Jo Beverley - El misterioso duque

Visitas: 2613

Crítica realizada por Wanda

Libro 10 de la Serie "Malloren"

A punto de ser secuestrada, la joven Bella Barstowe consigue huir de sus captores y se refugia en una taberna de muy mala reputación. Allí sufre el acoso de algunos de los parroquianos, y cuando piensa que ha saltado de la sartén para caer al fuego, es rescatada por el célebre capitán Rose, un pirata atractivo pero que a Bella le parece tan peligroso como los hombres que la querían secuestrar. Convencida de que su única opción es la huida, Bella roba el caballo del capitán Rose y desaparece en la noche. Años más tarde, cuando averigua quién estaba detrás del intento de secuestro, decide buscar al capitán Rose, el único hombre capaz de ayudarla en sus planes de venganza. Lo que no sabe es que Rose es, en realidad, el duque de Ithorne, que está sumamente interesado en volver a encontrarse con aquella hermosa y misteriosa mujer que le robó el caballo y que quedó grabada para siempre en su encallecido corazón. 

Me gusta la autora, tengo muchas de sus novelas, tanto traducidas como sin traducir, las he intercambiado e incluso he pedido algunas que no podía conseguir. Sin embargo no acababa de decidirme con esta novela porque estaba confundida con las opiniones que leía de ella por Internet. Unas decían que no merecía la pena y otras que era una novela preciosa. Normalmente, cuando hay críticas tan encontradas, me echan para atrás.

1760. Que estuviera centrada en esa época ya me llamaba la atención.

Ithorne es un aristócrata que usa una segunda personalidad cuando lo cree conveniente. Y es actuando con ese otro yo, como el capitán Rose, cuando salva a la protagonista de una violación clarísima. Se prenda de la muchacha, Bella, que ha sido raptada y está en peligro de perder la vida, y sin embargo ella desaparece de su vida, aunque vuelven a encontrarse años después.

Durante el tiempo que transcurre en su separación, el protagonista no vuelve a saber de ella, pero le ha causado tan grata impresión que no es capaz de olvidar a la muchacha.

Bella es una mujer maltratada de por un padre desaprensivo y cruel y por un hermano tan despreciable como el primero. A la pobre la culpan de la ruina en la que han caído con sus desmanes. Por fortuna, la muchacha hereda una bonita cantidad de dinero de su madrina, manda a los dos a freír gárgaras y se marcha a vivir a Londres.

Me gustó ese modo de actuar, porque en esa época las mujeres apenas tenían derechos, dependían del padre o de los hermanos y tenían que apechugar incluso con matrimonios concertados. Eso es de todas conocido. Pero Bell es una mujer fuerte, con ganas de ser independiente y olvidar los malos ratos pasados.

La autora saca a relucir el feminismo. El movimiento encuentra en ella una entusiasta porque es una mujer que ha sufrido. Una cosa lleva a la otra y Bell descubre que ha habido alguien involucrado en su secuestro de hace años. Activa como es, no se queda con los brazos cruzados y decide descubrir todo el embrollo, pero no puede hacerlo sola, necesita ayuda. Es entonces cuando recuerda al hombre que la salvó de la humillación, el capitán Rose, y le busca para pedirle ayuda, sin saber por descontado su verdadera identidad.

La novela tiene aventura, no se puede decir lo contrario, pero creo que podría haberse sacado mucho más de la historia, a mí se me ha quedado un poco coja. Agradezco de todos modos que no haya abusos y que el protagonista masculino trate divinamente a la chica durante toda la historia, sin malos rollos, odios o inquinas entre ambos.

Tanto uno como otro están llenos de dudas. El duque, porque a pesa de estar enamorado de la protagonista, no la cree mujer adecuada para unirse a ella, para que lleve su apellido y tenga el rango que da su título nobiliario. Y ella, porque desconoce muchas cosas que rodean la vida del duque y enamorándose de él cree estar viviendo una aventura que la puede llevar a convertirse en la esposa de un capitán.

No he encontrado escenas demasiado calentitas en el libro. No es que me hagan falta en una novela de romance, pero creo que siempre ayudan si están bien escritas.

Creo también que se podría haber ampliado un poco más el asunto del feminismo liderado por señora Fowler, y que pasa por la novela con más pena que gloria.

Como es natural en las sagas, aquí aparecen personajes que han tenido su propia historia y que ahora son secundarios. Diana y Rothgar son dos de ellos y me ha gustado volver a encontrarles. Hubiera querido saber más de ellos en este libro, pero su aparición es cortita, pasan casi de puntillas, seguramente para no quitar protagonismos a los principales.

A mí me ha encandilado más el protagonista en su personaje de capitán Rose que en el de duque, por eso de la aventura supongo.

Así que ya lo he dicho, aventura, intriga, malvados, una venganza, episodios de identidades dobles, y un romance que no está mal, aunque lo he visto flojo. Me ha faltado un poco más de acción y me han sorprendido algunas circunstancias extrañas que no parecen cuadrar con el argumento.

Aunque tiene todos los elementos necesarios para una bonita historia de romance, ya digo que me ha parecido que se podrá haber sacado un novelón, en vez de quedarse en una historia normal y corriente. Eso sí, no se puede negar la calidad narrativa de la autora, de la que me sigue encantado su forma de detallar las cosas. Aunque solamente sea por eso, ya merece la pena dar una oportunidad a este libro.

----------------------

Crítica realizada por Anasy

Jo Beverly es una de las autoras con las que empecé en la novela romántica hace muchos años, sus primeros libros de la saga Malloren y alguno más de otras series, me encantaban, pero con el tiempo sus libros fueron bajando de nivel, al menos para mi y en los últimos años no encuentro que sus historias sean de la misma calidad y originalidad, por eso ya no es de las autoras que suelo leer frecuentemente. Esta historia me llamaba la atención y pensé que podría ser al menos entretenida pero me ha decepcionado bastante.

Bella B es una joven de noble cuna que un día es raptada cuando acudía a una cita con uno de sus admiradores, cuando la joven consigue escapar de sus raptores cae en manos de unos marineros poco amables hasta que aparece en escena el capitán Rose que logra salvarla y salir sin daño de la situación, pero Bella huye también del capitán Rose sin darle su nombre.

Cuatro años después Bella vive encerrada en la casa de su familia que la repudia desde el día de su secuestro creyendo que ella había huido de buena gana con su cita secreta, la joven cae en desgracia y su reputación queda dañada irremediablemente, cuando su padre no logra obligarla a casarse con un caballero que él le busca, es encerrada y desposeída de todo,tras la muerte de su progenitor queda a cargo de su hermano Augustus que la trata aún mucho peor hasta el punto de privarla de ropa nueva o fuego en la chimenea de su habitación.

Bella lleva una vida penosa que no tiene trazas de cambiar hasta que un buen día recibe la herencia de un pariente. Bella coge las riendas de su vida y se instala sola en Londres con la única compañía de su criada. En unos tiempos donde las mujeres necesitaban a un hombre para todo si querían ser consideradas respetables, Bella consigue salir de la tiranía de su hermano y empezar una nueva vida aunque lo haga disfrazada y ayudando a la revolucionaria Lady Fowler, una activista un poco radical que distribuye cartas a toda la nobleza predicando la maldad de los hombres y la tiranía que ejercen sobre las mujeres. Es así , ayudando a Lady Fowler, como Bella se vuelve a encontrar con el capitán Rose, y es a él a quien pide ayuda para vengarse de la persona que tramó su secuestro cuatro años atrás.

El duque de Ithorne tiene un hermano bastardo que se le parece mucho, tanto se parece que muchas veces intercambian los papeles e Ithorne pasa a ser el capitán Rose a las órdenes del Cisne negro. Es así como cuatro años antes conoce a la misteriosa señorita que no ha podido olvidar con el tiempo, y como vuelve a encontrarla. Decidido e intrigado por conocer a Bella y los secretos que oculta, sigue haciéndose pasar por el capitán Rose contento de dejar un poco de lado los asuntos ducales y sin ser perseguido por una horda de mujeres por su título.

En cuanto Bella le pide ayuda en sus planes de hacer justicia, no se lo piensa y se mete de lleno en ayudarla pero siempre bajo su falsa identidad. La atracción y fascinación que siente por ella crecen cada día más, pero Ithorne piensa que Bella nunca podría llegar a ser su duquesa debido al escándalo que la persigue .

La historia prometía por lo menos entretener, pero a mi se me hizo eterna. Hay partes que me aburrieron mucho alargando la historia, la pareja protagonista no tiene chispa , no emocionan ni me convencen, la trama en si es muy lenta y muy simple, demasiado. En definitiva, está bien escrita, puede ser entretenida con partes muy lentas, y sino hay nada mejor que leer, no está mal.

Regular.

blog comments powered by Disqus

Comentarios (1)

  • LadyZarek

    31 Octubre 2012 a las 18:03 |
    No es una novela romántica al uso, creo que trata más sobre la época y los convencionalismos, la locura de un rey, la preocupación de los lores... y la historia de amor se queda en muy poquita cosa en relación al total de la historia pero a mí me ha gustado mucho, además, el que salgan los protagonistas de otros libros siempre me atrae y aquí hay sobre todo uno, Rothgar, al que vemos más accesible aunque sigue siendo el marqués negro.

Escribir un comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Copyright © 2002 - 2010 elrinconromantico.com
Copyright © 2010 - 2013 rnovelaromantica.com

Portal optimizado por www.webactualizable.com

| Aviso legal | Política de privacidad | Política de Cookies |

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

Este web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de 'cookies' y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su navegador. En caso de bloquear el uso de 'cookies' en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.

¿Qué es una 'cookie'?

Una 'cookie' es un pequeño fragmento de texto que los sitios web envían al navegador y que se almacenan en el terminal del usuario, el cual puede ser un ordenador personal, un teléfono móvil, una tableta, etc. Estos archivos permiten que el sitio web recuerde información sobre su visita, como el idioma y las opciones preferidas, lo que puede facilitar su próxima visita y hacer que el sitio resulte más útil al personalizar su contenido. Las 'cookies' desempeñan un papel muy importante, al mejorar la experiencia del uso de la web.

¿Cómo se utilizan las 'cookies'?

Al navegar por este portal web el usuario está aceptando que se puedan instalar 'cookies' en su terminal y que nos permiten conocer la siguiente información:

  • Información estadística del uso de la web.
  • El 'login' del usuario para mantener la sesión activa en la web.
  • El formato de la web preferente en el acceso desde dispositivos móviles.
  • Las últimas búsquedas realizadas en los servicios de la web y datos de personalización de estos servicios.
  • Información sobre los anuncios que se muestran al usuario.
  • Información de las encuestas en las que ha participado el usuario.
  • Datos de la conexión con las redes sociales para los usuarios que acceden con su usuario de Facebook o Twitter.

Tipos de 'cookies' utilizadas

Esta web utiliza tanto 'cookies' temporales de sesión como 'cookies' permanentes. Las 'cookies' de sesión almacenan datos únicamente mientras el usuario accede a la web y las 'cookies' permanentes almacenan los datos en el terminal para que sean accedidos y utilizados en más de una sesión.

Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las 'cookies', el web puede utilizar:

'Cookies' técnicas

Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de la página web o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a las partes web de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación y almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido.

'Cookies' de personalización

Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en su terminal o que el propio usuario defina. Por ejemplo, el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, el diseño de contenidos seleccionado, geolocalización del terminal y la configuración regional desde donde se accede al servicio.

'Cookies' publicitarias

Son aquéllas que permiten la gestión eficaz de los espacios publicitarios que se han incluido en la página web o aplicación desde la que se presta el servicio. Permiten adecuar el contenido de la publicidad para que esta sea relevante para el usuario y para evitar mostrar anuncios que el usuario ya haya visto.

'Cookies' de análisis estadístico

Son aquéllas que permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios en los sitios web. La información recogida mediante este tipo de 'cookies' se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, con el fin de introducir mejoras en el servicio en función de los datos de uso que hacen los usuarios.

'Cookies' de terceros

En algunas páginas web se pueden instalar 'cookies' de terceros que permiten gestionar y mejorar los servicios ofrecidos. Como por ejemplo, servicios estadísticos de Google Analytics y Comscore.

¿Cómo administrar 'cookies' en el navegador?

El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las 'cookies' instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal:

Para ajustar los permisos relacionados con las 'cookies' en el navegador Google Chrome:

  • Hacer clic en el menú situado en la barra de herramientas.
  • Seleccionar Configuración.
  • Hacer clic en Mostar opciones avanzadas.
  • En la sección 'Privacidad' hacer clic en el botón Configuración de contenido.
  • En la sección de 'Cookies' se pueden configurar las opciones.

Más información sobre Google Chrome

Para ajustar los permisos relacionados con las 'cookies' en el navegador Mozilla Firefox:

  • En la parte superior de la ventana de Firefox hacer clic en el menú Herramientas.
  • Seleccionar Opciones.
  • Seleccionar el panel Privacidad.
  • En la opción Firefox podrá elegir Usar una configuración personalizada para el historial para configurar las opciones.

Más información sobre Mozilla Firefox

Para ajustar los permisos relacionados con las 'cookies' en el navegador Internet Explorer 9:

  • En la parte superior de la ventana de Internet Explorer hacer clic en el menú Herramientas.
  • Seleccionar la pestaña de Seguridad y utilizar la opción Eliminar el historial de exploración para eliminar las 'cookies'. Activar la casilla 'Cookies' y, a continuación, hacer clic en Eliminar.
  • Seleccionar la pestaña de Seguridad y acceder a Configuración. Mover el control deslizante totalmente hacia arriba para bloquear todas las 'cookies' o totalmente hacia abajo para permitir todas las 'cookies'. Tras ello, hacer clic en Aceptar.

Más información sobre Internet Explorer 9

En caso de bloquear el uso de 'cookies' en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.

En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar 'cookies' por sitio web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar 'cookies' de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.