Julia Quinn - Buscando esposa

Visitas: 6983

Crítica realizada por paciencia68

Gregory, el último de los hermanos Bridgerton, quien sigue esperando encontrar a la mujer de sus sueños, encuentra en una fiesta a la bella Hermione Watson y se convence a sí mismo de que ella es la elegida. Sin embargo, la práctica y discreta amiga de Hermione, Lucy Abernathy, frustra sus esperanzas de conquista al informarle de que el corazón de su amiga pertenece a otro hombre.

El romántico Gregory no cejará en su empeño y, con la ayuda de Lucy, intentará seducir a la hermosa Hermione.

Octavo libro de la serie hermanos Bridgerton, cuyo protagonista es el hermano menor, Gregory.

El carácter de Gregory es el menos desarrollado en los libros anteriores, influye que era demasiado pequeño para hacernos una idea de su personalidad, excepto en el libro de Hyancith. Y así nos encontramos con un personaje conocido y la vez nuevo, al que tenemos que acostumbrarnos y que da la impresión de ir por libre.

Gregory se nos presenta como un romántico en busca de la mujer de sus sueños, está convencido de que cuando la encuentre lo sabrá. No podría aceptar nada menos que el amor con mayúsculas, ya que todos sus hermanos son felices y están totalmente enamorados de sus cónyuges. No tiene ideas fijas sobre la mujer que le atrae, ni sabe si será rubia o morena, pero lo que si sabe es que cuando la vea sabrá qué es la elegida.

Y precisamente eso es lo que pasa cuando ve a Hermione Watson, se convence de que es la mujer que le acompañará al altar y se empeñará en conquistarla. Para eso va a contar con la ayuda de Lucy, amiga de Hermione, que le avisará de que su amiga está totalmente enamorada de una persona inconveniente para ella.

Lucy vive a la sombra de su amiga Hermione, puesto que su belleza eclipsa a cualquier otra mujer; pero lejos de estar celosa de su amiga es su mejor confidente, su apoyo en las peores situaciones y por eso ayudará a Gregory a que intente conquistarla, eso sí, avisándole que ella ha entregado su corazón a otro hombre, alguien que no pertenece a su circulo social.

Lucy tiene un carácter divertido y una capacidad de agradar que casi siempre queda oculta ante la belleza de su amiga. De todos modos no está preocupada por su falta de éxito ante los hombres que conoce, puesto que está prometida en matrimonio desde que era una niña, y siempre ha sabido con quién iba a casarse. Por esa razón ha cerrado su corazón a la posibilidad de enamorarse, a ella le gustan las cosas ordenadas y saber siempre que hará a continuación. Aún así, y sin que Gregory lo intente, se dará cuenta que el pequeño de los Bridgerton se ha colado en su protegido corazón, y sin saber cómo ha empezado a experimentar todo aquello que los demás contaban pero ella jamás había vivido. Pero, ¿no será demasiado tarde? Ahora que ha descubierto el amor, su promesa de matrimonio tiene que cumplirse, ¿será capaz de negarse la posibilidad de ser feliz?

En líneas generales el libro me ha gustado, pero creo que esta serie merecía un final mejor. El carácter de Gregory no me ha convencido, aunque a medida que avanza el libro lo he entendido mejor. Este chico es una mezcla, al menos me lo ha parecido, entre Colin y Benedict. No ha encontrado su lugar en la familia, el hecho de ser uno de los hermanos más pequeños no le ha permitido compartir tantas experiencias con los mayores, y por eso se siente un poco descolgado. Si a eso añadimos la dificultad de ser un cuarto hermano, no heredar un vizcondado y tener que vivir con lo que los demás le ofrezcan es un punto difícil de asumir para él. Además todo lo viene dado, nunca ha tenido que esforzarse por nada y cuándo debe hacerlo parece rendirse.

El enamoramiento que "sufre" al ver la nuca de Hermione me parece la tontería más grande que he leído nunca en un libro de romance. Entiendo que se enamore de su físico, pero la está viendo de espaldas, así poco puede percibir. Y sucumbe rápidamente al amor. Menos mal que poco a poco nos va mostrando a otro Gregory, más centrado y menos infantil.

Lucy arrastra sus propios miedos, y muchas de sus decisiones van a sorprender, hasta el punto de preguntarse si el libro podrá tener un final feliz. Me ha gustado como se enamora poco a poco, sin pretenderlo, pero sin poder evitarlo y la forma en que es capaz de hacer frente a ese sentimiento sabiendo que no es correspondido.

En resumen, no está mal, pero desde luego no llega a la altura de libros como "El duque y yo".Valoración: 3

Contenido relacionado

Últimos libros añadidos

logo-face

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras