Carolyn Davidson - Una proposición casi indecente

Visitas: 1277

Critica realizada por Mc2

El agente de incógnito Gage Morgan estaba más que acostumbrado a tratar con delincuentes, pero Lily Deveraux no, y necesitaba protección. Aunque una vez que hubieran hecho sus votos, ¿podría dejarla escapar como le obligaba su acuerdo matrimonial?

La música y los secretos eran los escudos con los que Lily se protegía del mundo. Un grave problema la había dejado arruinada y la había obligado a ganarse la vida cantando a bordo de un barco que recorría el río. Pero ése era el menor de sus problemas desde que el tahúr Gage Morgan había aparecido en su vida.

Novela ambientada en EEUU en 1878.

Gage Morgan tenía una nueva misión entre manos. Pero, para llevarla a cabo, necesitaba encontrar una mujer que le sirviera como tapadera y le diera la respetabilidad de hombre casado que precisaba.

Lily Deveraux había sido contratada en el barco de Ham Scott que surcaba el río Mississippi, al norte de Memphis. Pero Lily no era una mujer que sirviera para servir mesas y entretener a los clientes del salón. Tenía una bonita voz, e incluso había trabajado como cantante. La fortuna quiso que Gage Morgan se fijase en ella y la permitiera alejarse de la lujuria de los clientes.

Gage no puede evitar reparar en la belleza de la joven sureña. Pero parece una mujer llena de secretos. Algo que atrae a este investigador del Gobierno. Sobre todo cuando no puede evitar reparar en los carteles que cuelgan de bastantes postes del muelle en donde atracan para hacer una parada técnica. Y mucho menos por el motivo por el que se la busca; robo e intento de asesinato de un importante hombre. Para Gage podría ser la candidata perfecta para ser su tapadera. Sin embargo, ella no está dispuesta a verse arrastrada por el país por otro hombre, sin estar casada debidamente.

Pero, cuando la misión llega a su fin, ambos deberán plantearse reanudar sus vidas. Una labor difícil cuando ambos ya han dejado expuesto su corazón. Sobre todo para Gage que no está dispuesto a dejar que Lily regrese sola a River Bend.

Una proposición casi indecente es una novela que se lee prácticamente de un tirón. Pese a que muchas podrían considerar que, como Harlequín, podría tratarse de una novela mediocre, yo no opino así. Me ha tenido prácticamente en vilo la trama. Es entretenida, tiene suspense, algunos párrafos bastante enternecedores, un punto de desvelo, cierta aventura y un final feliz. Es la primera novela que leo de esta escritora, pero los hermanos de la protagonista que salen al final de la historia me han intrigado lo suficiente como para buscar si tienen historias independientes.

En cuanto a los personajes, Gage Morgan es un hombre de treinta y siete años que trabaja para el Gobierno. Su última misión es descubrir una banda de estafadores que quieren hacerse con las aisladas granjas cuyo valor aumentaría con la próxima construcción del ferrocarril. Es un hombre solitario, parco en palabras, pero con una lealtad extrema. Para él su palabra es su ley, y no está dispuesto a que Lily se escape sin haberse sincerado antes con ella. Lily Deveraux es en realidad Ivonne Deveraux, una joven que se vio arrastrada sin remedio por Stanley Weston, Coronel de la Unión, que la amenazó con arrasar la plantación familiar si no atendía sus demandas. Ha tenido que luchar mucho por sobrevivir y, aunque ama con locura a Gage sabe que no es correspondida y, sobre todo, que el hombre con el que está casada no la cree. Para ella es mejor desaparecer que enfrentarse a él.

La valoro con un 4/5.

------------------

Crítica realizada por Anasy

Como viene siendo ya costumbre en mi, cuando no sé que leer, cojo una historia de Carolyn Davidson, porque suele ser una lectura acertada que nunca falla.

Lily Deveraux acaba de ser contratada en un barco que navega por el río llevando a pasajeros masculinos que se divierten jugando a las cartas, apostando, o acostándose con mujeres que trabajan en el barco. Lily entra sirviendo mesas pero pronto consigue un puesto de cantante, aunque eso no la libra de que el dueño del barco quiera que se acueste con los clientes de abordo. Sin embargo quien compra su tiempo es Gage Morgan un hombre del que nadie sabe gran cosa y que no se parece en nada a los demás pasajeros de la navegación.

Lejos de intentar forzar a Lily como esta espera, Gage se comporta como un caballero y aunque siente una fuerte atracción por la joven, la respeta y le da tiempo, pero tan poco está dispuesto a que nadie más le ponga las manos encima, por lo que empezará a cuidar de ella de manera muy posesiva.

Lily se ha visto obligada a aceptar ese trabajo porque quiere volver a su casa en Luisiana de donde se marchó en plena guerra arrastrada por una malvado yanqui que no la trató nada bien. Está escapando de la justicia y lleva a sus espaldas los terribles días vividos desde que sale de su casa, encontrar a Gage es un golpe de suerte porque él la trata bien, la protege y la cuida, pero sabe que eso no puede durar, Gage quiere algo de ella que no puede darle y en cuanto descubra que huye corre el riesgo de que la entregue a las autoridades.

Sin embargo Gage cuando descubre todo, le propone un trato, que lo ayude en su tapadera en la misión que está llevando a cabo para Washington a cambio de ayudarla después a regresar a su casa. Lily acepta sólo si se casan aunque con la condición de que después cada uno siga su camino. Gage no tarda en casarse con ella pero no está dispuesto a que Lily se le escape, lo que siente por la joven va más allá de la atracción y desea un futuro juntos aunque para eso tendrán que superar algunos baches y resolver el asunto de Lily con la justicia.

Es una historia sencilla, sin grandes sobresaltos ni pretensiones, no es de las mejores que me leí de la autora, pero aún así me ha gustado porque es un libro corto que se lee rápido y entretiene, en el estilo de la autora.

Bueno

blog comments powered by Disqus

Comentarios (0)

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Copyright © 2002 - 2010 elrinconromantico.com
Copyright © 2010 - 2013 rnovelaromantica.com

Portal optimizado por www.webactualizable.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |