Rebeca Rus - Sabrina 1 El mundo 0

Visitas: 1870

Crítica realizada por Andromaca

Sabrina tiene veintiséis años, es alocada, irresponsable y con tendencia a meterse en líos. Su trabajo como creativa júnior en una agencia de publicidad no le da más que para compartir un piso caótico con dos amigas, paliar su afán consumista en Zara y llegar a fin de mes en números rojos.

No obstante, Sabrina ha decidido convertirse en la mejor publicista de España. Así que, por primera vez en su vida, va a dejar el Messenger, las intrigas de oficina y los escaqueos para trabajar por esa meta. Lo que Sabrina no se espera es que dentro de su cabeza haya verdadero talento, y mucho menos que la persona que va a ayudarla a descubrirlo sea quien es.

No recuerdo qué razones me motivaron a comprar esta novela. Lo que sé es que no me arrepiento de haberlo hecho. Disfruté realmente leyendo este libro, y no tengo dudas de que volveré a leerlo.

La protagonista, Sabrina, es excesivamente fantasiosa, y en mi opinión bastante teatrera. Tiene la cabeza llena de pájaros, le encanta hacer castillos en el aire y lo suyo es un síndrome clarísimo de la lechera del cuento. Sabrina está decidida a ser la mejor creativa, a viajar por el mundo, ganar prestigiosos premios internacionales, comprar ropa a la última moda, ir a las mejores fiestas...El problema es que está más ocupada planeando cómo va a conseguir lo que sueña, que en trabajar duro y en esforzarse para lograrlo. Y eso le acarrea más de un problema, se mete en muchos líos por culpa de su imaginación y fantasías. Aunque tiene suerte de estar rodeada de gente que la aprecia mucho y trata de ayudarla para sacar provecho a todo el potencial que oculta y para ayudarla a resolver los problemas que ella sola se crea.

Todos y cada uno de los personajes, por breve que sea su aparición, están muy bien definidos, resultan muy creíbles, aunque sean descritos desde el punto de vista fantasioso de Sabrina, y creo que en la vida real, podríamos encontrar a alguien que se parece a alguno de ellos.

Mónica, la compañera responsable; Juan Pacheco, jefe directo de Sabrina, y su particular mentor; Daniel, el jefe enrollado y guapísimo (que no es trigo limpio); Nico "Mano Lenta", el jefe exigente (pero que ayuda a los demás); Mart Vader, la malvada hija del presidente; Tormento Ruiz, el jefe-ogro...y luego están sus compañeras de piso: Ana y Candela, compañeras de correrías y juergas, cómplices de la vida desastrosa en su piso compartido.

Candela es mi personaje favorito, esa niña rica de provincias que vive en un mundo de fantasía e ilusión en el que sólo ella tiene acceso. Tal es mi devoción por el personaje, que tras leer la novela, escribí a la autora: al principio del libro facilitaba su dirección e-mail por si alguien quería enviarle algún comentario, yo lo hice, primero para felicitarle por el libro, y segundo para manifestar lo mucho que me había gustado Candela y para preguntarle si se había inspirado en alguien de la vida real para crear el personaje.

Los diálogos entre los personajes son...no sé cómo definirlos, frescos, divertidos, no se hacen nada pesados, y la visión particular del mundo de la publicidad desde el interior de una agencia, es desternillante...

Siempre se dice que es más difícil hacer reír que hacer llorar, y cuando se trata de un libro la dificultad de provocar alguna emoción aumenta. Pero leyendo Sabrina 1 El Mundo 0 he soltado mis buenas carcajadas en más de una ocasión. Malentendidos, situaciones cómicas y algunas inverosímiles hacen que la lectura sea muy divertida y muy amena. Las páginas volaban ante mis ojos y cuando quise darme cuenta había terminado con el libro.

Espero sinceramente que la autora no se quede aquí (ni tampoco en el segundo), quiero saber qué más pasa con Sabrina y los demás. Quiero saber cómo afronta el camino hacia la madurez (y si lo consigue). Quiero reírme más con sus historias, sus ocurrencias.

Si os animáis a leerlo, sólo me queda desearos muy buena lectura.

Valoración 4.5 de 5

---------------------------------

Crítica realizada por Martika

El libro cayó de casualidad en mis manos este verano, ni más ni menos que con un periódico.

No suelo leer este tipo de género....creo que se llama chick-lit (no me preguntéis de que se trata porque no me ha quedado claro...je je je). Ha sido una grata sorpresa, no me esperaba una historia tan real y divertida.

Sabrina trabaja en una agencia de publicidad, lleva tres años en la empresa y es un verdadero desastre. Es irresponsable, llega tarde al trabajo, está desmotivada, se escaquea a la menor oportunidad...

Su vida personal es más de lo mismo, mucha juerga, borracheras, sin un euro en el bolsillo, compradora compulsiva de ropa, la casa un desastre...

Vaya que vive en el mundo de Yupi.

Hasta que un día decide dar un cambio radical a su vida. Le surge una gran oportunidad en el trabajo, esta es la ocasión perfecta para demostrar su talento y demostrar al mundo y a sí misma que puede cambiar, ser creativa, responsable...vaya en resumen madurar.

Al principio me costó engancharme a la historia, era algo totalmente diferente a lo que estoy acostumbrada. Una historia narrada en primera persona, como si estuviera escribiendo un diario o contando sus aventuras a otra persona. Tan alocada e irresponsable que me entraban ganas de estrangularla. Pero poco a poco te va enganchando, te hace tan partícipe de la historia que parece que estás metida en ella.

La publicidad es un mundo alucinante, toda una revelación. Es increíble cómo te pone en situación, como te describe la creación de un anuncio, desde la idea hasta la realización.

Me he reído muchísimo, he llorado y me he emocionado. Esta Sabrina y sus locuras me han llegado al alma.

Los personajes secundarios son tan reales, tan particulares y especiales que les coges hasta cariño. Sus compañeros de trabajo, algunos tímidos y otros frikis, son tan importantes en el desarrollo de esta historia como lo es Sabrina. Y sus compañeras de piso, madre mía, como me he podido reír con Candela, Ana y su vecino Lucas. Menudos personajes.

Dos hombres muy importantes en la vida de Sabrina, que nos harán suspirar y resoplar. Enfadar y emocinar...Nicolás y Ales, ambos esconden un gran secreto...

Nicolás... que personaje tan tímido, tan tierno, reservado y misterioso.

Alex...es cómo un príncipe en un cuento de hadas.

Tengo que decir que me hubiera gustado que la historia de amor se desarrollara mucho antes, para que estuviera más presente. Es muy muy bonita, surge poco a poco, y las sensaciones son tan extrañas e incomprensibles que dan miedo.

En definitiva, una lectura amena y divertida, con una explosión de sentimientos tan reales que te hacen partícipe de la historia.

Le pongo un 4

---------------------

Crítica realizada por Malory

Aunque tengo que reconocer que en un principio no llegó a engancharme y lo dejé en un par de ocasiones, la desorganización de Sabrina, su incapacidad para ser seria cuando el momento lo requería o la falta de higiene y orden en su casa (me enervaba de tan solo imaginármelo) lograban que la muchahca no me cayera bien, y eso hacía que no me enganchara su historia.

Pero poco a poco fui dejandome arrastrar por al istoria y sin apenas darme cuenta estaba tan sumerjida en el ajetreado mundo de Sabrina, que terminar de leer fue coser y cantar.

Me he reido mucho, de hecho pocas veces me he reido tanto como con este libro, los comentarios de Sabrina, las alegorias usadas con los personajes, que me parecen buenísimas y las situaciones, son realmente fantasticas e hilarantes.

He llegado a odiar a Daniel y a adorar a Nico (¿Cómo no?), a desesperarme con Candela y a disfrutar con Pacheco y su sabiduría callejera.

El final me ha resultado de lo más conmovedor, tan bien escrito y decrito que creí estar en al piel de Sabrina y sentir todo lo que ella estaba sintiendo (quién pudiera)

En resumen, le pongo un 4/5, porque finalmente me ha gustado, me he reido y me he emocionado con esta loca historia de Sabrina y su mundo aún más loco y desordenado.

------------------

Crítica realizada por Aysha

Es la primera vez que leo un libro de esta escritora. Leí las críticas de mis compañeras y me decidí a leerlo.

Sabrina, es una joven muy loca que trabaja para una importante agencia de publicidad. Su vida se basa en salir de fiesta, no tomarse las cosas en serio, estar pendientes de los cotilleos de la oficina y hacer lo menos posible en el trabajo. Su compañera, Mónica, es todo lo contrario a nuestra protagonista: metódica, ordenada y eficiente. Las dos hacen un buen equipo. Pero ahora Sabrina tiene que espabilar y decide ser la mejor publicista de España. Tiene la oportunidad con una nueva campaña.

