bannernavidad2014

Eve Berlin - El límite del placer

Visitas: 21848

Crítica realizada por lady Macbeth

¿Hasta dónde estás dispuesta a llegar para conocer los límites de tu placer?

Para la autora de novela erótica Dylan Ivory, el control lo es todo, ella lleva una vida organizada y segura, estable, sin riesgos. Hasta que se topa con Alec, un hombre que es todo lo contrario a ella... pero que es todo lo que realmente querría ser.

Alec Walker es un escritor de thrillers psicológicos y un hombre que vive al límite. Las motos, el snowboard, nadar entre tiburones, nada es demasiado arriesgado ni demasiado peligroso para él. Y ese riesgo también se extiende a sus gustos en el dormitorio. Alec encuentra el placer en la dominación y es en su club de BDSM donde da rienda suelta a sus deseos.

Como labor de investigación y documentación para su próxima novela, Dylan mantiene un encuentro con Alec y éste la invita a probar los placeres que se ocultan tras ese delicioso fruto prohibido que es el mundo del BDSM. Alec quiere demostrarle que no hay placer más sublime que la sumisión y, con esa idea en mente, la tienta a probar el placer infinito. Pero, ¿sabrá él mantenerse firme ante la primera mujer que es capaz de doblegarlo? ¿Será Dylan capaz de conquistar su corazón?

Dylan es una escritora de novela erótica, está buscando información sobre el BDSM y juegos de dominación y buscando por internet contacta con una sumisa que a su vez le da el contacto de un dominante que le puede explicar mejor en qué consisten exactamente este tipo de prácticas sexuales. Así es como Dylan conoce a Alec, un escritor de trhillers psicológicos y de suspense. Alec es un tipo que le gusta la acción y los deportes extremos, que es dominante y un experto en el BDSM. Es una persona abierta y desinhibida, habla sin tapujos de sus gustos sexuales y no tiene problemas en charlar con Dylan y contestarle a sus preguntas. Sin embargo en cuanto la ve, algo se despierta en su interior, ve en ella a una sumisa, y la convence para que pruebe hasta dónde están sus límites para encontrar el placer a través de la dominación, qué mejor investigación que vivirlo en primera persona. De este modo es como comienza una relación puramente sexual entre Dylan y Alec. Alec la va introduciendo en el juego de la dominación, los azotes, látigos, varas... y cómo ese dolor se transforma en placer y súmun absoluto del clímax (bueno, eso es lo que nos hace creer la autora, aunque yo no tengo muy claro cómo puedes tener un orgasmo mientras te dan de latigazos en la espalda... ) Poco a poco esa relación sexual se va convirtiendo en algo más, hay sentimientos por parte de los dos pero ninguno se atreve a confesarse lo que sienten...

Bueno, desde que leí el argumento de este libro hace unas semanas que tenía ganas de leerlo. Desde las cincuenta sombras parece ser que se ha puesto de moda todo este mundo de la dominación sexual y demás, y me resulta gracioso ver como cada autora lo describe e interpreta. En este caso no es demasiado fuerte, por supuesto el libro está plagado de encuentros sexuales de lo más variopintos, con azotes, cuerdas y látigos incluidos, sin embargo no me han resultado extremos, ni vulgares, y sí creíbles.

Como desarrollo de la historia, los protagonistas absolutos de todas las escenas del libro son Dylan y Alec, no se puede decir que existan personajes secundarios, porque tan sólo en un par de escenas salen Mischa, amiga íntima de Dylan y que hablan por teléfono, y Dante, el mejor amigo de Alec que es dominante como él y me imagino que el protagonista del próximo libro de la autora. Todo el libro es Alec y Dylan, y Dylan y Alec, sus sentimientos y pensamientos. Sobre todo describe muy bien el desasosiego que siente Dylan cuando se da cuenta que aunque en su vida diaria es una mujer independiente que lo tiene todo controlado, en brazos de Alec se convierte en la sumisa más servil.

En resumen, me ha gustado, está bien narrado, las escenas de sexo también y tiene su punto romántico. Es un libro para pasar un buen rato y poco más.

Una anécdota: Al principio me ha costado meterme en la historia porque no acababa de ver el nombre de Dylan para mujer...

Valoración: 3,5 / 5


Crítica realizada por Patufet

Dylan es una escritora de novelas eróticas y quiere escribir sobre BDSM, para ello se pone de acuerdo con Alec , que es un dominante y que le puede enseñar sobre el tema , pero en cuanto Alec la conoce , ve en ella una sumisa en potencia y qué mejor manera que documentarse que practicando.

Entre ellos surge una atracción inmediata y a medida que se van conociendo sus sentimientos se hacen más fuertes, pero ninguno de los dos lo quiere admitir, Dylan por que está acostumbrada a no depender de nadie y le viene grande ese sentimiento y Alec que vive la vida al límite y tampoco quiere ataduras.

No es para nada mi género preferido, pero siguiendo la corriente a las modas me dejé llevar por qué el tema me parecía interesante, pero la verdad es que me ha dejado indiferente.

El tema BDSM creo que se trata muy por encima , si que hay manotazos y látigos , además de otros elementos , que ni siquiera se usan , hay muchas escenas de sexo , practicamente todo el libro y muy poco argumento.

Creo que aunque sea erótica tiene que tener una buena historia para que me enganche y éste no la tiene, o al menos la autora no ha sabido aprovecharla , los personajes tampoco me han llenado , Alec es un perfecto caballero , dulce con Dylan y con mucha paciencia , pero no he llegado a imaginármelo en ningún momento como dominante ; Dylan por su parte es un quiero y no quiero , cree que le iría mejor el mando , pero se adapta enseguida a la posición de sumisa.

Quizás me hubiera gustado más si se hubiera conocido un poco más a los protagonistas por su trabajo, por sus gustos , pero todas las conversaciones practicamente giran en torno al sexo.

Además en el libro no hay secundarios, solo sale un poco Dante un amigo de Alec y dominante como él , que me imagino que será el protagonista de algún libro de la serie y la amiga de Dylan con la que solo mantiene conversaciones telefónicas.

Un libro sencillo , que se deja leer , pero que en cuanto pasen un par de días seguro que no lo recuerdo mucho.

Mi valoración 3/5

 

blog comments powered by Disqus

Comentarios (6)

  • pily

    07 Enero 2013 a las 21:00 |
    estoy de acuerdo con Patufet.Es rapido de leer aunque me ha resultado un poco monotono pasada la mitad del libro. Espero los siguientes libros. Se sabe cuando saldran?
  • LILIAN

    06 Febrero 2013 a las 22:12 |
    Llevo tiempo huyendo de Grey y todo lo que le rodea, así que, cuando empecé a leer este libro y aparecieron las siglas BDSM, casi le cierro directamente. Menos mal que no lo hice porque me he encontrado con una historia que me recuerda mucho a nueve semanas y media. La parte del amor es bonita y la parte erótica no desmerece. Eso sí, el final ha sido un poco abrupto para mi gusto. Creo que la autora podía haberle añadido unas cuantas páginas más. 3/5
  • JSequeiros

    12 Febrero 2013 a las 11:14 |
    Personalmente no he podido leerla. Ya les comento.
  • Melisa

    19 Febrero 2013 a las 02:08 |
    en realidad nada parecido al de 50 sombras ni a christian grey como dice la autora la historia no me gusto mucho a la mitad del libro ya queria cerrar y la verdad el final muy soso
  • Mónica Colina

    07 Noviembre 2013 a las 13:45 |
    Mi expectativas con el libro fueron muy grandes, pero realmente no me gustó. Es una historia muy simple que a la final te termina es empalagando y sin mucho trama que contar. Al leer este libro simplemente he decidido no leer los otros dos.
  • Mónica Colina

    07 Noviembre 2013 a las 14:55 |
    Otro detalle es los nombres de los personajes, pase buena parte del libro adivinando quien era el personaje masculino y el femenino, porque confunden...

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Síguenos en Facebook y Twitter