Katarina Mazetti - El tipo de la tumba de al lado

Visitas: 1393

Crítica realizada por Mariam

Benny y Desirée se conocen en el cementerio visitando las tumbas de sus seres queridos. Ambos se han quedado solos: Desirée ha enviudado repentinamente; Benny ha perdido a su madre. Lo suyo no puede decirse que sea amor a primera vista, ni siquiera se gustan. Cada uno mira la tumba a la que el otro acude y especula sobre la clase de persona que escoge una sepultura así para un ser querido.
Aséptica, piensa uno.
Horrorosa y recargada dice la otra.
Pero una simple sonrisa basta que la chispa se encienda y dé comienzo una relación entre ellos. Tal vez no sea amor, tal vez sólo sea deseo sexual pero poco a poco da lugar al cariño y al afecto hasta que un lazo muy fuerte se forma entre esta pareja de solitarios.
Sin embargo sus respectivas vidas parecen incompatibles.
Desirée es una bibliotecaria culta e intelectual, le gusta la vida en la ciudad y la ópera. Benny es un rústico granjero que vive en una vieja y destartalada granja necesitada de un toque femenino. Adora la comida casera y Desirée no sabe cocinar ni quiere aprender. ¿Para qué si puede comprar comida congelada?
¿Son compatibles la vida en la granja con la de la elegante ciudad? ¿Hasta dónde están dispuestos a sacrificar el uno por el otro?

El tipo de la tumba de al lado, de la autora noruega Katarina Mazetti, cuenta una historia de segundas oportunidades, de amor y desamor, de soledad y sueños rotos. A primera vista el argumento me pareció muy interesante. Las novelas sobre segundas oportunidades me fascinan; las historias de amores imposibles me hacen caer una y otra vez. Las historias con un trasfondo triste me emocionan.
A pesar de haberla leído en muy poco tiempo y mantenerme en vilo -la verdad es que no pude soltar el libro hasta terminarlo- me quedé con una sensación extraña que no sé si sabré explicar.
Realmente la de Benny y Desirée es una historia de amor... ¿o no? ¿Es en realidad desamor? Ésa es mi gran duda y me provocó sentimientos divididos. Espero lograr explicarme porque realmente es difícil. Empezaré por los personajes.

Desirée Wallin es bibliotecaria. Orjan, su marido, murió en un accidente dos años atrás. Tras el enamoramiento inicial se percató que lo sentía por Orjan no era amor, sino cariño y estabilidad. Pero a su muerte se siente sola y lo que más la apena es que no puede hacer realidad su sueño de ser madre.
Su aspecto es anodino, no destaca ni llama la atención, tanto es así que Benny antes de conocerla la llama la mujer beige.
Benny es un rudo y solitario granjero que a los treinta y seis años no espera enamorarse. Tiene una vida apartada, en su granja, sólo se relaciona con otros granjeros, casi todos casados. Tampoco quedan mujeres solteras con las que iniciar una relación. Le gustaría conocer a una, cálida y suave, que atienda su granja -Dios sabe que está necesitada de una mano femenina- con la que formar una familia.
Su aspecto es hosco, rústico. No sigue la moda ni le importa. La primera vez que lo veo Desirée piensa en él como el Propietario Forestal.

Bien, pues esta pareja que os describo es la protagonista de El tipo de la tumba de al lado. Centrándome en la trama como novela romántica, me gustaría señalar algunas cosas.
He leído muchas novelas cuyos protagonistas son como el día y la noche, pero al final tienes la sensación -a veces tal vez irreal- de que sus diferencias no importan y dejan de ser un obstáculo para encontrar un punto común. Pero en este caso, en esta novela, sí importan. Tanto que son el obstáculo insalvable que ni uno ni otro encuentra -o se arriesga- a superar. Porque eso implica sacrificio. Bueno, es una apreciación mía. ¿Quieren sacrificar sus vidas por el otro y buscar un punto intermedio de entendimiento?

La novela es muy ágil de leer, la narrativa es muy fluida y sencilla. La verdad es que resulta muy amena. El que esté ambientada en Noruega me ha gustado, ya que supone un marco diferente. Además la autora logra transmitir la vida noruega, sus costumbres, la comida, el clima, la sociedad...
Sin embargo, a pesar de que me entretuvo y de que como digo leí muy rápido, la sensación que me produjo es extraña.

No me parece una novela romántica, no el sentido de las que solemos leer y comentar aquí. Es decir, una historia más clásica. Ahí radica la originalidad de El tipo de la tumba de al lado, incluso tiene momentos divertidos y hasta un punto tierno, pero describe una historia de amor tan realista que desde mi punto de vista desaparece esa chispa mágica -a veces irreal- que nos atrapa de una novela romántica.
Benny y Desirée son dos solitarios con un bagaje emocional que los marca, pero además con cultura, educación y proyectos de vida a primera vista incompatibles. Eso me gustó, en caso contrario no hay conflicto ni novela, pero la resolución, el desapego con que actúan, sin arriesgar sus sentimientos, me decepcionó un poco. Incluso la manera en que el uno se refiere del otro. No lo verbalizan pero se apodan mutuamente “mujer beige” “gamba””el propietario forestal”. La verdad es que esto, algo que al principio me divirtió, acabó pareciéndome un poco ofensivo y más teniendo en cuenta que están conociéndose y es una época en que se suponen están embelesados el uno por el otro.

En mi valoración de esta novela influye lo que cada una buscamos en una novela romántica, por supuesto. Pero a mí, como digo, me dejó con la sensación de leer una historia que, tal vez, catalogada bajo otro género o subgénero (no sé si chick lit o sentimental), realmente no sabría decir cuál, me habría dejado con otra sensación porque no esperaría la historia de amor clásica. Incluso la habría disfrutado más.

En fin, creo que se entiende de mis palabras que El tipo de la tumba de al lado no me parece una mala novela, es ágil, me ha enganchado, pero siendo original y fresca como es no logro terminar de concebir como una novela romántica clásica. Con clásica no me refiero a las de los años 80 o 90, ni a los clásicos románticos, sino a las novelas que comentamos en el foro.
Sí que hay historia de amor, es innegable, pero desde mi punto de vista el eje de la trama es la evolución emocional de Benny y Desirée. A mí eso no me desagrada pero creo que resta romanticismo al libro y es algo que hay que tener en cuenta a la hora de elegir el libro y saber con qué tipo de historia os encontraréis.

blog comments powered by Disqus

Comentarios (0)

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Síguenos en Facebook y Twitter