Por otra parte, no muy lejos de Sabrina, tenemos a Nico. Un hombre tímido, inteligente y que tiene puestas sus esperanzas en Sabrina. Ella, no lo soporta, pero poco a poco verá que la gente no es quién parece.

En un principio, creí que iba a ser menos serio. Normalmente el género Chik-lit (al que estoy acostumbrada a leer) vemos el lado "divertido" en todo momento de la protagonista, pero en este libro no reluce todo ello. Al comenzar el libro Sabrina me parecía una vaga, alocada y buscando la salida más fácil a todo. Cuando creía que iba a cambiar, volvía a hacer de las suyas. Entiendo que es una chica joven, pero de ahí a irse de copas por la mañana y tener una borrachera todos los días, no hacía más que disgustarme con su personaje. Por no decir esa obsesión por ir de tiendas. Lo peor, para mí, es "ese antro" que le llamaba piso. Vale que tus compañeras de piso no son Mister Propper, pero vivir en la suciedad absoluta, me da más asco que otra cosa. No sé muy bien, que pretendía la autora, pero desde luego si hay gente así, verdaderamente tienen un serio problema. Como iba diciendo, mi opinión hacia la protagonista fue cambiando, porque su trabajo es realmente duro. Poco a poco se ven sus esfuerzos, como trabaja y como no es apreciado. El personaje de Sabrina puede ser cualquier persona humana ¿Por qué? Porque este personaje al ver que sus esfuerzos no son apreciados se derrumba. Pero tampoco es una salida quedarse en casa, como a veces hace ella, y mucho menos beber. He creído por un momento que esta chica tenía un problema serio por el alcohol: ya fuera para celebrar algo, para consolarse, para divertirse.....¡Gin tonic´s para dentro!

Aún así a medida que seguía la historia, cada vez me gustaba más, pero hubo momentos que se me hizo muy largo.

Hay una gran variedad de personajes, todos ellos muy bien definidos y que la autora hace creer ( o quiere hacer creer) al lector algo que no son. Desde Tormento Ruíz , Ana y Candela (sus compañeras de piso), Mart Vader (la mala malísima), Daniel (el jefe guaperas falso), Juan Pacheco (el genio de las frases), Alex (el clon de Ewan McGregor) y mi favorito: Nico. El silencioso y tímido Nico. Éste, el más alejado y quién derrite el corazón de Sabrina. En todo momento estaba pendiente de ellos dos, pero cada vez que creía que ocurría algo Sabrina se mete en líos.

En cuanto a los diálogos y la historia, están muy bien relatadas. Está escrito en primera persona, y los pensamientos y opiniones de Sabrina hace que sea más llevadera su historia sin llegar a ser pesada. Te adentra en el mundo de la publicidad, viéndola desde un punto de vista a la vez gracioso e interesante.

Me he echado unas risas con este libro. Aunque....me esperaba un poco más de él. Como ya he dicho, en algunos momentos de la historia se me hizo muy largo. Eché de menos escenas entre Nico y Sabrina. Sólo hasta el final no vemos lo que esperas desde el principio. Un punto a su favor, es que ves la evolución de la loca Sabrina a una Sabrina más seria (pero sin llegar a cambiar mucho) y que espabila ya sea en el amor y en el trabajo. Ya sé que el género Chik-lit no se caracteriza por las escenas de "amor" o "sexo", y aunque una hay, quería mas. Se merecen, ambos personajes, que tuviesen más encuentros.

Mi valoración general: Buena. Aunque me he reído y divertido, en algunos momentos se me hizo largo. Sí lo recomiendo, porque a pesar de ello, tienes otras muchas cosas: diversión, humor, líos, más líos y amor.

Comentarios (2)

  • isa

    12 Abril 2012 a las 10:51 |
    Pues mi puntuación es 5/5, desde que descubrí a Rebeca Rous la considero la reina del chick lit español. Tengo la reseña hecha en mi blog, así que no la voy a repetir aquí, pero si he hechado algo en falta en estas críticas es una referencia a la famosa "Ley general de madres", como me he reído con eso.
  • isa

    12 Abril 2012 a las 10:53 |
    Perdón, Rebeca Rus, quería decir.

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Boletín de noticias

¡Introduzca su dirección de email
para recibir nuestro boletín!
Dirección de Email:
 

Copyright © 2002 - 2010 elrinconromantico.com
Copyright © 2010 - 2013 rnovelaromantica.com

Portal optimizado por www.webactualizable.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |