Karen Rose - Muere para mí

Visitas: 4076

Crítica realizada por Milady

Vitto Ciccotelli, es un detective de homicidios acostumbrado a resolver casos difíciles, pero nunca se ha encontrado con un asesino tan especialmente sádico como éste; Vitto comienza el día con una tumba y un cadáver y lo acaba con 16 tumbas y tan sólo 9 cuerpos,por lo que sabe seguro que el criminal volverá a actuar; el primer cadáver es el de una joven brutalmente asesinada, cuyas heridas sugieren el uso de instrumentos de tortura medievales, pero lo peor es constatar que dichas heridas han sido hechas mientras la victima estaba todavía viva y despierta;lo que no sabe todavía es que la realidad es mucho peor de lo que piensa pues para Munch, el asesino, la única manera de recrear los brutales juegos de ordenador que él mismo diseña y los cuales han creado un nuevo e impactante estilo en el mundo del arte informático,es mediante el uso de modelos vivos, a los que somete a todo tipo de torturas con armas medievales fielmente recreadas. Y aquí entra en escena Sophie Johannsen, experta arqueóloga que ha abandonado las excavaciones a su pesar para trabajar en un museo de Historia que le permite pagar la residencia de ancianos en la que está ingresada la abuela con la que se crió; Sophie es especialista en armas medievales, y es requerida por su amiga, la forense encargada de este caso, para que les ayude a encontrar las tumbas y a medida que se involucra en el caso se convierte en uno de los objetivos del asesino.
Vitto y Sophie se sienten atraídos el uno por el otro nada más conocerse, pero ambos han tenido malas experiencias en su pasado que les impiden aceptar esa atracción ; en el caso de ella es su relación con un hombre casado, hecho que ella desconocía, y en el caso de Vitto es la muerte(de la que se siente culpable) de una policía con la que tenía una relación secreta.

Bien, como en todos los libros de Karen Rose el romance y el misterio están firme y profundamente relacionados y aunque la fiel descripción de las torturas es bastante impactante, no he podido dejar de leerlo; la mezcla de misterio, asesinato, humor e incluso valores familiares (Representados en la familia de Vitto) me parece que confirman a Karen Rose como una de las mejores escritoras de misterio de la actualidad; eso sin dejar de lado unas buenas escenas hot de alto voltaje, que no todo van a ser asesinatos…; me ha gustado mucho el hecho de que el personaje de Sophie, a pesar de ser muy independiente no tiene reparos en aceptar la ayuda de Vitto cuando sabe que la necesita, no como otras heroínas que se empecinan en hacerlo todo ellas solitas! Ellos dos se necesitan el uno al otro aunque tardan lo suyo en darse cuenta y aceptarlo , pero esto crea una excitante tensión sexual entre ellos que alivia un poco la brutalidad de los asesinatos.

Creo que es un libro que vale la pena leer, posiblemente algunas preferiríais un poco más de romance y un poco menos de truculencia, pero así es Karen Rose, a mi me gustan los libros de ella que he leído hasta la fecha (No te escondas, Alguien te observa) , me encanta que sean largos y que la historia esté bien acabada, los personajes bien definidos ( la descripción del asesino, sus motivaciones, da escalofríos, por lo detallista), y en esta además se puede intuir una secuela (Scream for me), que espero sea tan bueno como éste.

Espero que os animéis a leerlo y ya me contaréis...

Yo le daría un 5


Crítica realizada por Mariam

Aunque Vito Ciccotelli es un detective de homicidios, curtido por la experiencia y habituado a investigar los casos más difíciles y cruentos, ninguno es comparable al último  en que trabaja: una serie crímenes que evidencian haber sido cometidos por un sádico asesino en serie y que trae de cabeza al cuerpo de policía.

El hallazgo de una tumba en un terreno nevado de Philadelphia es el punto de partida de esta investigación. A esa primera tumba la siguen ocho más. En total se desentierran nueve  cadáveres que dan muestras de haber sido torturados cruelmente antes de morir. Lo más inquietante es que junto a éstas hay  siete tumbas vacías lo que parece indicar que el asesino no ha acabado aún de matar. Las heridas infringidas  a las víctimas señalan que  fueron torturadas con instrumentos medievales, lo que lleva al departamento de policía a buscar a una experta en el tema que arroje algo de luz sobre el caso.
Katherine, la forense del departamento recomienda a Sophie Johannsen, una experta arqueóloga que en esos momentos trabaja en el museo de Historia de la familia Algriht y que es como una hija para ella.

Sophie es una joven arqueóloga que ha trabajado junto a los hombres más importantes en materia de arqueología, además ha participado en excavaciones por países de todo el mundo y es una lingüista que domina más de diez idiomas. La enfermedad de su abuela Anna, una antigua cantante de ópera, la llevan a abandonar su prometedora carrera y aceptar un trabajo como historiadora en un humilde museo. Frustrada por su nuevo trabajo, la oportunidad de colaborar con el cuerpo de policía es un pequeño rayo de luz que termina envolviéndola en un mundo oscuro y terrible que parece extraído de la más terrible de las pesadillas.
Inicialmente su cometido era simplemente ayudar a marcar las tumbas que los expertos desentierran, pero accidentalmente Sophie acaba convirtiéndose en una de las personajes clave del caso, no sólo por sus conocimientos sobre armas medievales, sino porque se convierte en un objetivo del asesino.

Desde el primer encuentro entro Vito y Sophie la atracción entre ellos se hace evidente para todo el departamento de policía. Aunque ambos son reacios a iniciar una relación, ninguno puede negar sus sentimientos a pesar de arrastrar un pasado que los condiciona a volver a enamorarse. Vito aún se siente culpable por la muerte de una policía con la mantenía una relación secreta. El que Sophie se convierta en objetivo del asesino que busca parece una repetición de la historia y eso lo asusta, pero no por ello hace desaparecer lo que Sophie le provoca.
Sophie por su parte no ha superado aún la humillación y el dolor que sufrió años atrás al descubrir que el hombre con el que mantenía una relación, su jefe, estaba casado, lo que ensució su reputación a ojos del resto de colegas de profesión que vieron en ello un modo de escalar posiciones.
No obstante, a pesar de sus dudas y miedos, de la pesadilla que los rodea y del mismo asesino que los acecha, Vito y Sophie no pueden evitar rendirse ante ese sentimiento que los une...

Con este libro Karen Rose nos adentra en una más de sus particularmente intensas y escalofriantes tramas de suspense romántico donde, como en novelas anteriores, la intriga y el romance están íntimamente entrelazados. Como es habitual el hilo principal es el caso policial que en Muere por mí, nos envuelve en una historia de crímenes tan sórdidos que hielan la sangre.
A pesar de ello, ésta es una de las novelas de Karen Rose que más en vilo me han mantenido, que más me han hecho elucubrar y hacer cábalas para dar con el asesino. Creo que no es tan evidente quién es el asesino, aunque sí puede inferirse según avanza la trama, pero ésta da tales giros y reveses que la intriga es continua y nunca deja de sorprender.

En mi opinión el perfil del asesino es escalofriante.  Según se desarrolla todo y se van recabando datos, descubriendo más rasgos del perfil psicológico de Munch, el nombre del que parte la policía, nos vamos adentrando en la mente de un ser enfermo, sanguinario y cruel, un sociópata que pone los pelos de punta por sus acciones, sus planes y cómo siembra de muertes el libro.

Por otro lado la parte romántica de esta novela me ha atrapado. La historia de amor de Vito y Sophie es una de las que más me han calado de todas cuantas se han publicado de Karen Rose. No sólo por cómo nace y transcurre las cosas entre ellos, sino cómo superan sus respectivos pasados y, juntos, encuentran el modo de curar el corazón del otro.  
Vito es el hermano de Tess Ciccotelli, la protagonista de No te escondas, al que conocimos en dicho libro, así que no es un personaje desconocido. No obstante, del Vito de la anterior novela sólo vimos su faceta como hermano y algo de su trabajo.
La verdad es que me ha sorprendido bastante, pues aunque he reconocido muchos de los rasgos que demuestra su manera de ser, también vemos un lado nuevo de él: el de un hombre muy protector, dispuesto a todo por la mujer que ama.
Sophie me ha parecido una mujer independiente y fuerte, aunque no por ello deja de tener un lado muy vulnerable. En principio parece ir rodeada por una coraza que nos impide conocerla en realidad, pero poco a poco, en parte motivada por el miedo que siente al convertirse en el objetivo de Munch, en parte por la confianza que va sintiendo con Vito, se abre más a él, muestra sus miedos e inseguridades.
La historia de amor de Vito y Sophie me parece preciosa. Aun naciendo en un marco tan macabro y sórdido, me ha conmovido por muchas escenas y por la personalidad de ambos personajes.

El papel de la familia es muy relevante en la relación de la pareja protagonista. Los Ciccotelli son una familia numerosa y ruidosa, pero pese a la algarabía que los envuelve demuestran que están muy unidos y dispuestos a todo por ayudarse. Por contrapartida, Sophie es una mujer que ha crecido bastante sola, sin padres, sólo con el cariño de su abuela, su tío Harry y Katherine.
Las infancias de Vito y Sophie son tan diferentes como la vida que llevaban hasta conocerse, pero es bonito ver cómo los Ciccotelli la acogen como una más.
La abuela Anna me ha parecido un personaje muy carismático que en su vejez y en su enfermedad vive de los recuerdos de una vida de fama como cantante de ópera, protagonizando escenas muy emotivas.

Y por supuesto Muere por mí se centra en el escalofriante caso de un asesino sádico e inhumano capaz de cometer las mayores atrocidades posibles. Karen Rose nos va adentrando en su mente, conociendo sus oscuras motivaciones, sus secretos y cómo traslada a las víctimas mientras les da muerte a una dimensión que eriza el vello por el alcance y la difusión que les da.
¡Escalofriante!

Valoración: Muy Buena


Crítica realizada por Tohko

Muere para mí es una novela bastante diferente a las hasta publicadas de esta serie de Karen Rose.  Es mucho más oscura que las anteriores pero sobre todo destaca por la crueldad y el sadismo que se palpa en cada una de sus páginas. Este sadismo y crueldad son llevadas a cabo por uno de los mejores personajes de la novela, el malo. Hasta había leído novelas románticas donde el malo era malísimo y estaba lleno de estereotipos y eran bastante planos. Creo que en esta novela comienza una inflexión ya que el misterioso personaje cuya identidad no se revela hasta el final es de todo menos humano.  Es decir, no posee ni un solo rasgo de humanidad o compasión.  Es un personaje que disfruta contemplando el horror de sus víctimas. No puedo revelar mucho más de este personaje sin desvelar facetas importantes de la novela.

No es el único personaje de esta novela aquí podemos ver a dos protagonistas bastantes desconcertantes. Vito Cicotelli un detective de la polía de Filadelpía bastante atractivo, protector, amante de su familia y de buenas a primeras bastante desagradable.  Le conocimos en “No te escondas” protegiendo a Tess de Aidan, o al menos intentándolo. Vito es de los dos protagonistas el menos desconcertante porque al principio tiene claro que su objetivo principal es resolver el caso de un asesino que se dedica a coleccionar mujeres cuando conoce a Sophie sabe que no solo será ese el objetivo de su vida. Como hombre familiar desea formar su propia familia y así reconstruir un pasado que hace no mucho tiempo se rompió en pedazos que le dejaron heridas profundas.

Sophie Johannsen es una historiadora y arqueóloga que es llamada por la policía para ayudar a encontrar los cuerpos y a las víctimas de un hombre misterioso que disfruta matando pero sobre todo disfruta de los gritos de sus víctimas creando un “arte” sórdido, cruel e inhumano. Sophie también posee un pasado traumático que le hace recelar de los hombres y no soñar con mantener una relación romántica con un hombre ya que sabe que su pasado algo reciente le ha demostrado incapaz de mantener una relación de ese tipo con un hombre.  Es sin duda alguna  el personaje que más desconcertó, quizás  porque mientras que hasta ese momento los personajes tanto masculinos como femeninos habían estado íntimamente relacionados con el mundo policial en este caso Karen Rose nos presenta a una historiadora que tiene que hacer frente con gran fuerza de voluntad y mucho estómago a lo que es una colección de cadáveres uno tras otro y evitar junto con Vito que haya más víctimas.

Karen Rose es una maestra a la hora de recrear historias de suspense. Lo que hace que dichas historias sean menos duras es precisamente que presente junto a la historia de suspense una historia de amor más o menos sencilla y que dichos protagonistas acaben siendo la clave para resolver los crímenes y delitos que se desarrollan en la historia. A sus novelas siempre les pongo un diez por ser capaz de captar la atención con la historia de suspense y por que las historias de amor son sencillas y profundas. Los personajes son valientes, humanos  y sobre todo nada empalagosos.  Puede que no haya grandes declaraciones de amor, pero a veces estas no son necesarias  ya que un te quiero o un te amo se pueden decir con los actos y no solo con las palabras.


Crítica realizada por Adela

Escalofriante es decir poco. Confieso que los libros de esta autora han estado durmiendo en mi estanteria durante una temporada. Creo recordar que con el primero publicado en España se hablo de que el suspense primaba mucho sobre la historia de amor y eso debió ser lo que me retrajo un poco para empezar a leerla. Que no sé si será mejor... porque el enganche es para preocupar. Desde el primero, han ido cayendo como fichas de dominó, y en el caso de este Muere para mí (primera novela de una trilogía dedicada a la familia Vartanian),y los sucesivos (Grita para mí y Mata para mí) creo que los he leido a velocidad de la luz.

Como digo, engancha desde el inicio , el ritmo es más que rápido, ya que toda la acción sucede en unos cuantos días y aunque existe una clara pareja protagonista - una historia de amor bonita, dulce y también con escenas hot entusiastas- hay un fondo coral, muchos personajes que bien han aparecido en otras novelas de la autora, bien serán los protagonistas o secundarios de las venideras. La trama de asesinatos aunque es la base del libro no disuelve la historia de amor, la enriquece y la sustenta y como en todas las novelas de esta autora, la hace avanzar al ritmo de la investigación.

Sophie Johannsen, la protagonista, es desconfiada y vulnerable, arrastra una historia personal y familiar que la aparta del amor y se resiste a lo que siente por Vito Ciccotelli , está esperando sus fallos porque está convencida que es demasiado bueno para ser verdad. Vito ( que aparecía como secundario en la historia de su hermana Tess " No te escondas") es uno de esos protagonistas que te llevarías a casa, comprensivo, duro pero dulce, también con una triste historia previa y dispuesto a todo por Sophie.

En toda trama de suspense aparece un malvado y por mi madre que este lo es de sobra. Practicamente hasta el final no llegas a calibrarlo en su totalidad ( y aun así los libros posteriores te lo muestran aun peor...), frío, sin conciencia y extremadamente inteligente, juega con el lado oscuro de todos los implicados, víctimas y policías, de forma que te resulta de verdad impactante.

En resumen , un libro para mi gusto excelente, que debería venir con la advertencia de "no empezar si no quiere verse obligado a no parar de leer"

Contenido relacionado

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras