bannernavidad2014

Jane Austen - Los Watson

Visitas: 3770

Crítica realizada por Savannah990

Una joven dulce y humilde, Emma Watson,  es una joven llamada a recibir una sustanciosa herencia pero despojada de ella, se debate entre un rico pretendiente y otro con menos medios económicos.

En D., una pequeña ciudad de Surrey, iba a celebrarse el martes trece de octubre el primer baile del invierno, y sus habitantes esperaban que constituyera todo un éxito. De forma confidencial, se corrió la voz de que asistiría una larga lista de elegantes familias de los alrededores y se abrigó la esperanza de que incluso los Osborne hicieran acto de presencia.

Así es como comienza la novela inacabada y sin corregir de Jane Austen. Digo sin corregir ya que esta novela no fue escrita, bueno empezada, con la intención de difundirla y convertirla en novela. La novela  no se siguió escribiendo porque la novela resultaba demasiado próxima a la realidad de las hermanas Austen: Jane y Cassandra.

En esta novela se habla de dos hermanas solteras, sin fortuna, que ha de buscarse un marido lo suficientemente rico para poder mantenerlas. Se puede apreciar, a pesar de los fallos que tiene esta novela, que el humor y la ironía sigue rigiendo las novelas de Jane, a pesar de ser una situación muy similar, como muy bien se puede apreciar, que lo peor no es quedarse soltera y pobre, si no trabajar. Otras de las razones y semejanzas de esta novela con la vida de Jane, fue la muerte inminente del padre de la protagonista de esta novela y la muerte que se dio al poco tiempo de las hermanas Austen.

En esta novela se puede apreciar la mezcla de personajes de otras novelas de Jane Austen, el punto inicial parece sacado de Sentido y Sensibilidad, con la muerte del padre, la protagonista es dulce, modesta e inteligente, una mezcla de Elizabeth y Jane de Orgullo y Prejuicio, parientes indeseables que tienen que mantener a Emma porque no tienes más remedio se parecen al padre y hermana mayor de Anne Elliot en Persuasión.

Lord Osborne es un personaje más oscuro y caprichoso que el apuesto, dulce y bueno de Fitwilliam Darcy de Orgullo y Prejuicio,  el Señor Howard se da una semejanza a Edward Ferrars de Sentido y Sensibilidad y a Frederick Wentworth de Persuasión.

Dejando aparte las similitudes de los personajes, esta historia se torna algo repetitiva, quizás, a las novelas ya escritas y completas de esta gran autora, pero no por ello a una le dan ganas de leer la novela completa, y más sabiendo el final.

Aunque esta novela no se terminó y casi ni se empezó, la historia que estaba en la mente de Jane se la contó a su hermana Cassandra, la única persona con la que Jane hablaba de sus novelas, contándole el final y esta, contándosela a sus sobrinos, pudiendo así saber cómo es el final, dejando a nuestra imaginación el desarrollo de esta.

Mas no se puede decir de esta novela inacabada, ya que solo se escribió unas pocas hojas, sin ni siquiera tener capítulos señalados.

No voy a negar que me puse triste al comprobar, que aunque la historia sea algo similar al resto de sus novelas, que me hubiese gustado leerla entera, aunque fuese en relato, pero al menos con un desenlace desarrollado por la propia autora.

Mi valoración, como siempre es en esta autora, es alta: 9 sobre 10, y si se hubiese terminado lo más seguro es que fuese un 9,5 o un 10.

blog comments powered by Disqus

Comentarios (0)

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Síguenos en Facebook y Twitter