Lisa Gregory - La estación del arco iris

Visitas: 8304

Crítica realizada por Tita Yolanda

Luke Turner ha cumplido condena por violación y quiere reinsertarse en la sociedad. Sabe que lo tendrá difícil. No hay nadie que pueda darle trabajo por iniciativa propia. Sabe que los McGowan le pueden dar trabajo... con un poco de suerte.

Sarah McGowan vé a Luke Turner esperando para ver a su padre. Quiere hablar con él. Al verle allí siente pena.. mucha pena, pero pronto pasa al enterarse que su padre le ha contratado como obrero. La joven está secretamente enamorada de su cuñado Stu.. un amor imposible.
Pero la vida le dará un golpe fatal... sus padres mueren en un accidente y se queda ella sola para sacar adelante la granja. No puede sola.
Luke, en un arranque le pide que se case con él.. un matrimonio nominal... de esta manera ella podría quedarse en su casa de siempre y él podría tener algo propio, luchar por algo suyo...

Quién les iba a decir que el matrimonio nominal iba a dar paso a algo más dulce que la miel....


Me enamoré de este libro gracias a mi genial amiga Rosaposa. Me lo consiguió pues sabía que me entusiasmó.. y no me arrepiento.

Es tan bonito.. tan dulce.. tan personal.
Al leerlo sientes una especie de recogimiento contigo misma. Te sientes identificada con cada una de las angustias de los dos personajes.
La tenacidad de Luke es digna de encomio... la ingenuidad y apertura de mentes de Sarah es dulce.
Pero lo mejor son los 'tira y afloja' de ambos. Un amor inocente y carente de toda maldad que nos presenta a dos personajes que viven sus peores momentos y que, en esos instantes, se encuentran el uno al otro para apoyarse. Ese apoyo les llevará al amor más tierno que jamás podrán vivir.

Una ambientación muy bien lograda. Personajes secundarios importantes y que engloban toda la trama. Diálogos bien llevados y con mucha sensibilidad.
Pocas escenas hot, pero no te importa.. la historia es tan bonita y tan dulce que te atrapa desde la primera página.

Luke Turner con su atormentado pasado... su aparente culpabilidad.. intentando abrirse paso en un mundo lleno de prejuicios, luchando por su inocencia y por la mujer que ama, aunque sabe que ella no le amará nunca.

Tierno. Dulce. Maravilloso.

-----------------------------------------------------------------

Crítica realizada por Rosamina

Luke Turner es el chico malo del pueblo, conflictivo, mujeriego y por si fuera poco acaba de salir de la cárcel después de ser condenado por violación. Por razones obvias no es un hombre apropiado para Sarah MacGowan, bien educada y perteneciente a una familia decente. Pero la vida aparentemente feliz que lleva Sarah no es tal: está enamorada en secreto de su cuñado desde hace años y sufre en silencio por los celos que siente hacia su hermana. Cuando Sarah encuentra en la puerta de su casa a Luke, que viene buscando trabajo, todo sus instintos de protección se ponen en alerta. A pesar de su temor inicial por él pero sin creer totalmente todo lo que cuentan en el pueblo sobre sus correrías, algo se despierta dentro de ella y decide darle una oportunidad.

A veces no es necesario que los protagonistas de una novela vayan de acá para allá y corran mil aventuras, a veces es suficiente con que te cuenten una historia sobre dos personas, sobre cómo superan sus miedos iniciales y las barreras que les impone la sociedad y cómo se conocen el uno al otro para terminar descubriendo el amor verdadero. Tan sencillo como eso pero a la vez tan complicado.

La vida en Texas a principios del siglo XX es muy dura y Luke y Sarah tendrán que pasar por muchas dificultades hasta conseguir ser felices. Con un estilo que recuerda a Spencer, aunque no tan costumbrista, Lisa Gregory deja entrever cómo tuvo que ser la vida en aquellas condiciones centrándose sobre todo en los sentimientos de los protagonistas.

La novela me ha encantado, sobre todo porque a pesar de que puede ser bastante dura en algunas ocasiones, lo que queda al final es el triunfo de la bondad y la generosidad frente a la maldad y los prejuicios. Quizá resulte un poco ingenua y previsible a veces pero el regusto que se te queda cuando cierras el libro es muy bueno, y ya por eso merece la pena leerlo.

Mariam, muchas gracias, ha sido un verdadero placer leer este libro, de hecho últimamente no encuentro muchos libros que me dejen este buen sabor de boca. Es una novela preciosa, con ese toque "clásico" que sé que muchas de las participantes de este foro agradecerán.

 


 

Crítica realizada por Crishi

Dar con este libro a golpe de ojo avizor ha sido una suerte para mí, un libro que tenía anotado desde hace mucho tiempo y con el que ya intuía que me iba a dejar más que satisfecha. Pues sí, así ha sido. Hay veces que te encuentras con una historia tan bella que parece no haber palabras para poder expresar con propiedad el cúmulo de sentimientos que produce su lectura. Podría decirse que es una historia sencilla, pero con esa sencillez que hace que lo cotidiano se convierta en profundamente emotivo, y ese hecho sea más que suficiente para querer seguir leyendo esta preciosidad de libro.

Ya de entrada la historia esta situada en un ambiente difícil para unos protagonistas rodeados por unas circunstancias más difíciles aún.

Sarah McGowan es la modélica hija de un granjero de Texas a principios del siglo XX, una chica dulce y buena que sufre en su interior por un amor no correspondido y por los celos que siente hacia su hermana. De otro lado está Luke Turner, el chico malo del pueblo. De carácter reservado, Luke es un joven humilde que goza de mala reputación debido a una familia bastante conflictiva. Su hermano es un ladrón, su hermana se casó embarazada de otro hombre, una abuela resentida que lo odia desde su nacimiento, una madre que murió dando a luz y un padre maltratador que envidia a su propio hijo. Para postre, Luke fue acusado de violación y ha cumplido condena en la cárcel. Recién salido de ella, pide trabajo en la granja de los McGowan y el padre de Sarah decide darle una oportunidad mientras que el resto del mundo no confía en él. Cuando los padres de Sarah pierden la vida en un accidente, ésta decide casarse con Luke por cuestiones prácticas.

Bueno, leer una historia como esta en la que te encuentras unos protagonistas tan vulnerables me ha hecho sentir emociones muy variadas. Aunque parezca mentira, porque son dos protagonistas con grandes diferencias sociales, me han parecido que tienen algunos puntos en común y otros no tanto, pero que en realidad ambos se complementan. Luke es víctima de la crueldad de su propio entorno, nunca ha sido amado como es debido y por lo tanto él cree que no sabe amar. Pero en Sarah ha encontrado la persona que derribará ese gran muro de ira tras el cual se refugia para dar paso a una naturaleza leal y firme. Sarah, una mujer puritana de la época, también guarda sus propios secretos y deseos ocultos, en el fondo es una persona apasionada y soñadora que ha recibido mucho amor por parte de su familia y con mucho amor por dar. Así mismo he podido observar que tanto Luke como Sarah se sienten inferiores por motivos distintos, y ello les produce una gran insatisfacción personal que deberán de superar para dar rienda suelta a unos sentimientos reprimidos que los consumen por dentro.

Lo que más me ha gustado de esta relación tan bonita ha sido la naturalidad con que Lisa Gregory la plasma. Aquí no hay artificios, ni es forzada. En ella se puede apreciar con delicadeza los pequeños pero grandes giros que toma el curso de los sentimientos, de cómo esos sentimientos van haciendo mella en ambos hasta que sale a flote sus verdaderas personalidades y van dejando atrás sus miedos para crear un futuro juntos.

La primera vez que oí hablar de Lisa Greogory o Candace Camp fue en este foro, y al leer por parte de mis compañeras que su estilo recuerda a Lavyrle Spencer me llamó mucho la atención puesto que dicha autora es una de mis escritoras favoritas. Coincido con ellas, en cierto modo ha sido como entrar en el paraíso Spencer, con ese estilo tradicional y recogido que invita a una lectura interiorizada.

En cualquier caso ha sido un auténtico placer el haber podido saborear una lectura escrita con tanta sensibilidad, tan intensa y a la vez tan gratificante. Este libro es de esos que al acabarlo dejan huella en el corazón.

Valoración personal: Muy buena.

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel