Amanda Quick - La amante

Visitas: 3650

Crítica realizada por Teresa

Cuando Iphiginia Bright descubre que su querida tía es víctima de un chantaje, traza un plan temerario: hacerse pasar por la amante del Conde de Masters, un famoso noble supuestamente muerto.  Pero Marcus Cloud, el célebre Conde, no solamente está vivo, sino que además es un caballero terriblemente seductor. Un tipo que, en su afán por conquistar el mayor número de mujeres, puede llegar a comportarse de forma imprudente y sin respetar las mínimas reglas del decoro.

Precisamente, una circunstancia fortuita hará que la recién transformada Iphiginia Bright y el sensual Conde se encuentren frente a frente en una elegante fiesta. La intrépida simuladora tendrá que enfrentarse a la inesperada amenaza de su corazón... porque el Conde, fiel a sus principios, intentará poseerla en cuerpo y alma.

Iphiginia Bright. He dicho ya, en otras opiniones, que los nombres de las protagonistas de esta autora me fascinan, ¿verdad? No me digáis que no es para tenerlos en cuenta. Bueno, pues esta mujer es como sus otras damas de romántica: valeroso, inteligente y totalmente independiente. En esta ocasión, tenemos un chantaje de por medio, el chantaje a la tía de la muchacha. Y ella, desde luego, está decidida a averiguar quien es la persona que está detrás de todo eso. Para poder investigar a gusto, necesita meterse entre la alta sociedad y crear una imagen de la que nadie sospeche. Por lo tanto, lo mejor es hacerse pasar por viuda y, lo que es mejor, hacer que todo el mundo crea que es la amante de un arrogante personaje: Marcus, conde de Masters.

El conde, por su parte, es un hombre que sigue unas normas estrictas al que no le gusta que nadie altere. Éste tipo de personaje, como podéis ver, es el habitual en las novelas de Amanda Quick. Y como en el resto de sus protagonistas es inteligente y meticuloso. Por todo ello, el embuste de Iphiginia le descoloca por completo. Al enterarse de que una mujer que viste únicamente de blanco y que está causando furor entre la alta sociedad, dice ser su amante, siente curiosidad y molestia. Pero más curiosidad. Tiene que conocer a esa embustera que se vale de su nombre y su posición para ponerle las peras al cuarto. Pero claro, como está previsto, en cuanto se conocen salta la chispa, la atracción entre ambos y él decide ayudarla en sus pesquisas porque el malhechor no está chantajeando solamente a la tía de la muchacha, sino a una buena amiga suya.

Como en otras historias de Amanda, ambos protagonistas son profundamente intelectuales e inteligentes, con capacidad para un raciocinio fuera de lo común. El modo de ser de Iphiginia atrae al conde de una forma absoluta. Nunca ha conocido a una mujer tan capacitada y tan capaz para plantarle cara.

Volvemos a meternos de cabeza en investigaciones, aventura a raudales, peligros y secretos. Conversaciones entretenidísimas y originales donde podemos ver la capacidad de los dos protagonistas mientras se enfrentan y se atraen a la vez. Los secundarios muy bien logrados ponen la guinda en esta historia. Y, una vez más, la intriga está en bandeja.

Seguramente no soy muy parcial cuando comento las novelas de esta autora, pero es que lo que yo busco en una novela es que me entretenga, que me abstraiga, que me haga olvidar los problemas cotidianos y pasar un buen rato. Amanda Quick lo consigue y por eso la admiro.

Comentarios (1)

  • Lucia

    07 Enero 2012 a las 17:18 |
    Este libor me ha gustado mucho. La historia en sí, los personajes(menudos nombres). los diálogos, en fin todo.

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Boletín de noticias

¡Introduzca su dirección de email
para recibir nuestro boletín!
Dirección de Email:
 

Copyright © 2002 - 2010 elrinconromantico.com
Copyright © 2010 - 2013 rnovelaromantica.com

Portal optimizado por www.webactualizable.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |