• Fecha: Jueves, 23 Mayo 2013

scrapbook-2094481 640Ayer estaba leyendo una novela (no voy a confesar cuál ni bajo tortura) y me di cuenta de que hay una serie de situaciones que se repiten muy a menudo en las novelas de Regencia (las novelas románticas históricas por excelencia) y que a todos nos parecen normales, pero si en realidad pensamos dos segundos en ellas, nos damos cuenta de que son absurdas.

Y me puse a pensar dos segundos, y tuve que coger un lápiz y uno de mis cuadernos y hacer una lista.

Aquí está:

1) El láudano lo cura todo, desde un disparo hasta el dolor de cabeza. (Y hoy en día no se encuentra por ninguna parte)

2) Las protagonistas femeninas norteamericanas tienen permiso para ser atrevidas y un poco frescas, pero las inglesas son recatadas y estudiosas. (Pobres inglesas...)

3) A pesar de que en esa época la gente se duchaba poco, los protagonistas pueden estar en un baile con cientos de personas y cuando se acercan el uno al otro huelen a sándalo, cardamomo y limón. (Nunca he llegado a descubrir a qué huele el cardamomo)

4) Si la protagonista femenina se enamora de un mozo de las cuadras o de un pirata éste tiene dos opciones; o es el hijo bastardo de un noble o se va a América solo y vuelve convertido en un hombre rico. (¿No podrían irse juntos?)

5) Si uno de los malos es guapo, en la próxima novela será el protagonista y será de los buenos. (Nota par mí misma: atreverme a hacer un protagonista muy muy malo)

6) Las protagonistas femeninas, a pesar de que han llevado una vida protegida, saben coser heridas de bala y cualquier otro tipo de percance que sufra el protagonista. (Yo me marearía al ver tanta sangre)

7) Si por algo sumamente dramático la protagonista no es virgen, él le dice: <<¿Por qué no me lo habías dicho? Si lo hubiera sabido, habría sido distinto>> (Siempre me he preguntado qué quiere decir "distinto" en ese contexto) Hay una excepción a este punto y es el caso de las viudas, pero lo dejo para otro día.

8) Si el protagonista lleva máscara en alguna escena la protagonista es incapaz de reconocerlo aunque hable con él. (Superman es peor, así que supongo que este punto no es tan grave)

9) Para describir a una protagonista femenina como inteligente siempre está aficionada a la arqueología o a la astronomía y, por supuesto, puede citar a los clásicos de memoria. Y el protagonista, obviamente, también. (¿Cómo lo harán? ¿Llevarán una libreta encima con las citas?)

10) Si salen a pasear a caballo por Hyde Park, seguro que sufren un accidente.

Ahora llega el momento de la confesión, yo también he utilizado uno de estos recursos! Si leéis Sólo Abrázame descubriréis que Tilda sabe coser heridas como si nada...

¿Qué más añadirías a esta lista?


Me hace muchísima ilusión que las administradoras de "El Rincón" hayan descubierto "LibriAnna", mi peculiar y prácticamente recién estrenado blog, y les apetezca compartir algunas entradas con vosotros. Supongo que te preguntarás por qué me animé a crear un blog a estas alturas, pues porque me apetecía tomarme mi vida profesional con un poquito más de humor. ¿No es un mal motivo, no? ¿Y qué clase de blog es "LibriAnna"? La verdad es que todavía no lo sé, así que tal vez podríamos averiguarlo juntos, ¿no crees? Lo único que puedo contarte por ahora es que no contiene reseñas y que me encantará verte por allí. 

Esta es una de las primeras entradas que colgué, espero que te guste y que me ayudes a hacerla más larga aquí y en LibriAnna.

Anna Casanovas

 

 

Comentarios (70)

  • Nivida

    18 Julio 2013 a las 22:36 |
    otra cosa la depilacion como andaban las piernas y sus axilas no me explico

    responder

  • Marián

    03 Junio 2013 a las 21:29 |
    Qué inteligente, qué irónico y qué risa!! Me ha encantado!!! No me ha quedado otra que pasarme por tu blog, un auténtico descubrimiento, gracias!
    Sobre este post, me gustaría añadir que los protagonistas masculinos, además de dentaduras perfectas, un moreno duradero, pelo que se mantiene en su sitio a pesar de los años y los traumas, etc. son inexplicablemente eficaces en todo: se quieren casar al día siguiente, sin problemas; tienen que llegar a Londres a caballo en mitad de una tormenta en solo unas horas, sin problemas; hacen frente a toda una maratón de gallinas cluecas con hijas casaderas, sin problemas, con la mayor soltura y sin mosquearse en absoluto; tienen que salvar una se sus innumerables empresas de la quiebra, también sin problemas.

    No entiendo por qué el hombre actual no ha dado ya cien mil vueltas al universo. Sorprendente, jajajajaja!

    De nuevo, encantadísima de leerte!

    responder

  • Lullabell

    02 Junio 2013 a las 09:45 |
    Me ha parecido un articulo muy gracioso y ahora veo que no estoy loca... -bueno tal vez si, pero veo que no soy la única que se cuestiona estos casos o tópicos como veo que los llaman,pero me ha encantado más que la autora del artículo ha respondido a los comentarios, lo que me hace suponer que es una persona muy agradable, espero tener la oportunidad de leer sus libros. Besos.

    responder

    • Ruth M Lerga

      03 Junio 2013 a las 01:18 |
      Lullabel,
      como Anna no te lo dirá, porque pensará que no le corresponde a ella decirte lo agradable que es, te lo confirmamos otras: Anna Casanovas es un amor.
      (y así, en voz bajita, sí, busca una oportunidad para leer algo suyo).

      responder

      • Lullabell

        04 Junio 2013 a las 06:53 |
        Ruth M Lerga

        jajaja, asi que es muy modesta, ok, gracias, por tomarte tu tiempo en responderme, y haré caso de tu consejo buscaré alguna de sus historias. Saludos.

        responder

  • Katon

    31 Mayo 2013 a las 20:58 |
    Por fin he podido leer el artículo. Lo que me estaba perdiendo, me ha encantado, y me he reído mucho, ¡¡gracias Anna!!
    Todos esos tópicos los he leído más de una vez, y como quizá los tópico de los olores son los que más llaman la atención, a mí me sorprende que después de una buena cabalgada por la finca del noble de turno la prota piense que huele a sudor, a caballo y a bosque y encima se siente aún más atraída por el protagonista ¿de verdad se han acercado a un establo? porque el olor no es que sea muy atractivo....

    No sé quién ha comentado más el artículo, si Anna o Ruth, que parece estar en todas partes, jajaja.
    Gracias Anna por el artículo!!!

    responder

  • Rachel

    31 Mayo 2013 a las 02:48 |
    A mi el topicazo que más me llama la atención es: EL BRONCEADO DE LOS PROTAGONISTAS. jajajaja. A pesar de que están en Londres o en cualquier lugar del reino unido (la mayoría de las veces) y sabiendo que allí llueve 11 meses al año y el resto está nublado. Los protagonistas siempre, siempre están morenos. ¿Cómo lo hacen? ¿Persiguiendo un rayo de sol cada vez que asoma durante un segundo entre nube y nube?

    responder

    • Anna Casanovas

      01 Junio 2013 a las 12:24 |
      Hola, Rachel!!!
      Me encanta lo del bronceado, es genial. Punto añadido a la lista.

      Besos

      responder

  • Akane

    29 Mayo 2013 a las 09:39 |
    Un buen artículo lleno de verdades como puños.

    Yo añadiría además, a las hijas de los párrocos. Que llevan una vida más protegida pero luego son de armas tomar.

    A que si son inteligentes, suelen llevar gafas, no saben vestir bien y son un poco desastrosillas, pero de la mano de la suegra/amiga consiguen convertirse en cisnes y resolver el misterio/asesinato/secuestro.

    responder

    • Anna Casanovas

      30 Mayo 2013 a las 00:32 |
      Gracias Akane!!

      Tienes toda la razón, podríamos añadir un punto para las hijas de los párrocos. Recuerdo una novela que leía hace una eternidad, "Pétalos en la Tormenta" que la protagonista era todo lo que comentas. Creo que intentaré recuperarla, había sido una de mis preferidas...

      Besos

      Anna

      responder

  • Marina

    27 Mayo 2013 a las 19:05 |
    EStupendo artículo Ana! me he reído un montón.
    No sé si lo habrán mencionado ya, pero un tópico muy recurrente es que cuando el protagonista desnuda a la inocente protagonista ella se sorprende de su "pericia". Teniendo en cuenta la cantidad de lazos, nudos y capas de ropa que lleva y que seguro que de doncella no ha trabajado nunca, deduce rápidamente que ha practicado mucho.

    responder

    • Anna Casanovas

      30 Mayo 2013 a las 00:39 |
      Gracias, Marina! Me alegro de que te haya gustado el artículo.
      Sí, a mí siempre me ha parecido fascinante (y raro) que las protagonistas para vestirse o desvestirse necesitan normalmente una o dos doncellas y un montón de horas, pero cuando van a hacer el amor el protagonista las desnuda con "pericia" y con un par de movimientos. ¿No sería más razonable que él le contase su secreto para que se desnudase sola y hacerle así la vida más fácil a las doncellas?
      Un placer saludarte!
      Besos.

      responder

  • Camila Winter

    27 Mayo 2013 a las 18:09 |
    Ana felicitaciones por el artículo, es verdad, yo añadiría que en tres libros de romántica vergara edición 2000 y poco (son algo viejos) en tres novelas románticas las heroínas zafadas 100% se entregan a su enamorado, y él les dice juro que en las tres decía lo mismo "maldición eras virgen Anne!!Debiste decirme, o avisarme, ja,ja,aja porque seguro ellos solo se dan cuenta cuando ya es demasiado tarde.
    Pero si una hace a las heroínas como eran entonces las lectoras se enfurecen, se aburren, quieren leer acción, drama, y momentos hot 100% . Los protagonistas masculinos de las novelas regencia son siempre musculosos, superdotados, inteligentes, irónicos y con alguna cicatriz, es la norma. Y si lees una norteamericana verás los nombres más raros que les ponen a las heroínas, fuera de tiempo y de género tal vez.j,aja,ja Me he divertido mucho con tu artículo. Saludos!!

    responder

  • Ari

    25 Mayo 2013 a las 13:01 |
    Conocía el artículo y conocía el blog de Anna y solo decir que también os lo recomiendo. Todas las entradas de Anna son estupendas, pero tengo debilidad por Consolando a Jane Austen :))) si podéis, no dejéis de leerla.

    Y sobre los tópicos, vale, pocas se libran de usarlos, pero por favor, sin abusar ;) y me gusta también un poco de realismo, incluso en los polvos primerizos, yo creo que estamos preparadas para soportarlo...

    responder

  • sara

    25 Mayo 2013 a las 09:13 |
    Muy bueno el articulo Anna, y con un magnifico sentido del humor que tanto necesitamos.
    Antes me bebía los libros de historica, pero ultimamente creo que ya no se le puede poner nada nuevo a estas historias. Me cansé de los tópicos que has mencionado, y del mercadeo del matrimonio de Almak ´s, y de los paseos por Hyde Park, del láudano, etc. ect. y si me pongo a pensar en los olores, mezclados con la ropa sin lavar y los pocos baños que se daban me puede dar un "clasico mareo"; que creo que ese era el motivo por lo que se mareaban tanto.
    Pero sigo LA HERMANDAD DEL HALCON y estoy a la espera del siguiente . Bs.

    responder

  • Bona Caballero

    25 Mayo 2013 a las 08:59 |
    "9) Para describir a una protagonista femenina como inteligente..." es muy posible que le guste jugar al ajedrez, no se nos olvide.
    Delicioso amontonamiento de tópicos de la Regencia. ¿Nos tranquiliza por ser terreno conocido? ¿O nos aburre ya tanto topicazo?
    En mi caso particular, prefiero que el escritor se esfuerce un poco en eludir los tópicos. Prefiero la originalidad.
    P.D.: Me apunto el blog. Que haya suerte.

    responder

  • ELSA

    24 Mayo 2013 a las 19:35 |
    ¡Me encanta tu blog Anna, dices tantas cosas que hemos hecho todas, ¡lo que lloré viendo con mi hija el jorobado de Notre Dame de Disney!. Además quiero felicitarte por tus traducciones, porque cuando tanto nos quejamos de las malas traducciones, yo que siempre me leo todo en los libros he podido comprobar que tu manejas el lenguaje muy bien y eso es de agradecer.
    ¡A lo que vamos! me divierto muchísimo con los comentarios de las foreras sobre esos topicazos y el principal son las pelirrojas, últimamente en todos los libros que he leído la protagonista siempre pelirroja. Un saludo

    responder

    • Anna Casanovas

      30 Mayo 2013 a las 00:35 |
      Muchas gracias por pasarte por el blog, Elsa, me encantará verte por allí tan a menudo como quieras. Y muchísimas gracias por tus comentarios sobre mis traducciones. No sé si lo hago bien o mal, pero puedo asegurarte que me paso horas buscando la palabra que mejor se ajusta al tono que ha elegido el autor o la autora.
      En cuanto a las pelirrojas... ¡Cuánta razón tienes! Al parecer si te sale el pelo de color naranja tienes un sin fin de virtudes. Es una lástima que la gran mayoría lo tengamos castaño, rubio o moreno.
      Besos

      responder

  • Anna Casanovas

    24 Mayo 2013 a las 17:16 |
    Me rindo
    "La típica historia: chico conoce chica, chica se enamora de chico; chico cambia el orden social."

    responder

    • Ruth M Lerga

      24 Mayo 2013 a las 21:33 |
      Ríndete Anna, pero vuelve a batallar a la hora de la cena. Así funcionan las cosas, y andamos faltos de valientes :)

      responder

  • Maesfe70

    24 Mayo 2013 a las 11:57 |
    ¡¡La Virgen Santa lo que dan de si los olores!! Solo Dios sabe a que olerían los protagonistas de las novelas de Regencia en realidad, aunque me da en la nariz(¡que chiste más fácil Dios mío!) que todas podriamos quedar mareadas de la impresión. Los tópicos son geniales y destriparlos comentandolos mas. Virgenes llenas de entusiasmo y expertas en artes amatorias, carruajes incomodísimos de los que salen encantadas tras un aqui te pillo aqui te mato, amantes incansables de los de tres sin sacarla, malos malisimos con los dientes podridos y protagonistas con la dentadura perfecta que parece que les han puesto fundas en Vitaldent y les huele el aliento a Vicks Vaporus aunque no hallan visto un cepillo de dientes en su vida. Me ha encantado tu articulo Anna. Espero seguir leyendote por aqui ademas de leerme tus novelas, que me encantan. Un beso guapa

    responder

  • Sandrayruth

    24 Mayo 2013 a las 11:20 |
    Me ha encantado el artículo!! Me he reído mucho, y la verdad es que tienes razón, aunque qué quieres que te diga, a mi me gustan, aunque resulten inverosímiles!!
    Me gusta leer porque me entretiene y me emociona, y la verdad es que si me paro a pensar en lo que usaban para que no se les notara el olor corporal u otras cosas, pues no creo que leyéramos, así que me olvido un poco de la realidad y sigo leyendo.
    Me ha encantado tu blog, me ha parecido muy divertido!!
    Gracias Anna!!

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 17:11 |
      ¡Gracias a ti Sandrayruth!
      A mí también me gustan estos tópicos, incluso los utilizo a veces en mis novelas (tal como he confesado), pero dice mucho de nosotras, de las lectoras y de las escritoras, que seamos capaces de reírnos de ello. Por eso empecé el blog, para demostrar una vez más que los tópicos acerca de nosotras no son ciertos. Una persona que lee tanto como tú y como todas las lectoras de este género es lista, inteligente, divertida, audaz y valiente. Y el poder de la lectura es exactamente lo que tú has dicho, olvidarte de los detalles mundanos y seguir leyendo.
      Besos.

      responder

  • yluna

    24 Mayo 2013 a las 10:53 |
    Muy bueno, tienes más razón...
    Yo añadiría otra:
    -Los libertinos siempre se reforman.

    Besos

    responder

  • Lady Macbeth

    24 Mayo 2013 a las 10:43 |
    Muy divertido el artículo Anna!!! y todas vuestras contestaciones también...jajaja...

    Os voy a contar una anécdota a colación del olor a sándalo... Hace diez años fui de viaje a Egipto, típico viaje con crucero fluvial por el Nilo, unos días en El Cairo y unos más en el Mar Rojo para desetresarte del caos de El Cairo. Total, que en una de esas salidas por los bazares encontré varitas de incienso de sándalo. Según me dijeron es una madera típica de por allí, yo, que siempre me he preguntado a qué olería el sándalo me tiré a por ellas, ingenua de mí me hice la película de que pondría a quemar el incienso cuando leyera mis novelas favoritas y así sabría a qué olían mis héroes románticos...jajajaja... menudo tufo!!!! sólo quemé una varita y ya tuve suficiente!!!

    Ahora, cuando leo que el protagonista huele a sándalo, trato de no pensar en el incienso, que por cierto, todavía ronda por casa, y es que compré como diez paquetes y me da pena tirarlas...jajaja....

    responder

  • rosita

    24 Mayo 2013 a las 03:15 |
    Muy interesante el artículo, ahora pasaré por tu blog, me reí, cuando leía la lista, es tan común encontrar en las novelas, los tópicos que nombrais.
    Felicitaciones!!!!

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 17:06 |
      Gracias Rosita!

      Espero que hayas disfrutado paseando por el blog. Sí, todos estos tópicos son muy frecuentes pero bien utilizados pueden crear escenas fantásticas de estas que tanto nos gusta leer (y a mí escribir)

      Besos

      responder

  • Ruth M Lerga

    24 Mayo 2013 a las 00:02 |
    A todo esto, Anna Casanovas, y coñas a parte, un artículo de autocrítica inteligente y lleno de humor. Enhorabuena. Ojalá todos nos aplicásemos el cuento con lo que hacemos con el mismo espíritu.
    Petonets!!

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 01:55 |
      Como no sé qué decir (es todo un cumplido que te guste el artículo) recurriré a una cita de Groucho Marx:

      "Humor es posiblemente una palabra; la uso constantemente y estoy loco por ella. Algún día averiguaré su significado."

      Me despido con otra de mis preferidas, también de Groucho, y que incita a la lectura:

      "La televisión ha hecho maravillas por mi cultura. En cuanto alguien enciende la televisión, voy a la biblioteca y me leo un buen libro."

      Te leo muy pronto y muy de cerca, Ruth.

      Petonets!!!!!

      responder

  • Ruth M Lerga

    23 Mayo 2013 a las 23:39 |
    De acuerdo, en "Cuando el amor despierta" solo se cumple la última, y de refilón, así que "que no cunda el pánico".
    ¿Honestamente? Rollo que te va, Anna: El láudano efectivamente era un narcótico muy utitlizado, es un opiáceo, y desgraciadamente te garantizo que se sigue recetando en la actualidad en dolores agudos de forma controlada (¡si lo sabré yo!); efectivamente la educación americana era, según dónde, menos estricta -no en Boston en la época Georgiana, y no en NY en la Victoriana- pero en general las herederas yankies, las no sureñas, fueron educadas de otro modo. Los olores de los perfumes provenían de las plantas orientales (como el cardamomo; mi nuevo prota huele a sándalo, por ejemplo) y eran olores fuertes que DISIMULABAN el corporal, porque la ducha ni olerla, no sea que el jabón les diera urticaria a los muy cochinos. Respecto de quienes se enamoran las protas y de los malos que se hacen buenos... Anna, los buenos buenísimos y fáciles son aburridos; ¿quién quiere leer una novela con un prota dechado de virtudes al que los padres no pongan pegas? Bueno, yo tengo una en mente, la última de mis Knightley, pero aun así nada será lo que parece. Lo de la virginidad no me lo he encontrado nunca, estoy O_O, lo de la valentía curando heridas supongo que será en el oeste, en Regencia no he tenido el placer, tampoco, y lo de los bailes de máscaras es ridículo: todos sabes quién es quién, y prefieren obviarlo por una noche de perversión controlada.
    Pero, coñas a partes, rebato punto por punto porque creo que estos topicazos exagerados están desapareciendo. Sí, es regencia, y sí, se esperan bailes, y cierta frivolidad y decadencia, pero creo que las escritoras cuidan más ahora estas cosas, y buscan, dentro de que como se suele decir "ya está todo escrito", sorprender a la lectora con veracidad y con originalidad.
    Y tú, precisamente, lo haces, y de forma consciente, además.
    Joder, Ruth dixit.
    Petonets, Anna.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 01:38 |
      Hola, Ruth!!!!
      Qué ilusión y que alegría encontrarte en este salón, querida.
      Sí, efectivamente todos los puntos de la lista son rebatibles, gracias a Dios, y sí, por suerte los tópicos están desapareciendo de muchas novelas de Regencia... pero lo curioso, y este es un tema que quiero desarrollar otro día, es que están "reapareciendo" en el género estrella de momento. Tú sigue mi razonamiento y verás, voy a contarte un argumento: "Doncella virgen y de belleza inusitada, proveniente de una familia humilde, estudiosa (que no lista) y asustadiza con los hombres conoce a misterioso joven muy atractivo que la arrastra a un mundo oscuro donde sólo ella podrá salvarlo de sus demonios". Dime de qué novela es:
      *OPCION A: Una novela de Johanna Lindsey escrita en 1987
      *OPCION B: Una novela de Kathleen E. Wodiwiss escrita en 1979
      *OPCION C: Cincuenta Sombras de Grey del 2012

      Hay autoras que saben "utilizar" esos tópicos y darles un giro sorprendente, otras nunca recurren a ellos, otras los utilizan con mesura y rigor cuando se ajustan a sus novelas, y otras, por desgracia (en mi opinión), abusan de ellos. Al final, se sitúe en la época en que se sitúe, lo importante, y lo más difícil, es escribir una buena historia de amor.

      Ojalá en alguna de mis novelas haya conseguido sorprender a una sola lectora, si no, seguiré intentándolo con la próxima.

      Molts petons, Ruth.

      responder

      • Ruth M Lerga

        24 Mayo 2013 a las 16:29 |
        ¡¡Es la C!! ¡¡Es La C!! Y si ni siquiera he tenido que leerla.
        Es más, te pondría una D:
        D) Una novela escrita por Austen, Bronte o Radcliffe.
        He ahí la razón de porqué se sigue leyendo a los clásicos del XIX, y a Lindsey y Woodiwiss: porque escribían cosas maravillosas que en su momento eran perfectas.
        Y que algunos sucedáneos de lumbreras pretenden avivar a estas alturas. Me temo que a la Generación del 2012 no se la leerá de aquí a treinta años, y que la extensa oferta editorial poco tendrá que ver...
        Uy, cómo me he levantado esta mañana.
        Mejor apago el ordenador y como tu Groucho, me cojo un buen libro. Creo recordar algo de una Hermandad del Halcón ;)

        responder

  • Miryam

    23 Mayo 2013 a las 22:58 |
    Anna, como siempre fantástica.
    Me encantan estos tópicos y me gustan, la verdad. Creo que lo del laudano es normal, y recordar todos los que se volvieron adictos pero siempre superan su adicción.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:28 |
      Gracias Miriam!
      Sí, el láudano era infalible hasta que te volvías adicto. Ahora que lo pienso también me olvidé de añadir "la adicción al opio y la súbita recuperación por amor". Besos.

      responder

  • sorlib

    23 Mayo 2013 a las 22:53 |
    Me ha gustado mucho el artículo, me parece muy divertido.
    Aunque debo confesar que ya lo había leído, ya que sigo tu blog desde hace tiempo.
    Me alegro mucho de que estés aquí, espero seguir leyendo tus artículos.
    Gracias por ellos y por tus novelas, las he leído todas.
    Besos.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:31 |
      Gracias Sorlib!! Confiesa todo lo que quieras y sigue leyéndome porque yo seguiré escribiendo (novelas, relatos, blogs y todo lo que se me ocurra). Un placer estar por aquí y conocer a más apasionadas de la lectura como nosotras. Besos.

      responder

  • Lola Rey

    23 Mayo 2013 a las 22:17 |
    ¡¡Genial Anna!! Enhorabuena por tu blog, me encanta la idea y el título del mismo. Pues si, tienes razón. Yo pensando en los tópicos he utilizado el del olor, me niego a ser rigurosa con la higiene de la época, jeje.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:36 |
      ¡¡Gracias, Lola!!
      Es todo un honor que te guste el blog, confieso que el título es prácticamente mérito de mi familia pero te aseguro que se lo recompensé como es debido.
      Yo me niego a ser rigurosa en lo de la higiene en las novelas de Regencia, imagínate una escena en la que la protagonista femenina nunca se ha depilado y él cree que ducharse es pecado... tiemblo solo de pensarlo.
      Felicidades por tus novelas!! Impaciente por leer la próxima.
      Besos.

      responder

  • Florecita

    23 Mayo 2013 a las 22:10 |
    Me ha encantando las descripciones y he pasado por tu blog...
    Muchas gracias por compartirla con nosotras...
    hoy no ha sido un día bonito para mi.. pero tus comentarios ingeniosos me han hecho reír a lo loco...

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:38 |
      Hola Florecita,

      Lamento mucho que hoy no hayas tenido un día bonito, espero que el de mañana sea mucho mejor y que dentro de poco todos sean radiantes.
      Me alegro de que al menos te hayas reído un ratito al pasarte por el blog y espero que cuando volvamos a leernos sigas disfrutando de mis escritos. Besos.

      responder

  • patufet

    23 Mayo 2013 a las 21:29 |
    Muy bueno el artículo Anna, como bien dice Kekka o no pensamos en esos detalles , o no leemos histórica .

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:41 |
      ¡Gracias, Patufet!

      Claro que sí, yo siempre he dicho que no soy historiadora y que mi objetivo es escribir una historia de amor que emocione al lector (intentando no meter la pata y no poner un móvil en una novela de Regencia). Lo importante, desde mi punto de vista, son los personajes y sus sentimientos.
      Un placer verte por aquí. Besos.

      responder

  • ELSA

    23 Mayo 2013 a las 20:24 |
    ¡Muy bueno el artículo y muy divertido! yo también me he preguntado muchas veces, por cosas de este tipo sobre todo cuando el protagonista huele a cuero, caballo, sudor y brandy es decir ¡A rayos!, los malos, por el contrario siempre les apesta el aliento a cebollas.
    Y esas protagonistas que recorren las highlands en condiciones extremas y siempre, siempre tienen un aroma floral, digo yo que será a cardos borriqueros.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:42 |
      Y tan borriqueros, Elsa.
      Tú imagínate a que olía Braveheart después de montar a caballo durante horas... Gracias por tus palabras, espero que los próximos artículos también te gusten. Besos.

      responder

  • Mary Jo

    23 Mayo 2013 a las 16:17 |
    Muy bueno el artículo Anna, cuanta razón tienes, los topicazos que nos encontramos en las hovelas historias son increibles.
    No hace mucho comentabamos en el foro este mismo tema, salieron muchos a relucir, me acuerdo especialmente de uno que me hizo mucha gracia y que te comento por si lo quieres añadir, y hace referencia a los olores, siempre en todas las novelas ellos y ellas se excitan del olor "almizclado" de la pareja protagonista, nos reimos comentando ¿a que huele el almizcle? por que realmente viene a ser un olor a zorruno, lo cual confirma el punto 3 de tu lista. Y hoy en día cualquiera que huela a zorruno lo mantienes apartado en el asiento del bus, y para nada te excita.
    Gracias por tus articulos y espero leerte de nuevo pronto.
    besos

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:46 |
      ¡Gracias por tus palabras y por contribuir a la lista Mary Jo!
      Sí, yo al final he llegado a la conclusión de que el tema de los olores tiene que ser una mania nuestra del siglo XXI (es broma). Tal vez las jóvenes inglesas de la Regencia carecían del sentido del olfato, lo cual también es curioso, e imposible, porque en multitud de novelas se dice que el héroe olía a limpio y a limón... Misterios de la ciencia.
      Haré todo lo posible para que vuelvas a leerme pronto.
      Besos.

      responder

    • Ruth M Lerga

      23 Mayo 2013 a las 23:59 |
      Mary JO, como ves tengo el día tonto, y sabes que hay tentaciones que no puedo resistir:
      almizcle.
      (Del ár. hisp. almísk, este del ár. clás. misk, y este del pelvi mušk).
      1. m. Sustancia grasa, untuosa, de olor intenso que algunos mamíferos segregan en glándulas situadas en el prepucio, en el periné o cerca del ano, y, por ext., la que segregan ciertas aves en la glándula debajo de la cola. Por su untuosidad y aroma, el almizcle es materia base de ciertos preparados cosméticos y de perfumería.
      Pues solo con la definición ya vez que no debe ser la leche en bote precisamente. Solo con saber que muchos perfumes sales de las glándulas anales de las civetas...
      Chiste fácil, sip, pero has empezado tú ;;)

      responder

      • Mary Jo

        24 Mayo 2013 a las 15:58 |
        Madre mía Ruth, imagina la escena, nuestra dama victoriana, quitándose todaaas esas capas de enaguas, pololos, corsés, vestidos cerrados hasta la barbilla, en el santo sanctórum del dormitorio conyugal y oliendo a almizcle ( y suerte que los veranos en Inglaterra son más suaves). No me extraña para nada que ellos pasen tantas horas al día en White's

        responder

  • Aspasia24

    23 Mayo 2013 a las 15:50 |
    Me ha encantado el artículo Anna. Iba asintiendo y sonriendo a partes iguales. Los portagonistas de las novelas románticas tienen un poco de James Bond (salvando las distancia) saben hacer de todo, saben estar en todo momento, y muchas cosas más. Pero (y éste es un pero de los que me gustan) dentro del mundo imaginario de las novelas se po podemos permitir porqué gracias a esas capacidades podemos seguir soñando cada vez que leemos su historia.

    Como Kkekka quiero darte las gracias por todas tus novelas las he disfrutado (y releído) muchísimo. :_)

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:49 |
      Hola, Aspasia

      Me llamo Bond, James Bond. No existe mejor presentación que esa para un canalla seductor e irresistible, que al fin y al cabo es lo que son los protagonistas de nuestras novelas. Coincido completamente contigo, no tenemos que obsesionarnos con los detalles, ya hay otra clase de novelas para eso, aquí lo importante es la historia y lo que nos hace sentir.

      Me hace feliz pensar que mis novelas han conseguido hacerte disfrutar.

      Besos.

      responder

  • lola

    23 Mayo 2013 a las 14:22 |
    me ha encantado el articulo anna, y mas me gusta aun como me siento cuando leo tus libros...yo añadiria otro punto aunque pueda parecer escatologico..no os dais cuenta que en las novelas romanticas en general casi nunca se nombra el periodo?, con la cantidad de transtornos que nos da hoy en dia...en las novelas, salen raptos, secuestros,bailes, escenas hot a monton y o no lo tienen nunca o lo solventan divinamente,en fin, igual estoy divagando...

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:54 |
      Tú divaga Lola, divaga, que me encanta

      Tienes toda la razón con lo del periodo, a nosotras nos deja de mal humor y fuera de combate (o peor en algunos casos) y en esa época al parecer ni te inmutabas y podías hacer de todo como si nada... O nos hemos vuelto débiles o en estas novelas nos mienten como bellacos. O tal vez es "la magia de la literatura".

      Sea como sea, no pienso dejar de leer ni de escribir (y confío en que tú tampoco y en que sigas leyendo mis novelas y muchas más). Besos.

      responder

      • lola

        25 Mayo 2013 a las 13:43 |
        mira Anna, yo mido si me gusta o no una novela segun los espasmos que me dan en el corazon,con las tuyas de la familia marti, tanto en los relatos cortos como en los largos, necesite un desfribilador a mi lado, una verdadera pasada....cuanto os admiro a las escritoras, ser capaces de plasmar en una hoja en blanco tal cantidad de sentimientos...gracias anna otra vez

        responder

  • arantxa

    23 Mayo 2013 a las 13:57 |
    Yo creo que todos esos recursos son formas de resolver una situación y que esta sea medianamente creible, por ejemplo lo del mozo de cuadra sino vuelve rico o consigue un titulo imposible casarse con una chica de familia bien.
    Ay me ha entrado la curiosidad con lo del laudano y he mirado en la wiki, y pone lo siguiente:
    Se usaba comúnmente para reducir cualquier tipo de dolor, desde el dolor provocado por la salida de los dientes en los niños a los típicos dolores producidos por el cáncer y otras enfermedades terminales; para adormecer, para la ansiedad, para el tratamiento de la diarrea (prescripción que aún sigue teniendo en algunos casos) y para eliminar la tos en todo tipo de procesos, desde una simple gripe a una tuberculosis. Su principio más activo es la morfina, aunque también incluye cantidades menores de codeína y de narcotina, aunque existía una versión de láudano sin este alcaloide, la narcotina, que paradójicamente no tiene propiedades narcóticas, y sólo provoca molestias estomacales y vómitos.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 00:57 |
      Gracias Arantxa por tu curiosidad y destreza wikipédica.
      Sí, tienes razón, los escritores utilizan (utilizamos, tal como he confesado yo de entrada en el post) estos recursos para el argumento y, si se hace bien, tienen lógica y sentido. Supongo que la explicación es que si las novelas fuesen al cien por cien realistas se parecerían "demasiado" a nuestras vidas de cada día y perderían ese poder que tienen para llevarnos a otros mundos y vivir mil historias de amor y desamor al mismo tiempo.
      Besos.

      responder

    • Ruth M Lerga

      23 Mayo 2013 a las 23:55 |
      Arantxa, lo que significa que mataban moscas a cañonazos: al final la morfina es opiáceo mas o menos puro, en función de con lo que lo "cortes". ¿Para un dolor de dientes para un niño? Así salían. Seguro que a James Malory le dolieron mucho los dientes de hiño, y claro, tanto opio tanto opio: caballero pirata, noble casado con americana ;)

      responder

  • Noabel

    23 Mayo 2013 a las 13:06 |
    Jajaja...me ha encantado el artículo. Cuánta razón lleva, pero creo que es parte del encanto de las novelas de Regencia, todas esperamos algún tópico al leerlas ;)
    Yo añadiría el asunto de ellas y el sexo. Aun siendo vírgenes y viviendo en una sociedad con tan poca información y siendo tema tabú....siempre resultan ser mejores que la más experta cortesana.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 01:00 |
      Hola, Noabel

      Me alegro de que te haya gustado tanto el artículo. Sí, parte del encanto de las novelas de Regencia reside en estos tópicos que todos esperamos encontrar en algún momento; como una buena persecución en una peli de James Bond.
      El sexo definitivamente se merece un punto en la lista; confieso que no lo incluí en su momento porque se me ocurrieron tantos subtemas (el caso de las vírgenes, de las viudas, de los/las protagonistas que tienen algún trauma, las cortesanas tímidas, las vírgenes mata haris, etc...) que decidí dejarlo para otro día y dedicarle un post a parte. Estoy en ello, te aviso cuando lo termine y seguro que podrás añadirle cosas.
      Besos y hasta dentro de muy poco.

      responder

    • Ruth M Lerga

      23 Mayo 2013 a las 23:52 |
      ¡¡Síiiii, Noabel!!! Este es mi tópico favorito. Ya dije el día que bromeamos todas sobre ello que por más que me suplicarais nunca contaría mi primera vez, no sin una botella de whisky entera en mi estómago, y eso si no me daba un coma etílico antes. Pero que os podía jurar que no fue "Ooohhhh, qué maravilla, a la primera; y ahora otro, y otro, y espera que te voy a hacer algo que no te han hecho nunca y que yo tampoco he hecho nunca pero que vas a tener el orgasmo de tu vida, chavalote, tú que eres un calavera con experiencia infinita".
      Y como dijo Marite, los polvos mañaneros son sensacionales, pero tras vaciar vejiga y aclararse la boca, jejeje.
      Pero al final las escenas hot tal y como las montan y las leemos son lo más. ¿Quién quiere un "no, espera James, me has hecho daño al romperme el himen y mejor lo dejamos a medias; súbete los pantalones, por esta noche suficiente"? ¡¡ANDA YAAA!!!
      Anna, te lo imaginas :)

      responder

  • imari

    23 Mayo 2013 a las 12:57 |
    Me ha encantado este pequeño remanso de humor inteligente que se atreve a criticar con simpatía algunos de los pilares argumentales de las novelas románticas. Yo también soy una asidua lectora de este género, me divierto con sus historias y con sus personajes aunque es casi imposible identificarse con los protagonistas: todos tienen esa maravillosa dentadura,tan perfecta y tan blanca, sin caries, ni halitosis ni nada....por cierto, acabo de tener un bebé: cómo puñetas hacían estas mujeres para dar a luz y no sufrir cambios en su figura, ni en su salud?, nos estaremos volviendo flojas con la evolución?.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 01:08 |
      ¡Me has llamado inteligente y por esto te mando un beso y un tesoro!
      Gracias Imari por leer el artículo y por añadir el tema de los dientes, sin duda tenía que ser, como mínimo, complicado.
      Yo también he dado a luz y puedo asegurarte que en mi caso no fui a montar a caballo al cabo de dos días y que todavía no tengo una cintura que quepa entre las manos de un hombre. ¿Será que la evolución nos ha estafado?
      Y en cuanto a los héroes imperfectos, te confieso que a mí me gusta escribir sobre ellos.
      Ojalá volvamos a charlar pronto. Besos.

      responder

  • Elena

    23 Mayo 2013 a las 12:57 |
    Cuanta razón tienes, Anna!!!
    Me ha gustado mucho tu artículo, y me encantara pasarme por tu blog.

    Qué gran medicamento el Laudano, servía para todo.

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 01:10 |
      ¡Gracias Elena, te espero en el blog, aquí y en cualquier parte!

      Será un placer saludarte y darte un par de besos virtuales. Por cierto, avísame si encuentras láudano, visto está que podría sernos útil.

      Besos.

      responder

  • kkekka

    23 Mayo 2013 a las 12:18 |
    Muy bueno.
    Realemente, si nos paráramos a pensar en mucho de lo que aparece en nuestras novelas tendríamos dos opciones, reírnos o dejarlas por imposibles.
    Supongo que en el terreno de la imaginación todo vale, como que en Londres se junte el mayor número de "mejores modistas" por metro cuadrado de toda Europa.
    Me he reído mucho y he disfrutado de tu artículo. Es una alegría tener a otra gran escritora como tu colaborando en este maravilloso Rincón.
    Muchas gracias y espero seguir disfrutando con ellos.
    Besis

    responder

    • Anna Casanovas

      24 Mayo 2013 a las 01:14 |
      ¡Hola, Kkekka!
      Añado "cantidad imposible de modistas por metro cuadrado" a la lista. Las pobres debían de tener mucha competencia, claro que tenía que ser muy práctico si necesitabas un vestido con urgencia para asistir a Vauxhall.
      Como bien dices tú, en el terreno de la imaginación todo vale y al final lo que nos queda (si una novela está bien escrita) son los sentimientos que ha evocado su historia de amor.
      No sé si me merezco el adjetivo de gran (de hecho, sé seguro que no) pero coincido contigo en que El Rincón es un lugar maravilloso y es una placer enorme estar aquí.
      Prometo escribir más artículos, novelas, relatos... y compartirlos contigo.
      Besos.

      responder

    • Ruth M Lerga

      23 Mayo 2013 a las 23:45 |
      Kkekka, ocurrió lo de las modistas. Como sabes que soy mega cotilla lo estuve mirando, intrigada. Las grandes modistas estaban en París, y con la moda de la guillotina hubo... digamos que un "ligero éxodo" de modistas hacia Londres. De hecho Londres se convirtió en la capital de la moda europea precisamente por esto. Si no ¿sa santo de qué los británicos de pronto tenían semejante sentido del gusto?
      Pero ya se sabe que a río revuelto ganancia de pescadores, y las modistas no iban a ir hacia España, país prácticamente en quiebra en aquel momento.
      De todas formas el artículo está lleno de topicazos geniales.. ¿Recuerdas el que hicimos en el foro? Era hilarante, y tus aportaciones también, jijji. Aprendí un montón sobre qué NO PONER en una novela de regencia.
      Besos.

      responder

      • kkekka

        25 Mayo 2013 a las 09:55 |
        Me resulta curioso lo que comentas del "efecto guillotina". Realmente les vino muy bien, ya que en muchos sitios lejos de calificar a las inglesas como delicadas "rosas" mas bien las describían como seres demasiado pálidos y de aspecto bastante caballuno. No se si es maldad o no, pero la moda francesa les debió de venir de perlas en cualquier caso.
        Tu cotillea, cotillea que no es mal vicio jijiji.
        Besitos

        responder

  • Marcela

    08 Marzo 2019 a las 18:22 |
    Las leo a las dos y me encantan sus historias! Tanto Ruth como Anna son sinónimo de calidad. Otra peculiaridad de la Regencia es que comían como elefantes pero los hombres siguen teniendo un físico fibroso y con abdominales marcados. Cierto es que practicaban esgrima y algunos boxeo pero con esos platos y vinos...

    responder

  • Ruth M Lerga

    25 Mayo 2013 a las 02:28 |
    Jajajaja. Si yo fuera hombre y mi esposa oliera a alzmicle, también viviría entre White's, Boodle's, el Angelo's, el Jackson's... Y cualquier cosa que me evitara el tifillo. ¡Qué grande eres, Mary Jo, qué grande!

    responder

  • Anna Casanovas

    24 Mayo 2013 a las 17:04 |
    Definitivamente D (incluso rima).
    Donde haya un clásico que se quite todo lo demás, coincido completamente contigo Ruth.
    Yo tengo una estantería en casa donde guardo los libros que sí o sí van a leer mis petardas, supongo que no hace falta que te diga que Grey ni se ha acercado al mueble.
    Y te dejo otra cita, confirmando así mi estatus de lectora y cinéfila empedernida, esta es de Woody Allen hablando del argumento básico de la literatura, sea del género que sea: Los ordenadores me odian....

    Espero que La Hermandad te haga buena compañía...
    Besos

    responder

Escribir un comentario

Tus opiniones son muy importantes para que esta web siga adelante, por favor ayúdanos comentando nuestros contenidos. Si envías un comentario estás aceptando nuestra política de privacidad.

Copyright © 2002 - 2020 rnovelaromantica.com y elrinconromantico.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.