Rona Sharon - Una vez, un libertino

Visitas: 6485

Crítica realizada por paciencia68

La guerra ha marcado el rostro del conde de Ashby y quizá también su alma. Antes de ser herido en la guerra contra Napoleón y ser rechazado por la sociedad, el apuesto lord había sido un célebre libertino. Ahora, Isabel Aubrey, una dama decente, se atreve a aproximarse al enmascarado y solitario aristócrata para conseguir una cuantiosa donación de beneficencia y decide que debe salvarle del auto desprecio que siente por sí mismo. Isabel comienza a coquetear y él responde .....

La joven Isabel Aubrey ha iniciado junto a sus amigas Sophie e Iris una campaña para ayudar a las viudas y huérfanos que ha dejado la guerra contra Napoleón. Ante la necesidad de dinero y alguien que las represente en esta tarea, Isabel decide recurrir a la persona que sabe que podrá ayudarla, el conde de Ashby, amigo de su hermano.

Ashby ha regresado de la guerra y se ha enclaustrado en su mansión, para todos es La Gárgola, un hombre recluido cuyas cicatrices le obligan a llevar una máscara y que ha decidido apartarse de la sociedad que le rodea. No recibe a nadie, tampoco está interesado en reintegrarse en la vida que siempre había llevado. La llegada de Isabel a su puerta va a cambiar muchas cosas.

Isabel es una joven que se enamoró platónicamente del conde de Ashby, le gustaba su físico y también su personalidad. Siempre se mostró con ella cariñoso, tierno, una persona encantadora. Como la mayoría de las adolescentes está convencida de que nadie conoce este secreto. Ahora tiene la oportunidad de volver a verlo, de estar cerca de él y saber lo que le ha ocurrido en estos años y no puede evitar ir en su busca. El tiempo transcurrido ha mantenido ese amor en un lugar especial de su corazón y al verlo con su máscara, apartado y solitario se convence de que la necesita.

Para el conde los últimos años han sido duros, la guerra lo ha marcado profundamente; toma la decisión de convertirse en un solitario no sólo por las cicatrices que pueblan su cara sino porque existe un secreto que desgarra su corazón. La llegada de Izzy con su dulzura y bondad le hacen regresar al pasado y añorar todo lo que ha perdido. Su vida ha estado marcada por la tragedia y sus vivencias le han convertido en un hombre amargado y muy diferente; sin embargo la esencia de la persona que era sigue viva y quizás pueda rescatarla.

El primer libro que publicaron de Rona Sharon, Mi pirata malvado, me gustó mucho y fue precisamente ese hecho el que me llevó a leer el argumento de "Una vez, un libertino", parecía interesante; por tanto decidí comprar el libro. Desde el primer capítulo estuve segura de que esta historia iba a engancharme aunque el inicio no refleja ni remotamente lo que me ha hecho sentir el libro. Me he visto embebida por las páginas y capítulo tras capítulo he disfrutado de la narración de esta escritora, que para mí se ha convertido en uno de mis mejores descubrimientos. Junto con la buena narración de una historia interesante se unen unos diálogos tiernos, románticos, divertidos y con chispa, con lo cual ha sido un placer disfrutar de la lectura.

A medida que el libro avanza descubrimos en el protagonista a un personaje diferente, más atormentado de lo que podría parecer, para el cual las cicatrices son sólo la punta del iceberg; al seguir indagando en su personalidad la escritora nos presenta un hombre tierno, cariñoso, conocedor de todos sus defectos y totalmente solitario, con un secreto que esconder y un anhelo inmenso en su corazón. La escritora nos permite conocer los pensamientos y sentimientos de Ashby y de esta forma el personaje llega con profundidad al lector.

Isabel por su parte lejos de ser una niña atolondrada se muestra como una chica cariñosa que no ha olvidado a su gran amor y que luchará para conseguirlo. Cuanto más se acerca al conde más descubre a la persona que se oculta tras la máscara y su enamoramiento adolescente lejos de quedar consumido por el paso del tiempo se convierte en un amor más maduro y que la llevará a arriesgarse para conseguir su objetivo.

Me ha gustado la historia, el desarrollo y los personajes, creo que todo junto conforma un gran libro, que quizás pase desapercibido igual que le ha pasado a "Mi pirata malvado" que casi no ha tenido aceptación; aunque es diferente, puesto que no está lleno de aventuras y es más profundo (desde mi punto de vista, claro). El dolor, sufrimiento y amor de los protagonistas me han llevado a sonreír, suspirar e incluso soltar alguna lagrimilla y han conseguido que robe horas al sueño para poder conocer el desenlace. Es un libro con bastantes páginas, en las que todo parece solucionarse, pero la autora nos sorprende con otro enfoque que cambia el curso del argumento, y lejos de aburrir , atrapa.

Por buscarle algún punto negativo, además del precio (aunque en mi caso lo he pagado con gusto, ¡¡¡qué bonito!!), mencionaría la traducción, que si bien no es mala me ha dejado sorprendida con algunas frases, puesto que me han sonado un tanto extrañas. Y como apunte para aquellas a las que las edades de los protagonistas les interesan decir que se llevan unos 13 años, a mí en principio esta diferencia no suele gustarme pero en este caso ni siquiera me ha importado.

Como secundarios destacar a las amigas de Izzy: Sophie, Iris y también a Ryan. Me imagino que puede existir un libro que esté conectado con éste, pero eso es una suposición, por algo que la escritora muestra en este libro.

Sólo puedo decir que me ha encantado y lo he disfrutado de la primera a la última hoja, y no sólo eso sino que quiero releerlo YA, para saborear cada página y empaparme de la historia sin las prisas por conocer el final.

Valoración : 6/5. Muy Bueno.

------------------------------------------------------

Crítica realizada por Mencía

Una vez un libertino contiene la esencia de una buena, buenísima, novela romántica. Adentrarse entre sus páginas es volver a sumergirte en la pasión contenida de toda hermosa historia de amor. Es el relato, lleno de vida, de un hombre y una mujer condenados a amarse.

Si algo me gusta de esta autora es que consigue retratar a unos hombres tan atractivos como enigmáticos, sin que por ello tenga que recurrir a los redobles de tambores de las excesivas licencias literarias; con las que otras autoras tienen a bien obsequiarnos, más si cabe en los últimos tiempos. Las novedades suelen venir plagadas de "frustrados sin causa", por lo que encontrarte con un hombre como el conde de Ashby y observar su evolución, resulta más que atractivo, y en ningún caso extenuante. Al contrario, te crea un hambre voraz por descubrir la magia del siguiente encuentro, la resolución de los cabos sueltos, que aparecen y desaparecen, tejiendo una trama de aparente sencillez pero de asombrosa genialidad precisamente por ella.

Su protagonista masculino es la reencarnación de fortaleza, pasión, ternura y debilidad, que acude a visitarnos sólo en nuestros sueños. Es la imperfección de humanidad que nos vuelve poderosas, que nos desata, nos rinde, nos vuelve protectoras, y en cualquier caso nos hace sentirnos orgullosas de nuestra propia feminidad. Ante nuestros ojos se nos descubre como el seductor seducido, víctima de sus errores, aun más de los que desconoce o cree que constituyen el mal menor. Es carne de cañón ante la mujer que ama, pero no por ello pierde su hombría. Es sencillamente un hombre maravilloso.

Desde el comienzo de la novela Isabel, su protagonista femenina, nos envuelve con su enternecedor, práctico y pícaro carisma. El retrato, que de ella nos presenta la autora, nos hace encariñarnos con el personaje desde el primer momento, y entender así perfectamente, como un hombre como Ashby ha de caer rendido a sus pies. No es perfecta, aunque cualidades no le faltan, y precisamente por ello podemos disfrutar de un relato tan apasionante.

Rona Sharon sabe conjugar diálogos y narración con una maestría encomiable, y a través de ellos, te adentra en un mundo de sentimientos contradictorios, tan humanos e impredecibles, que raya en la perfección. Esta obra nos narra el comienzo de una relación inconveniente en sus albores, el desarrollo de un redescubrimiento y la culminación de una lucha de voluntades. Es preciosa, divertida, tierna, emotiva y pasional. Son más de 500 páginas llenas de emociones.

A estas alturas no creo que tenga que decir la satisfacción que me ha supuesto su lectura. Pero aun así, no me resisto a volver a repetir una vez más el placer que puedes encontrar entre sus páginas. No suelo reproducir fragmentos, pero no encuentro mejor broche para acabar mi comentario que el poema de Elizabeth Barret Browning que cierra esta hermosa novela.

Si has de amarme, que sólo sea por amor de mi amor.

No digas nunca: la amo por su aspecto, su sonrisa,

su voz gentil o un rasgo de su carácter que me place,

que hizo que nos sintiéramos felices aquel día...

Porque todas esas cosas pueden cambiar,

¿y sabes, amor mío? Hasta el amor se muere...

No me quieras tampoco por las lágrimas

que compasivo enjugas en mi rostro...

¡Pues puedo olvidarme de llorar gracias a ti,

y así perder tu amor en consecuencia!

Por amor de mi amor quiero que me ames,

para que dure el amor eternamente.

blog comments powered by Disqus

Comentarios (3)

  • Irdala

    19 Marzo 2013 a las 21:30 |
    Pues me ha gustado mucho pero... no me ha llenado tanto como esperaba. A ver, me explico: cuando leí el primer libro de esta autora quedé cautivada por tantas y tantas cosas que cuenta en la novela. Sin embargo, en ésta, me parece que se enrolla en exceso y la alarga innecesariamente, al menos yo no encuentro el motivo de tantas páginas. Hay varios momentos en los que me da la sensación que en lugar de avanzar la novela, retrocede para volver a estancarse en el mismo punto y volver a continuar desde allí y otra vez lo mismo. Salvando ésto, la novela es altamente recomendable y la autora me gusta muchísimo.
  • Dougless

    13 Abril 2013 a las 20:08 |
    Me ha gustado bastante. Las marcas en un protagonista no son tan raras en este tipo de novela .
    La originalidad es que Isabel se dedica con verdadero ahínco a su causa, en este caso , ayudar a las viudas e hijos de los soldados caídos en combate. Ashby es su amor de juventud y poco a poco le va sacando de su escondite.
    Me ha encantado Paris, aunque ha habido un momento en que me cansó tanto tira y afloja, ahora te quiero, ahora no me caso que no quieres cambiar, ahora te quiero y me da igual y todo el rato así.
  • Silvia77

    08 Febrero 2014 a las 10:20 |
    Me ha encantado, aunque tengo que decir que me costó hacerme con el libro, al final de segunda mano. Por qué los editores no se pasan por aquí y reeditan estas joyas?

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Copyright © 2002 - 2010 elrinconromantico.com
Copyright © 2010 - 2013 rnovelaromantica.com

Portal optimizado por www.webactualizable.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

Este web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de 'cookies' y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su navegador. En caso de bloquear el uso de 'cookies' en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.

¿Qué es una 'cookie'?

Una 'cookie' es un pequeño fragmento de texto que los sitios web envían al navegador y que se almacenan en el terminal del usuario, el cual puede ser un ordenador personal, un teléfono móvil, una tableta, etc. Estos archivos permiten que el sitio web recuerde información sobre su visita, como el idioma y las opciones preferidas, lo que puede facilitar su próxima visita y hacer que el sitio resulte más útil al personalizar su contenido. Las 'cookies' desempeñan un papel muy importante, al mejorar la experiencia del uso de la web.

¿Cómo se utilizan las 'cookies'?

Al navegar por este portal web el usuario está aceptando que se puedan instalar 'cookies' en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información:

  • Información estadística del uso de la web.
  • El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web.
  • El formato de la web preferente en el acceso desde dispositivos móviles.
  • Las últimas búsquedas realizadas en los servicios de la web y datos de personalización de estos servicios.
  • Información sobre los anuncios que se muestran al usuario.
  • Información de las encuestas en las que ha participado el usuario.
  • Datos de la conexión con las redes sociales para los usuarios que acceden con su usuario de Facebook o Twitter.

Tipos de 'cookies' utilizadas

Esta web utiliza tanto 'cookies' temporales de sesión como 'cookies' permanentes. Las 'cookies' de sesión almacenan datos únicamente mientras el usuario accede a la web y las 'cookies' permanentes almacenan los datos en el terminal para que sean accedidos y utilizados en más de una sesión.

Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las 'cookies', el web puede utilizar:

'Cookies' técnicas

Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de la página web o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a las partes web de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación y almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido.

'Cookies' de personalización

Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en su terminal o que el propio usuario defina. Por ejemplo, el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, el diseño de contenidos seleccionado, geolocalización del terminal y la configuración regional desde donde se accede al servicio.

'Cookies' publicitarias

Son aquéllas que permiten la gestión eficaz de los espacios publicitarios que se han incluido en la página web o aplicación desde la que se presta el servicio. Permiten adecuar el contenido de la publicidad para que esta sea relevante para el usuario y para evitar mostrar anuncios que el usuario ya haya visto.

'Cookies' de análisis estadístico

Son aquéllas que permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios en los sitios web. La información recogida mediante este tipo de 'cookies' se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, con el fin de introducir mejoras en el servicio en función de los datos de uso que hacen los usuarios.

'Cookies' de terceros

En algunas páginas web se pueden instalar 'cookies' de terceros que permiten gestionar y mejorar los servicios ofrecidos. Como por ejemplo, servicios estadísticos de Google Analytics y Comscore.

¿Cómo administrar 'cookies' en el navegador?

El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las 'cookies' instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal:

Para ajustar los permisos relacionados con las 'cookies' en el navegador Google Chrome:

  • Hacer clic en el menú situado en la barra de herramientas.
  • Seleccionar Configuración.
  • Hacer clic en Mostar opciones avanzadas.
  • En la sección 'Privacidad' hacer clic en el botón Configuración de contenido.
  • En la sección de 'Cookies' se pueden configurar las opciones.

Más información sobre Google Chrome

Para ajustar los permisos relacionados con las 'cookies' en el navegador Mozilla Firefox:

  • En la parte superior de la ventana de Firefox hacer clic en el menú Herramientas.
  • Seleccionar Opciones.
  • Seleccionar el panel Privacidad.
  • En la opción Firefox podrá elegir Usar una configuración personalizada para el historial para configurar las opciones.

Más información sobre Mozilla Firefox

Para ajustar los permisos relacionados con las 'cookies' en el navegador Internet Explorer 9:

  • En la parte superior de la ventana de Internet Explorer hacer clic en el menú Herramientas.
  • Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la opción Eliminar el historial de exploración para eliminar las 'cookies'. Activar la casilla 'Cookies' y, a continuación, hacer clic en Eliminar.
  • Seleccionar la pestaña de Seguridad y acceder a Configuración. Mover el control deslizante totalmente hacia arriba para bloquear todas las 'cookies' o totalmente hacia abajo para permitir todas las 'cookies'. Tras ello, hacer clic en Aceptar.

Más información sobre Internet Explorer 9

En caso de bloquear el uso de 'cookies' en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.

En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar 'cookies' por sitio web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar 'cookies' de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.