Sylvia Day - Reflejada en ti

Visitas: 6115

Crítica realizada por Mencía

Libro 2 de la Serie: "Crossfire"

Eva Tramell y Gideon Cross tendrán que luchar con todas sus fuerzas para que su historia de amor triunfe. La desmedida atracción física que existe entre ellos juega a su favor, pero las tentaciones carnales no están hechas para los que les gusta bailar con el diablo, y su tormentoso pasado tampoco les ayudará a conseguir tener la típica relación romántica.

Eva Y Gideon lucharán por tener su final feliz, pero ni esto es un cuento de hadas, ni ellos son personajes de fábula. ¿Será suficiente su amor para seguir juntos, o su futuro pasa por camas separadas?

Soy consiente que tanto a este libro como a la novela anterior le precede una fama basada en las tórridas escenas sexuales que contienen. Y cierto es que el sexo inunda sus páginas y que en muchas ocasiones viene acompañado de ese lenguaje explicito y directo, que puede remover conciencias. Sí, Reflejada en ti nos habla de instintos primarios, pasiones oscuras y deseos incontenibles. Secretos inconfesables, celos y dudas se unen a la ecuación para construir una historia de amor tan intensa y compleja como los personajes que la protagonizan.

Quién se acerque a esta obra en busca de la expresión carnal de las pasiones humanas la hallará. Pero Reflejada en ti es mucho más que una novela creada para exaltar nuestra libido. Tras esas demostraciones lascivas, se nos arrastra hacia ese mundo que esconde todo ser humano, allí donde nos vemos las caras con nuestro peor enemigo: nosotros mismos.

El sexo, pese a su fuerza, pierde valor ante la adictiva lectura que nos provoca conocer los secretos que guardan sus protagonistas y los porqués de sus reacciones.

Gideon, en esta segunda entrega, no solo no defrauda, si no que mantiene y supera las expectativas que pudiéramos tener en él. Pocos personajes son capaces de hacer crecer aún más el misterio que les rodea; su esencia oscura, poderosa, dominante y pasional permanece, así como su necesidad de amar y ser amado, pero Gideon es un puzle que nos atrapa y atormenta, manteniéndonos en todo momento ávidas y expectantes. Oh, sí, su presentación es impecable, su forma de amar llama al pecado y la lujuria, su compleja personalidad nos intriga, puede atraernos o repelernos en la misma medida, y sin embargo, el final de esta novela es la constatación de su amor sin medida.

Eva nos ofrece, a través de la narración en primera persona, el sentir de una mujer enamorada. Una mujer que tiene que luchar entre lo que le susurra el corazón y lo que se le presenta ante sus ojos. La fuerza de su amor es innegable, pero también el mar de dudas y desconcierto a las que se ve sometida. Tan vital y decidida, como vulnerable, Eva nos abre el abanico de emociones que da sentido a una historia de amor marcada por la compleja personalidad de sus protagonistas.

Reflejada en ti es mucho más que las abundantes y ardientes páginas de sexo que nos ofrece. Su trama, de una aparente sencillez, su ritmo ágil, y el estilo franco y directo de su autora, nos procura una lectura sin complicaciones y de lo más entretenida. Sin embargo, es la construcción de sus carismáticos protagonistas lo que eleva a esta obra por encima de muchas otras. Reflejada en ti es la historia de una pasión que habla el lenguaje de la piel y el sudor, en ella la superficialidad coexiste con la profundidad del alma humana, y nos brinda la oportunidad de perdernos en un universo donde el amor late con el misterio y la energía que hace de él el motor que mueve el mundo.


Crítica realizada por Patufet

Este segundo libro empieza justo donde acabó el primero, Gideon y Eva han empezado una relación , en la que Eva ya se ha abierto a ella y le ha explicado a Gideon el pasado que la atormenta, pero Gideon todavía no se decide a hacerlo, incluso van a terapia para analizar sus sentimientos.

La historia entre Eva y Gideon sigue siendo dura, los demonios no han desaparecido y encima se han de enfrentar a demasiadas adversidades que harán que la relación peligre constantemente.

Si el primer libro me gustó , pero no pude dejar de compararlo a las Cincuenta Sombras, bien porqué le encontré muchas similitudes o bien porqué los leí con poco tiempo de diferencia , éste me ha gustado más y me ha tenido enganchada totalmente, quizás le he visto más identidad.

Siguen habiendo muchas escenas de sexo , para eso es una novela erótica, pero también hay más sentimientos y amor que en el primero.

Gideon no acabó de convencerme en el anterior libro, pero en éste si que lo ha hecho , cuesta entenderlo ,porqué hace cosas que en principio no entiendes , pero todo lo hace por su amor a Eva.

La autora ya nos empieza a explicar algo de la infancia de Gideon , aunque supongo que lo esclarecerá más en la siguiente entrega , y así ya vamos entendiendo los cambios de actitud que a veces se producen en nuestro protagonista.

Eva sigue siendo un personaje de mucha fuerza y demuestra una gran paciencia con Gideon.

En cuanto a los secundarios , seguimos de cerca con la historia de Cary , con sus amores y desamores, aparece también el padre de Eva, al que podemos conocer un poquito más.

A pesar de que el principio de serie no me acabó de llenar, he de reconocer que con este libro me he quedado con ganas de más .

Mi valoración Muy bueno

blog comments powered by Disqus

Comentarios (2)

  • Paula

    07 Noviembre 2012 a las 16:22 |
    Me encanto este libro, esta muy bien narrada la historia, Gedeón es un misterio, nunca pierde su atractivo. My buena
  • kristenyn

    17 Noviembre 2012 a las 16:51 |
    Como en todas las triologias...para entenderla se tiene que leer el primero...
    Mas de lo mismo...me esperaba algo mas...en este segundo libro...ni que decir tiene que se parece un monton a cincuenta sombras...esperare al tercero para saber el final.

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Síguenos en Facebook y Twitter