para no decir lo que piensa le hace un flaco favor a varias personas: al lector, que se ve engañado porque no conoce a lo que se enfrenta y paga por un libro que no merece la pena; al escritor, pues pierde la oportunidad de aprender de sus errores y volverá a cometerlos; al reseñador, puesto que dejará de ser un punto de referencia para otros lectores que buscan sinceridad en sus opiniones y cuya reseña es una guía para conocer lo que se publica en muchas editoriales y que pasan desapercibidas la mayor parte de las veces.

Yo tengo amigos a los que he reseñado. Muchos me han transmitido su "miedo" hacia lo que yo podía opinar. Para tranquilizarlos simplemente les he dicho que si su novela no me gustaba la tiraría a mi piscina. Nada más y nada menos. Ellos saben que no voy a hacer eso, es algo que practico imaginariamente, pero saben que mi opinión es sincera. No he escatimado elogios pero tampoco aquello que no me ha gustado, y muchos pueden dar fe de ello. Yo no les tengo "miedo" ni ellos a mí. La crítica con respeto siempre es bien recibida, mucho más la mala crítica, y siempre y cuando el escritor sea una persona inteligente que aprende de esas malas críticas, las hace suyas, las analiza y busca mejorar a través de la opinión de otro. Las buenas críticas son estupendas, alaban los oídos, producen una gran satisfacción pero... a veces provocan que el escritor se acomode y se duerma en los laureles.

Muchos escritores a los que reseño me piden expresamente que les busque los fallos que campan por sus novelas... yo no soy una experta en el tema pero sí me gusta que confíen en mí hasta ese punto. Lo que me gusta es la profunda humildad con que me lo piden, así que les complazco, desde luego. Alguno ha vertido una "lagrimita" y eso me empuja a animarlo más aun.

En cambio hay autores prepotentes que han presionado para que una determinada crítica (muy bien fundamentada) desapareciera de una página en concreto. Oye, amigo/a escritor/a... si no te gustan las malas críticas, no escribas, pues te expones a ello. Esa presión que hace que un administrador de una página haga desaparecer una crítica se debe al amiguismo, al temor a quedar "mal" con el escritor o a pensar que ya no tendrá su apoyo...¿y qué?...al carajo, hombre, que escritores los hay a patadas. Entonces yo sí que iría a por ese escritor, a criticarlo hasta por las facturas que paga o deja de pagar.

No se puede contentar a todo el mundo, ni mucho menos, pero sí debemos admitir las opiniones de los demás siempre y cuando sean respetuosas y fundamentadas, con argumentos. Los escritores son personas que buscan la aprobación de los lectores y críticos, pero los que son honestos además se apoyan en la opinión de quienes les pueden ayudar a mejorar. Y no se enfadan por ello, al contrario.

Y si además es un amigo quien les señala sus fallos con ese respeto al que apelo siempre, jamás se perderá esa amistad.

Puedo dar fe de ello.

Carolina.

*Carolina Márquez Rojas es, además de escritora, reseñadora en su página Entre Libros (Club de lectura) y forma parte de la Asociación de Escritores La Destilería.

 

 

Comentarios (33)

  • Mayte

    01 Enero 2014 a las 01:32 |
    Pues mira que yo me he encontrado en esa tesitura hace poco. En mi opinión, la novela de un conocido era más que un horror y ante eso opté por decírselo en privado, argumentando punto por punto donde le veía yo los fallos. No sé si me explico mal porque aún así me pidió una reseña cuando sabe que no las hago cuando el libro no me gusta.

    De todas maneras estoy flipando porque es la primera vez que mis sensaciones sobre una novela difieren tanto de lo que voy leyendo que la gente ve en ella (positivo, demasiado positivo diría yo), desconcertada ante la posibilidad de haber perdido el criterio. O tal vez no es eso, tal vez, leyendo tu artículo, me haya dado cuenta de que hay demasiados "amigos" en la red dispuestos a comprometer su credibilidad a cambio de ser complacientes.

    Yo no voy a hacerlo: por principios, por honestidad y, sobre todo, por coherencia. No me ha gustado, no me ha parecido buena y no pienso decir lo contrario. Oficialmente no me ha eliminado de sus contactos en las redes pero ya no soy su amiga. Tu conversación hipotética se confirma.
    Muy buena reflexión.

    responder

  • LadyZarek

    27 Diciembre 2013 a las 21:21 |
    Las críticas deberían ser siempre sinceras. Yo reconozco que en alguna que he escrito de algún libro que no me ha gustado, me he enfadado y no me he cortado a la hora de ponerle un 0.

    Me ha dado corte hacer alguna crítica de alguna autora muy bien recibida, pero si no me ha gustado, no puedo poner lo contrario.

    Las críticas las escribimos sin ánimo de lucro, y nadie tiene que decirnos qué poner, ya sea conocido o amigo. Siempre con sentido, y que deje claro lo bueno y lo malo, si lo tiene, de la novela en cuestión.

    responder

  • Bona Caballero

    25 Diciembre 2013 a las 13:20 |
    Como lectora o reseñadora no profesional, dirijo mis comentarios sobre un libro al potencial lector. Por ello, creo que lo importante es informar de qué va el libro y, sobre todo, razonar por qué te ha gustado o no. Mi kriptonita puede ser la poción mágica de otro lector.
    Como lectora, miro las reseñas y opiniones de la gente para saber si un determinado libro me puede gustar o no. Con el tiempo, he llegado a la conclusión de que las laudatorias reseñas de 4-5 no suelen ser muy ilustrativas. Aprendo más sobre el libro con las de 1-3. Pero, ¡ojo! Eso no significa que me aparten automáticamente de ese libro. Lo que a otro molesta puede ser justo lo que a mí me encanta.
    Por eso pienso que una crítica no debería escribirse ni para la editorial ni para complacer a un autor. De hecho, no estoy muy segura de hasta qué punto puedan serles útiles a los autores. No importa lo bueno que sea un libro, siempre hay alguna crítica negativa. Puede que errores claros como faltas de ortografía o cambio de color de los ojos de un personaje de la pág. 50 a la 100, al menos, sí les serán útiles para corregirlo en el futuro.
    No veo problemas en que te regalen un libro para que hagas la reseña, o que seas amigo del escritor. Siempre que adviertas en la propia crítica del posible conflicto de intereses.
    Creo que si un amigo me pidiera reseñar un libro, sólo escribiría la crítica si me ha gustado. Si no, no la hago.
    Lo que llevo mal es la agresividad fanática que despiertan, a veces, las críticas negativas. Gente que ha hecho críticas en goodreads, por ejemplo, han llegado a ser objeto de amenazas y amedrentamiento, incluso acoso informático.

    responder

  • Aysha

    10 Abril 2013 a las 15:06 |
    Es un tema peliagudo. Yo no tengo "amigas" escritoras, aunque con una me llevo bastante bien de hablar por Facebook. Lo cuál no quiere decir que cuándo hago una crítica (en el foro, porque en otro lugar no las hago) que vaya a poner sólo cosas maravillosas. Pongo lo que me gusta y lo que no. Las críticas duelen y mucho. No lo sé en carne propia, pero que alguien diga algo no tan bueno de lo haces, duele. De todas maneras, creo que si una es escritora debe aprender de las críticas, pues viven de sus lectoras. Tienen que aprender a sobrellevarlas, aunque duelan, pero harán que su trabajo sea mejor cada día. Como dicen por ahí: "de los errores se aprende". Pero bueno que si hay una crítica mala y 40 buenas, tampoco es para ponerse como una loca....Cada persona tiene su opinión.

    Yo, he hecho críticas "buenas" y algunas no tanto, es más con algunos libros he de decir que me he ensañado. Pero es que a veces no se puede remediar, al menos yo. Que gaste mi tiempo y dinero en leer algo y que sea de lo peor (y muchas sabéis a quién me refiero), pues me molesta muchísimo. Y no trato de poner su trabajo abajo, no. Pero sí que me cabrea que escriban determinados libros sin importar casi lo que escribe. Al menos lo veo yo así.Y más si es una escritora al que le has puesto el listón alto. Soy mucho más exigente con escritoras que en un principio considero "lo mejor" que una que leo por primera vez. En ningún momento quiero ofender, pero a veces mi paciencia tiene un límite. Y la verdad, yo considero que me mojo bastante en mis críticas. Al que le guste bien, y al que no lo siento, pero es mi opinión. Sobre gustos no hay escrito. Claro que todo desde el respeto. Y si una es amiga de alguna escritora o escritor, creo que no le hace bien si le dice a todo que "es maravilloso". Se puede decir lo que no gusta, aunque sea horrible decírselo, pero así le estarás ayudando.

    En fin, que me he liado. Como siempre un artículo estupendo. Gracias Carolina.

    responder

  • Sorlib

    02 Abril 2013 a las 15:45 |
    Un artículo muy bueno y de acuerdo en todo lo que has dicho.
    Yo nunca he hecho una reseña pero si que leo bastantes, y al final te acabas dando cuenta de quien reseña con sinceridad y quien lo hace por quedar bien con el autor.

    responder

  • Sandra Rubio

    26 Febrero 2013 a las 22:48 |
    El oficio de reseñador, como en todos los demás no debería tener amigos. Las obras para reseñar deberían ser anónimas, como en los concursos, para evitar dar una opinión en función de la persona que ha escrito la obra. Así la reseña sería imparcial

    responder

  • LETRA ESCARLATA

    24 Febrero 2013 a las 14:24 |
    Pienso que el reseñador es uno más para dar una opinión personal, puede o no gustarle una obra, el libro de los gustos está en blanco, yo suelo hacer críticas de libros que he leído pero como opinión personal, no he tendio que comprometerme con nadie porque se trata de valorar una obra por su calidad y su trabajo y además el esfuerzo que conlleva el escribir un ensayo o una narrativa.
    No soy ninguna experta pero gracias a Dios aún no he perdido a nadie por decir que la obra ha sido pésima porque ese mismo autor te sorprende con otra obra suya superándose y eso es lo que en realidad admiramos de los escritores, su valía para superarse con cada obra que realizan con tanto ahínco y eso me gusta resaltarlo cuando hago cualquier comentario, no solo se valora la obra en sí sino todo el esfuerzo realizado. Ha sido un artículo muy interesante.

    responder

  • Rosa

    22 Febrero 2013 a las 14:33 |
    Uff tema delicado, yo no tengo problemas en reseñar pero si que si te lo piden y desde luego resulta ser un amigo como le dices que el libro es malo, un horror cuando pasa.

    Luego claro esta eso de que si no les guste encima te la líen por darle una mala critica que has puesto de manera respetuosa, se lían muchas cosas con el rollo de si me has faltado, o si es un colega.

    Buen articulo

    responder

  • rociodc

    21 Febrero 2013 a las 18:37 |
    muy buen articulo, estoy totalmente de acuerdo. La verdad ese tipo de "amiguismo" que borran o cambian criticas no tan buenas solo por no perder amistades, creo que solo hace mal a las autoras ,porque aunque sea duro para la escritora y para el que hace la critica, creo que hay que ser sincero y aprender de los errores.

    responder

  • Amylois

    21 Febrero 2013 a las 11:13 |
    Yo sigo muchos blogs de libros y la verdad es que las criticas son casi siempre buenas, y la verdad es que yo creo que no todas son sinceras. Hay muchas editoriales que regalan sus libros a estas blogers a cambio de una reseña positiba. Supongo que a todos nos gustan los libros gratis, en estos tiempos que estamos pasandolo tan mal. Si me gusta leer, leo gratis, ahí tienes tu reseña. Supongo que hay una parte de comprensión por mi parte, pero no aceptación. Yo tengo un blog que leo lo que me cae y comento lo que me parece del libro que he leído. Asta ahora ninguna editorial me ha dado un libro, pero si algún autor, y ninguno de ellos me ha exigido como ha de ser mi reseña. Yo soy de las que dicen: Acepto tu libro, si aceptas mi critica. vale, mis reseñas no son profesionales, hay niñas con blogs literarios que juraria que ya les viene el libro con la reseña que han de poner. Yo no sé escribir, y posiblemente tampoco ampliar lo imposible, pero se leer y absorber bajo mi criterio lo bueno o malo.
    No sé a quien ayuda una buena o una mala critica, pero si alguna vez soy una autora, no viviré con un cinismo de que buena soy, que buena es mi novela, cuando por las noches sepa que he comprado esa opinión. Que mediocre sería. Un saludo.

    responder

    • Amylois

      21 Febrero 2013 a las 11:14 |
      Por favor, escribo tan rapido que menudas faltas de ortografía puse... entre acentos olvidados, positiva me duele.... está claro que no seré escritora...jajaja

      responder

  • Andrea

    14 Febrero 2013 a las 15:33 |
    Totalmente de acuerdo con el articulo.
    Las criticas sinceras y desprovistad de toda subjetividad o preconcepto hacia el escritor, es una beneficio para todos, lectores, autores y los propios criticos.

    responder

  • Iván Hernández

    13 Febrero 2013 a las 21:25 |
    Es bonito que te reseñen, aunque sea para mal. Leer un libro, analizarlo y después escribir una reseña sobre él no es algo sencillo. Requiere esfuerzo y hay que valorar ese gesto aunque en ocasiones el autor no salga bien parado.

    Seguro que en muchas ocasiones muestran defectos que nosotros llevamos en silencio y que no queremos gritar a los cuatro vientos, pero que sabemos que ahí están... que te los enumeren te puede ayudar a mejorar.

    Un saludo,
    Iván

    responder

  • Ruth M Lerga

    11 Febrero 2013 a las 14:13 |
    Como "escritora" (Malory, a mí también me parece que me está grande la palabrita) tengo que decir que una mala crítica escuece, escuece muchísimo, decir lo contrario sería mentir, y a mis 36 años ya no tengo edad para cuentos. Pero al día siguiente la vuelves a leer, cuando ya te has puesto la tirita, y aprendes. Si eres capaz de permeabilizarte a las críticas, puedes aprender de ellas y mejorar. Casi todas las escritoras somos autodidactas, y cualquier ayuda externa es buena. Y las críticas son ayuda externa.
    Ojo, eso no significa que esté de acuerdo con todas y las siga a pies juntillas, para gustos colores, y hay que distinguir las que se basan en el gusto de la lectora de las que se basan en la novela en sí (obvio aquí las hechas a mala leche, jijiji).
    Duelen, pero se agradecen y ayudan a crecer. Ayudan un montón.

    Como lectora, y aquí ya creo que tengo algo más de criterio, me revienta encontrar una crítica que pone por las nubes una novela, y comprarla para llevarme la gran decepción. No porque no me guste, vuelvo a distinguir gustos de novela, sino porque no se sostenga. Me fastidia... mentira, con perdón pero ME JODE porque no he leído a otra autora que tal vez lo valiera más pero no tiene amigas reseñadoras, o tiene amigas reseñadoras sinceras.

    Una vez más, Carolina, muy valiente. Y una vez más, Carolina, afortunadamente también hay gente como tú, que con delicadeza y respeto de pone los puntos sobre las íes para que sepas qué has de mejorar.

    responder

  • rosamoni

    11 Febrero 2013 a las 10:27 |
    se puede decir mas alto pero no mas claro, yo estoy totalmente de acuerdo, y creo que las criticas y reseñas deben salir del corazon de lo que de verdad sientes cuando cierras el libro eso si siempre desde el respeto.

    responder

  • Carolina Márquez

    10 Febrero 2013 a las 01:41 |
    Chicos y chicas:gracias por vuestros comentarios de apoyo, sois geniales y demostráis tener mucho sentido común. Un abrazo y gracias al Rincón de nuevo por dejar que se conozca mi opinión.

    responder

  • Lola Rey

    09 Febrero 2013 a las 21:15 |
    Estoy completamente de acuerdo contigo en todo lo que dices, no puedo añadir nada más. Enhorabuena por tu artículo.

    responder

  • Crishi

    09 Febrero 2013 a las 20:14 |
    Ufff!!! Este tipo de artículos escritos desde las mismas tripas literarias y abiertos en canal me encantan. Creo que cualquier escritor, actor, director... En fin, cualquier persona que exponga un trabajo de cara al público, incluso en el ámbito de la vida privada, debe de estar preparada para aceptar tanto las buenas críticas como las malas, siempre que las malas críticas se hagan con respeto, por supuesto. Cuando una persona admite una crítica negativa aprende de sus errores y, para mí, lo más importante es que crece como persona. Pero si la valoración negativa de un libro está bien justificada y, además, viene dada por una persona de confianza, que te cuida, que te aprecia, que te ayuda, pues hija mía, ¿qué más quieres?

    Un artículo excelente.

    responder

  • marite

    09 Febrero 2013 a las 19:00 |
    Completamente de acuerdo contigo.
    El que muestra sus trabajos a los demás tiene que acertar las críticas buenas como las malas.Siempre que la crítica sea hecha con honradez y sin faltar creo que siempre es conveniente.
    Si el autor no acepta las malas críticas flaco favor se hace a él mismo.

    responder

  • Miryam

    09 Febrero 2013 a las 19:00 |
    Muy bueno el artículo.
    Yo debo decir que no soy muy buena reseñando, simplemente me gustan o no me gustan, a veces me gustan pero no son de lo mejor y así lo digo pero claro, yo (y perdonad que diga esto) no suelo seguir mucho las opiniones de las demás a no ser que sepa que comparto gustos con esa persona. A mí hay libros que me encantan y que en general no gustan (los carpatianos son denostados constantemente y a mi no me importa porque me gustan). Creo que cada uno tiene una opinión que puede dar libremente, es más, aquí, en este foro, se supone que entramos para eso, para opinar y ver lo que opinan las demás sin tener que estar "acoj..." por si nos atacan al hacer un comentario negativo.

    responder

  • Katon

    09 Febrero 2013 a las 18:38 |
    Qué bien lo ha expresado Carolina, poco más se puede decir.
    Hay autoras que pueden ser tus favoritas, pero todo el mundo tiene una novela más floja, más precipitada o que no te guste la temática, y si nos referimos a autoras patrias la cosa ya se desborda. Yo he leído algunas de esas críticas hechas por amiguismo (no voy a decir la web donde las he leído) pero lo que me han provocado es no leer a esa autora o lo que es peor, leerla y sin ser consciente, buscarle fallos, que los había, claro que los había.
    Luego hay dos tipos de reseñas por amiguismo, las que se hacen de manera inconsciente, caundo tus sentimientos por esa amiga o lo que ha representado la novela para ti influyen a la hora de hacer la crítica, y las reseñas que son más que favorables y se escriben así con toda la intención.
    Es triste, pero al final la más perjudicada es la propia novela y la decepción que se llevan algunos lectores.
    Un artículo fantástico

    responder

  • kalina

    09 Febrero 2013 a las 17:53 |
    Totalmente de acuerdo, el amiguimo es un flaco favor tanto para el lector como para el autor, las críticas sinceras son necesarias para que un lector sepa lo que encontrará en un libro y si están hechas desde el respeto y educación que todo escritor merece son una ayuda para este, que tiene que estar preparado para encajar críticas que no sean de su agrado, se exponen a ello desde el mismo momento en que publican y tiene que estar preparados para ello. Un artículo estupendo.

    responder

  • Malory

    09 Febrero 2013 a las 15:25 |
    Un artículo estupendo y sin duda cargado de razón. La críticas menos favorables no le gustan a nadie, te hacen polvo y te llevan a preguntarte cómo han llegado a publicar tu novela...
    Cierto es que sobre gustos no hay nada escrito y que lo que a unos nos puede parecer estupendo a otros simplemente les resulta mediocre, una opinión es personal y respetable siempre y cuando no se pierdan las formas. Yo, como "escritora" (que grande me suena esta palabra y que poco me identifico con ella) tiemblo cada vez que se comenta lo que escribo, pero prefiero una crítica negativa si es sincera y me aporta algo a otra en la que se me regala el oído solo por temor a quedar mal conmigo o herir mis sentimientos y que solo sirve para engañarme a mí misma. Se agradece la intención y entiendo su postura, también soy lectora, pero a pesar de todo, prefiero una crítica sincera que me ayude a escribir un poquito mejor cada día aunque me arranque alguna que otra lágrima.

    responder

  • Elena

    09 Febrero 2013 a las 15:09 |
    A la hora de comprar una novela, me guío mucho de las críticas que tiene esta novela, me fío mucho de las opiniones.. y hasta ahora pocas veces me he equivocado, si en algunas críticas se aplica el amiguismo, esta crítica pierde toda la credibilidad, se está engañando a las lectoras y a la autora no se le hace ningún bien.

    Muy bueno el articulo. Gracias.

    responder

  • Sandrayruth

    09 Febrero 2013 a las 14:38 |
    Completamente de acuerdo con el artículo, y la verdad es que opino lo mismo. Yo intento hacer las críticas sinceras, si me ha gustado lo digo, y si no lo ha hecho, pues lo digo también, porque creo que hay que ser sinceros con lo que leemos.

    Es verdad que he visto de todo, desde amenazas, insultos, etc, porque hay "amig@s" de la/el autora/autor que se dedican a ir por los sitios defendiendo siempre a su amig@. Pues qué queréis que os diga, que me parece injusto para los que compran esos libros y después se dan cuenta de que el libro no es para nada lo que esperaban.

    Creo que desde la honradez y la sinceridad, se llega a más sitios que con amenazas e insultos. Muchas gracias por tu artículo Carolina!!

    responder

  • arantxa

    09 Febrero 2013 a las 13:36 |
    Es que una persona que tiene una relación de amistad o parentesco con un autor en ningún momento debería reseñar su libro porque no va ser nunca imparcial, esta es mi opinión.
    En cuanto a lo del fenomeno fan con los libros, es que me supera, dices que no te gusta un libro y son capaces de decirte que no eres hija de tu madre por eso, es que parecen las fans de justin bieber.
    Muy buen articulo.

    responder

  • patufet

    09 Febrero 2013 a las 13:13 |
    Que buen artículo , cuando lees una reseña esperas que ante todo sea sincera , otra cosa es que a ti te guste o no el libro en cuestión , pero es verdad que cuando una escritora se lanza a escribir tiene que asumir que no tiene porque gustar a todo el mundo , por que ya sabemos que para gustos colores.

    responder

  • David Pardo

    09 Febrero 2013 a las 13:03 |
    No puedo estar más de acuerdo con Carolina. Conozco su forma de trabajar y lo sincera que es a la hora de reseñas una obra, incluso con sus amigos, y eso es de agradecer. Además te señala los errores sin hacer sangre, salvo algún caso flagrante que creo recordar... Reconozco que tuve "miedo" cuando reseñó mi primera obra; desde entonces la quiero siempre a mi lado.
    Como siempre, muy buen artículo y a esperar el siguiente.

    responder

  • analia

    09 Febrero 2013 a las 13:01 |
    el amiguismo no solo es malo en el ambito lector-ecsritor sino tambie lector-editorial, ya que hay infinidades de blog los cuales reciben libros gratis de las editoriales y esos lectores después le dan una nota alta, asi que, yo ya no me guio más por esos blogs, porque cuando hacen la reseña no están diciendo la verdad si el libro es bueno o no, si merece tenerlo en la biblioteca o no merece pagar mucho (ni siquiera te dicen si es recomendable o no esperar a que salga la edicion en Bolsillo) o sea que, en la reseña, te están mintiendo porque no están siendo sinceros y que pena porque pierden credibilidad, asi que soy de las que opino que entre el lector y el escritor debe haber una distancia prudencial, algo alejada para evitar ese amiguismo.

    responder

  • ELSA

    09 Febrero 2013 a las 12:48 |
    Muy buen artículo, siempre he opinado que la crítica si es constructiva sirve al escritor para mejorar o pulir aquellos defectillos que con el tiempo se van subsanando, flaco favor se le hace si se pone por las nubes una obra que no lo merece y luego resulta que el escritor completamente convencido de que lo hace bien sigue en la misma línea. Es verdad que siempre es más difícil hacer una crítica a una autora española porque personalmente admiro a quien escribe, un don que yo no tengo, y porque es bien sabido que en este país es difícil publicar y más difícil aún vivir de la literatura, pero creo que poco a poco y si somos honestas con nuestras críticas podemos conseguir que haya mejores autores.

    responder

  • sara

    09 Febrero 2013 a las 11:51 |
    No hace mucho se armó el Belén aqui en el foro cuando criticamos el ultimo libro de una autora española, y las criticas no fueron muy buenas. No es que fueran malas pero desde luego no estaba el libro a la altura de los anteriores de ella.
    A sus "fans" les sentó como un tiro el que no nos hubiera gustado el libro , y llovieron amenazas, cosa que aun intento comprender.
    Si una critica no es sincera ¿para qué sirve?. Tiene que ser respetuosa, pero hay que ir con nuestra verdad por delante; habran discrepancias a nuestras opiniones, pero eso es lo bueno de opinar con libertad.
    Si una mala escritor/a solo recibe halagos por parte de su "camarilla", ¿como vá a darse cuenta de sus fallos?

    responder

  • Kkekka

    09 Febrero 2013 a las 11:33 |
    Estoy de acuerdo con lo que se dice en el artículo. Es una pena que no se deje comentar una obra con total libertad ya que es bueno tanto para el autor como para el lector.
    Una crítica, como dice Carolina, hecha desde el respeto y con argumentos siempre debería ser bien recibida.
    El amiguismo es malo en cualquier ámbito y también en el mundo editorial.

    responder

  • anasy

    09 Febrero 2013 a las 07:08 |
    Un artículo estupendo de principio a fin y que además me alegra que saque a colación de una vez este tema. Si decimos tranquilamente lo que nos parece una novela de una autora americana, tanto para bien como para mal,¿ porque debería tener menos libertad con una autora española o una conocida? Yo no soy escritora, pero imagino que las que si lo son, saben a que se enfrentan cuando publican una de sus historias, tendrán buenas o malas críticas según la persona que las lea, pero todos deberíamos poder expresarnos libremente a la hora de dar nuestra opinión, también es verdad que no es culpa de las autoras si ¡muchas de esas amigas a las que piden una reseña o una opinión, en vez de darles una crítica veraz y sincera, alaban la novela solamente para quedar bien y no mojarse. Como dice el articulo, una crítica respetuosa y educada, no tiene porque sentar mal. Gracias por este estupendo artículo.

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.