Artículo 2: UN PASEO POR LA NOVELA ROMÁNTICA: CARACTERÍSTICAS

  • Fecha: Miércoles, 04 Marzo 2015
  • Visitas: 3738

book-1771073 640La novela romántica, tal y como la entendemos en la actualidad, es la heredera directa de una corriente de autoras anglosajonas que despuntaron a finales de los años 70 y comienzos de los 80. Estas autoras fueron las encargadas de labrar el perfil característico que define a este tipo de narrativa como el género literario que es:

  • En primer lugar, se trata de obras cuyo hilo conductor es una historia de amor. Una relación entre dos personas en la que surgen obstáculos, pero que transmite la idea de que el amor es lo más importante y todo lo puede. El amor es el eje de la trama, así como el motor que mueve a los personajes.
  • En segundo lugar, la presencia de un final feliz. Es decir, que en relación directa con la idea de que el amor todo lo puede, se encuentra la idea de que el amor triunfa al final. Los obstáculos se resuelven o desaparecen, y la pareja protagonista puede disfrutar de su relación en armonía.
  • Aunque en este caso suele haber más polémica que consenso, lo cierto es que también es habitual considerar como característico de cualquier novela romántica la introducción de escenas eróticas más o menos explícitas ―el grado de evidencia vendrá determinado por el subgénero, por la elección del autor o autora, por la propia condición de los personajes, etc.-. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la narrativa romántica es, ante todo, literatura, no pornografía transcrita sobre el papel.

Uno de los puntos a favor del género romántico es que permite, dado que el amor es un sentimiento universal, un campo amplísimo de contextos y condiciones bajo los cuales pueden llegar a desarrollarse sus historias. Es decir, que basta con echarle un poco de imaginación para ser capaces de idear amores casi en cualquier época, en cualquier lugar y entre cualquier tipo de personajes.

La consecuencia lógica de todo esto no podía ser otra que la proliferación de los llamados subgéneros: la clasificación que se tiende a realizar dentro del propio género en función del tema predominante en cada novela. Así, a las novelas románticas ambientadas en épocas pasadas las consideraremos novelas románticas-históricas; aquellas que vayan acompañadas de una buena dosis de misterio pertenecerán al subgénero de suspense romántico; las protagonizadas por vampiros, fantasmas, demonios y otras criaturas inmortales son llamadas de romance paranormal... Y así, hasta completar un largo abanico que parece ser cada vez más amplio, y en el que incluso brotan categorías dentro de las categorías. Por ejemplo:

Género: Novela Romántica
     Subgénero: Contemporáneo
         Categoría: Deportistas
                  ...

¿Existe algún límite? A día de hoy, se diría que no. En cualquier caso, los subgéneros son parte esencial de la novela romántica, y es necesario abordarlos y trabajarlos como tal. Algunos lectores se declaran fieles a uno en concreto; otros están abiertos a más de uno, pero muestran preferencias claras. Y, por supuesto, también hay quien toca todos los palos sin ningún tipo de filtro o prejuicio. Como lectores, nadie nos puede decir qué nos gusta y qué no. Como autores, por lo tanto, habrá que conocer qué subgéneros existen y qué características presenta cada uno de ellos si queremos extraer su máximo potencial ―y el nuestro―.

Recuerda que puedes iniciar tu formación hoy mismo en el
Curso Estándar de Creación de una Novela Romántica que imparte
ESCRibir ― Formación Literaria.

Más información en http://comoserescritor.com 

Comentarios (3)

  • Katon

    Katon

    24 Abril 2015 a las 17:40 |
    En pocas palabras has definido lo que es de verdad la novela romántica. Ojalá muchos se leyeran este artículo porque algunas novelas que catalogan de romántica no tienen de eso ni la portada.
    Coincido con esos tres principios básicos fundamentales, si uno falla, ya no es novela romántica.
    En cuanto a los subgéneros, hay algunos que me gustan más que otros y hay autoras que no deberían ponerse a hacer experimentos, pero claro, para gustos, los colores.
    Un artículo interesantísimo, gracias Érika
  • Dougless

    Dougless

    19 Marzo 2015 a las 19:33 |
    Sí, coincido con vosotras, en lo referente a los subgéneros solo puedo decir que cada vez hay mas y cuando lees un libro pensando que es una cosa y luego te encuentras otra da mucha rabia. Ahí tendrían que tener mas cuidado las editoriales o a quien corresponda. Yo prefiero la novela romántica histórica pero me gustan casi todos.
  • Sandrayruth

    Sandrayruth

    14 Marzo 2015 a las 19:54 |
    Lo de las categorías es un mundo. Como ha dicho Ana en su comentario, creo que ni las editoriales se aclaran de todo lo nuevo que sale cada día, y la verdad es que es una pena, porque compras una cosa y luego te encuentras otra, aunque ese es otro tema.

    Pero creo que todo el mundo se tendría que quedar con el primer punto: historia de amor. Una relación entre dos personas en la que surgen obstáculos, pero que transmite la idea de que el amor es lo más importante y todo lo puede. El amor es el eje de la trama, así como el motor que mueve a los personajes. Se lo tendría que apuntar más de una persona!!

    Muchas gracias por el artículo.

Escribir un comentario

Estás comentando como invitado.

Blog colaborador

banner-marta11

Blog colaborador

banner-sandram

Blog colaborador

banner-los-libros-de-maribel

Blog colaborador

banner-blog-hermanastras