Mary Balogh - Noche de amor

Visitas: 9026

Crítica realizada por Azalea

Upper Newbury está de gala, expectante y ansioso por ver el enlace más fastuoso jamás celebrado en la región. Tras muchos años de espera el conde de Kilbourne contraerá matrimonio con su prima y eterna prometida Lauren. Todo es perfecto se mezclan los nervios con las expectativas, con los buenos deseos y la felicidad latente. Todo es perfecto, las altas esferas de la buena sociedad se encuentra en la iglesia, los vecinos del puebo aguardan fuera y Neville frente al altar. .. Todo sigue siendo idílico cuando entra la novia, solo que en lugar de Lauren, camina hacia él una pequeña muchacha harapienta con aspecto de mendiga… una mujer a la Neville reconoce como su esposa.

Una noche de amor, es lo único que compartieron Lily y Neville 18 meses atrás, cuando debido a la prematura muerte del sargento Doyle –padre de Lily- Neville decide hacerse cargo de ella y protegerla con su matrimonio. Un desgraciado enlace que apenas duró unas horas en las que se prometieron amor eterno, si bien con la llegada del día, un grupo de franceses hirió de muerte a su joven esposa…

Tras el shock en la iglesia Neville - atónito por reencontrarse con Lily, por saber que está viva- decide llevarla a Newbury Abbey, su casa principal. Poco hace falta para que todos sean conscientes de lo fuera de lugar que se encuentra la pequeña Lily. Hija de un sargento, lo único que ha hecho en su corta vida es acompañar a su padre por todas sus travesías, vagando por todo el globo, desde la India hasta Portugal, es una joven con muchas vivencias y pero con pocos conocimientos fatuos y destrezas tan importantes para la buena sociedad, es totalmente analfabeta y apenas saber cómo dirigirse a la nobleza… Desde el primer momento se siente encerrada, enclaustrada en una preciosa jaula de oro, en un lugar donde no pertenece y jamás podrá hacerlo, sintiéndose además responsable de la infelicidad de Neville (su gallardo caballero) y de Lauren a quien le ha arrebatado todos sus sueños de una vez.

Lily no murió en aquella batalla, pero tampoco salió indemne, fue apresada con los partisanos, fue vejada y golpeada y por encima de todo fue usada por Manuel, el cabecilla del grupo, quien durante 7 meses la utilizó de forma reiterada… Cuando consiguió salir después de volver a vagar por tierras ibéricas contó con la ayuda del capital Harris para volver a su país, un país en el que nunca había estado… Lily durante todo su cautiverio, siempre tuvo un sueño, una ilusión de amor similar a la de aquella noche… un sueño que se estaba convirtiendo en una gran pesadilla.

En un principio Noche de Amor me recordó a My Fair Lady, donde una mujer absolutamente falta de recursos sociales y económicos es convertida en una gran dama por su tutor… si bien la intención de Neville no puede estar más alejada… No quiere que cambien, no pretende cambiarla y por encima de todo no permitirá que nadie le haga desdichada… Quizá al principio se muestra un poco distante y condescendiente con ella, si bien a medida que van sucediendo los hechos parece que es más ausencia de habilidades y culpabilidad que otra cosa.

Neville es un hombre entregado a sus tradiciones, que tras su periodo de rebeldía, decide asumir su responsabilidad y casarse con Lauren. Si bien nunca la había amado, nunca había sentido algo similar a lo que sentía cuando estaba con Lily, allá en tierras lusitanas, de la ternura y el calor que ella le despertaban. Apenas se cree lo que le está pasado, su dulce Lily está con él, aunque jamás pueda perdonarse todo lo que le ha pasado.

El personaje de Lily, es algo complicado, a veces parece ser una chica dulce y simplona y en otras se muestra como un ser etéreo en total comunión con la naturaleza, una persona en la prima su mundo interior por encima de todos.

Los secundarios son sustanciales en la historia, una trama en la que desgraciadamente a priori, no hay malos, sólo conflictos, es tremendo ponerse en la piel de la propia Lauren, o de Gwen –la hermana de Neviille- incluso de la condesa viuda. Pero sin duda alguna los secundarios estelares son Lady Elizabeth la tía solterona de Neville y el duque de Porfrey, amigo de la familia.

Mary Balogh nos presenta una historia muy dura de superación por ambas partes, de maduración personal que dan lugar a un amor muy bonito, muy pausado y muy sentido, del que ambos son plenamente conscientes de que no es práctico, pertenecen a mundos muy distintos y pesa a todo debe reinar la racionalidad sobre el corazón…
En cierto sentido tiene un aire a las clásicas, no es una historia plana aunque se centre en la relación entre ellos, pretende abordar de una forma cuasi-realista el problema… y bueno el giro final, la forma de solucionar la pequeña intriga que sucede en la segunda parte del libro la verdad es que es bastante rebuscada, si bien cierra completamente todos los frentes para dar lugar a un final feliz.

Desde de luego no es una obra maestra, ni unos de esos libros que quedan por siempre en la memoria, pero es un libro agradable (pese a todo los sucedido en España), que narra de una forma increíble los sentimientos, las ilusiones y las vivencias de los personajes.


Crítica realizada por Merche

La extraordinaria historia de un hombre y dos mujeres ante una realidad brutal en la que está en juego el verdadero amor. Cuando Neville Wyatt espera en el altar a su prometida Lauren, aparece, ante la concurrencia, una mujer que creía olvidada y sepultada. Se trata de Lily, con quien estuvo casado y había dado por muerta. ¿Qué hará ahora Neville, cuando descubre que no es viudo? ¿Cómo encajará Lauren esta terrible contrariedad?. Y en cuanto a Lily, aunque recupere a su esposo, ¿Sabrá comportarse en un ambiente aristocrático, cuando hasta hoy no ha sido más que una joven analfabeta?.

El trío de sentimientos me llamó la atención en esta novela. Porque no se ve todos los días una historia en la que el protagonista está a punto de casarse con una mujer y aparece su anterior esposa como por arte de magia.

Pensaba, eso sí, encontrarme con una novela que me hiciera pasarlo bien. Me he encontrado con una relato que me ha llenado de tristeza en muchos momentos. Laura es una víctima a mi modo de ver. Una mujer a punto de casarse que se encuentra desbancada por una desconocida que irrumpe en su vida trastocando todo, poniéndolo patas arriba.

Qué duda cabe que en una historia romántica los protagonistas deben pasar por cien mil avatares y sortear un montón de dificultades, hasta llegar a hacer realidad su amor. Si no fuera así, no estaríamos hablando de novela romántica. Por eso, esta historia consiguió atraparme.

Los héroes, desde luego, son Neville y Lily, no podía ser de otro modo.

Hay que analizar un poco la personalidad de Lily. Ella no es una de esas damas criadas entre plumas, culta, que queda bien en cualquier reunión social. O no lo era cuando se casó con Neville. Pero es ella misma, tiene ideas propias y no se deja arrastrar por el qué dirán los demás. Es, simplemente, la hija de un sargento que ha llevado una vida casi castrense. Para ella, entrar en la alta sociedad es un trabajo agotador, no está habituada a eso, no le acaba de agradar tanta falsedad. Demasiadas reglas y demasiadas veces teniendo que controlar sus modales acaban por desesperarla.

Neville se debate entre el cariño que le tiene a Laura, a la que ha decidido hacer su mujer, y el amor que aún siente por Lily, a la que creía muerta. Se había casado con ella en medio del campo de batalla, con la vida en juego, el mismo día en que murió su padre. Había prometido protegerla y cuidarla. Casarse con ella era lo único que parecía factible en ese momento. Y sólo han tenido una noche de amor y pasión, sólo una. El día después de su matrimonio, Neville fue herido y Lily dada por muerta. Él ha rehecho su vida, está a punto de casarse y formar una familia… Lily trastoca todos sus planes y empieza a preguntarse qué siente realmente por ella y por Laura.

Lily ama a su esposo, su recuerdo es lo que le ha mantenido viva durante todo ese tiempo en el que ha estado cautiva. Quiere volver con él, hacerse un hueco en su alma y en su vida, pero no está segura de poder conseguirlo, no está convencida de poder aclimatarse a sus modos. No forma parte de esa sociedad que la ve poco menos que como una analfabeta. Ella esperaba encontrar simplemente al hombre con el que se casó y al que ama, pero enterarse de que en realidad es un conde con una inmensa fortuna no entraba en sus planes. Se encuentra desplazada por esa otra mujer, Laura.

Ha conseguido agobiarme la novela viendo lo mal que lo pasa Lily, sus esfuerzos por comportarse debidamente, por no sobresalir en una sociedad que la mira por encima del hombro. Me ha emocionado su dolor, a veces su falta de valor ante tantos problemas.

Me ha llegado a enfadar también el problema de Laura, porque sí que es una víctima y es un personaje que merece ser feliz, que no tiene la culpa de nada. No es la mala de la novela, ni mucho menos, es sólo una pobre mujer que se encuentra rotos todos sus sueños.

La personalidad de los tres protagonistas principales, porque me niego a dejar fuera a Laura, es buenísima. Te gustan, te llevan por donde ellos quieren, consigues que sufras con ellos y que analices el problema. ¿Qué haríamos de estar en una situación similar? El lector toma parte aunque no quiera.

Bueno, no quiero contar mucho más, pero si dejar tranquilas a las que sufran por Laura: ella encontrará su camino hacia la felicidad.

Una novela bien escrita con la que se puede pasar una tarde estupenda.


Crítica realizada por Dougless

Neville espera en el altar a su novia de toda la vida, la bella Lauren que se crió con él y le ha esperado siempre, incluso los diez años que se pasó en el  ejercito . Claro que con la aparición de Lily, una mujer que parece una vagabunda todo se trastorna y es que en realidad es su mujer, la hija de un sargento a su cargo que recorrió la península con ellos y con la cual se casa  cuando su padre muere, por la necesidad de protegerla  y porque en realidad la quiere con locura. Después de esa única noche de amor sufren un emboscada, Lily es dada por muerta y Neville herido gravemente. Después de eso, es devuelto a casa donde sigue con su vida. Pero la aparición de Lily todo se complica.

Lily no esperaba que Neville fuese tan rico, ni que estuviera a punto de casarse. Su amor por él es lo que la ha mantenido en pie durante estos dos años, sobre todo durante los meses que estuvo prisionera por los españoles. Es analfabeta y no tiene las cualidades que se esperan de una condesa, se siente fuera de lugar y muy triste así que cuando ve la oportunidad de salir de la  vida de Neville , se va. La tia de Neville le dará una oportunidad de continuar con su vida.

No se como comentar la novela. La historia en sí es bonita, una amor puro y eterno, nacido en momentos de necesidad y que supera todo los obstáculos. Lily me ha encantado, es muy sensata y sabe superar los sinsabores que le trae la vida. A pesar de sus mala experiencias sale adelante con su espíritu intacto. Neville la apoya y la quiere y no quiere que cambie pero no me ha gustado que no haya intentado ayudarla a aclimatarse, le encuentro pasivo. 

La trama da unos cuantos giros inesperados , todos para bien, pero por lo menos me ha hecho la lectura un poco más amena porque la primera parte seme ha hecho pesada al ser bastante lenta. Los personajes secundarios también tienen importancia, es este caso Elizabeth, Lauren, Gwen y sobre todo  Portfrey. Lo único que tengo claro es que los protagonistas se quieren con locura, contra viento y marea y comparten ese amor tierno y calido que dura eternamente.

 

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras