Sally Mackenzie - El duque desnudo

Visitas: 3240

Crítica realizada por Simi

La sorpresa de su vida.

Sofisticada y escandalosa. De hecho, la señorita Sarah Hamilton, una correcta joven de Filadelfia, piensa que el comportamiento de la sociedad de Londres es completamente vergonzoso ¿Cómo es posible que despierte de su inocente sueño y encuentre en la cama junto a ella a un hombre tan guapo ¡y totalmente desnudo!? Los risueños mirones de pie en la puerta no resultan de ninguna ayuda... y seguramente este loco enamoradizo no puede ser un duque, como él afirma. Está comprometida...¡aunque ni por asomo piensa casarse con él!.

El momento más dulce de la suya

James, el duque de Alvord, está encantado con su inesperada compañera de cama (y para nada temeroso ante la furia que le enciende las mejillas). Es verdad que las circunstancias y el lugar de su primer encuentro son muy inusuales, pero la briosa norteamericana que está golpeándole con una almohada es una belleza incomparable. Si Sarah tan sólo escuchara la explicación perfectamente razonable que él puede darle, James está seguro de que podría capturar su corazón... para siempre.

Primer libro de la saga

Sarah es una mujer que ha sido criada por su padre y unas tías solteronas en Norteamérica. Poco antes de morir, su padre le pide que cuando fallezca vaya a Inglaterra a encontrarse con su tío, el conde de Westbrooke.

Cuando esta llegando a su destino se detiene en un posada a pasar la noche y el posadero la confunde con una prostituta, pero en el momento justo entra un caballero bastante bebido y convence al buen hombre de que esta esperando a la señorita. Sarah esta tan cansada que sabiendo que es un error ir con él, lo acompaña creyendo que le ha conseguido una habitación al confundirla con otra persona, pero lleva tanto tiempo sin dormir en una cama que decide aprovecharse de esa circunstancia.

James esta resignado a casarse inmediatamente, su primo ha intentado matarle en mas de una ocasión, no tiene pruebas y prácticamente a nadie que le crea, pero no puede dejar que su primo se haga con el ducado ¿Qué les pasaría a su tía y a su hermana? Richard es un hombre cruel que las haría sufrir, al igual que a sus empleados y arrendatarios, así que debe casarse cuanto antes y engendrar un heredero. Con estos pensamientos en mente entra en su habitación, y cual es su sorpresa, hay una mujer preciosa con un pelo rojizo que le llama la atención. Ahhhh, seguro que su amigo ha pagado a una prostituta para que le caliente la cama, pero parece tan cansada que decide dejarla dormir, se desnuda y se mete en la cama con ella.

A partir de aquí nos podemos imaginar un despertar de Sarah un poco escandaloso, a un James partiéndose de risa cuando se entera de quien es ella y quien la ha llevado a la habitación, a la tía de James, lady Gladys escandalizada por el comportamiento de su sobrino que esta totalmente desnudo con una mujer en la cama, a la dama de compañía de ésta y a su amigo Robbie que no sabe si reír o quitarse de en medio.

Con este inicio del libro tan solo te cabe esperar diversión, pero a medida que avanza la historia se va desinflando, pasando de un argumento que te atrae y parece divertido a una historia correcta en su forma pero insensible a la hora de llegar al lector.

Hay errores de traducción, faltan separaciones de texto y alguna que otra confusión de nombres. Pero también tiene algo que me ha gustado mucho: los pies de página. Reseñas históricas y de lugares característicos que solemos encontrarnos en los libros de histórica como: Bedlam, White´s, Almack´s, Eton, etc. Vale que la mayoría de las que leemos estos libros ya sabemos que son, pero cuando yo empezaba a leer romántica perdí mucho tiempo buscando todas estas referencias, así que no esta de más una ayudita por parte de la autora o la editorial.

En cuanto al argumento me ha gustado como se desarrolla la relación entre ambos, las confusiones respecto al apodo de James "el Monje" que bien tiene su lógica explicación, la forma de ser de él, me ha parecido que realmente se enamoraba desde el primer momento, mientras que Sarah no es para nada la mujer sofisticada que se nos anticipa en la sinopsis, mas bien es una mujer voluble y sin personalidad que cree poder estar embarazada por un simple beso. El malo malísimo, se las trae, es de esos que odias desde el primer momento y el único que te hace sentir algo diferente al aburrimiento que provocan el resto de personajes.

Cuando me pasa esto con un libro me cabrea, tiene los ingredientes necesarios para hacer una buena historia, divertida, sensible y entretenida, y cual es el resultado: una historia aburrida sin mas.

Mi valoración es 2 sobre 5

blog comments powered by Disqus

Comentarios (0)

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Síguenos en Facebook y Twitter