Sally Mackenzie - El marqués desnudo

Visitas: 1602

Crítica realizada por Zurine

ÉL ERA UN HOMBRE PRÁCTICO...

A la hora de proponer matrimonio Charles Draysmith era tan romántico como los fríos páramos de Diciembre. Puede que Emma Peterson fuera la hija de un simple vicario, y que él sea el nuevo Marqués de Knightsdale, y puede que quisiera casarse con ella para tener que evitar buscar una prometida entre las insulsas damas de la sociedad. Pero el colmo de los colmos llegó cuando tuvo la osadía de decirle lo mucho que iba a disfrutar "haciéndola" un heredero... y es que hay cosas que una dama no puede permitir.

PERO ELLA ERA TODO PASIÓN...

Las mujeres tienen ese "algo" que consigue atraer la atención de un hombre. Puede que su propuesta carezca de gracia, se dice a sí mismo Charles. Pero es la solución perfecta: él consigue una esposa, sus pequeñas "cargas" consiguen a la madre que tanto necesitan, y Emma obtiene una vida segura y una buena posición en la sociedad. ¿Lo ves? Así de simple. Práctico. Sensat... -¡oh no!, no me lances la figura de porcelana... Vale, lo mejor es que le confiese la verdad para calmarla. Y la verdad es que está loca y completamente enamorado de ella.

Una vez más, el argumento promete. Una mujer con carácter, un hombre irritantemente seguro, anécdotas divertidas... Y de repente, a las pocas páginas de empezar el libro, se desinfla por completo.

La historia parece interesante. El título de Marqués no es lo único que le deja su difunto hermano a Charles, el protagonista. Muy a su pesar, también se encuentra con la responsabilidad de criar a sus dos sobrinas, a las que apenas conoce: Isabelle (callada y reservada) y Claire (la típica niña de cuatro años que no se para a pensar en lo que dice). Así que no le queda otro remedio que volver a Knightsdale. Y reencontrarse, a su vez, con su pasado. Un pasado con nombre de mujer.

Emma es la hija del párroco, el hombre que se encargó de los estudios del nuevo Marqués de Knightsdale. Fue, desde los seis años, la "sombra" de Charles. Él se convirtió en su héroe, en una especie de ilusión... una ilusión que reaparece cuando el marqués aparece de nuevo en su vida.

Ella se encarga de cuidar de las niñas mientras la niñera está ausente por la enfermedad de su madre, y es por el cariño que éstas le profesan, que Charles decide convertirla en su esposa.

Y la trama de la historia será enteramente dedicada a este propósito.

Desde luego, he leído historias parecidas a esta anteriormente. Y son temas que normalmente me dejan buen sabor de boca... de no ser porque esta está muy mal llevada.

Ya desde el principio, cuando nada más verla, el protagonista decide convertirla en su esposa cuando hace años que no la ve y no sabe en qué clase de mujer se ha convertido... ha sido como un jarro de agua fría.

Tampoco me han parecido coherentes los pensamientos de ambos protagonistas. Es más, aún y habiéndo leído el libro entero, sigo sin sentir que conozco a los protagonistas. Normalmente, al terminar un libro, una se queda con la experiencia de haber comprendido a los protagonistas, de haberlos sentido en la propia piel... al menos, es lo que yo pienso.

No obstante, tanto el uno como el otro me han dejado completamente indiferente. No he sentido la química entre ellos, ni el cariño, ni el proceso de enamoramiento...

Sólo me ha transmitido frialdad. La manera en la que está escrito no me ha gustado, eso por no mencionar la pésima traducción que Valery nos ha regalado nuevamente en esta entrega.

Los protagonistas secundarios... la tía Beatrice ha aportado algo de frescura, aunque a veces me resultaba demasiado brusca con sus comentarios...

Las sobrinas si que me han hecho pasar un buen rato. Creo que tanto ellas como el amigo del marqués que aún queda soltero, son los únicos que se libran.

Por otro lado, el tema de los diálogos... no sé. Me ha dado la sensación de que la autora quería sacar la gracia con sus comentarios soeces y explícitos acerca del acto... hasta el punto de resultarme realmente vulgares.

Eso por no hablar del típico malo de la historia de este libro. Con apenas mención de los hechos, al final parece intentar meter la típica historia donde ambos están en peligro pero milagrosamente termina solucionándose todo a la perfección.

En definitiva, una absoluta decepción. Y un claro ejemplo más de que no debo de hacerme expectativas por un argumento atrayente. Al menos, lo compré en formato bolsillo Le doy un 3, sólo por las ideas descabelladas de las niñas.

Comentarios (2)

  • Irdala

    29 Agosto 2013 a las 23:33 |
    Para mí ha sido un libro de lo más simple. Una novelita sencillita y desde mi punto de vista, prescindible.
  • Nosololeo

    13 Enero 2014 a las 16:18 |
    vaya pues una sorpresa porque yo de esta escritora he leído algún que otro libro y una de las cosas que me gustan es la originalidad pero bueno a veces sucede que cuando escribes muchos libros alguno tiene que ser peor no? Este me lo apunto para no leerlo jejeje

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Boletín de noticias

¡Introduzca su dirección de email
para recibir nuestro boletín!
Dirección de Email:
 

Copyright © 2002 - 2010 elrinconromantico.com
Copyright © 2010 - 2013 rnovelaromantica.com

Portal optimizado por www.webactualizable.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |