Artículo 13 - LA ELECCIÓN DE ESCENARIOS

  • Fecha: Martes, 26 Enero 2016
  • Visitas: 1573

escenarios2El escenario es el lugar donde transcurren los hechos de la trama y donde se mueven los personajes. No importa que nuestros escenarios sean reales o inventados: deben estar bien elegidos e integrados en el conjunto de la novela. Nunca debemos infravalorarlos, ya que los escenarios aportan tridimensionalidad a los demás componentes de la historia; si como autores no los describiéramos, como lectores no entenderíamos por qué sucede la acción o por qué los personajes se comportan de esta o aquella manera.

El tratamiento de los escenarios en la novela puede ir desde indicaciones mínimas hasta un peso relevante en la narración, a gusto del autor/narrador. Hay autores que conciben el paisaje como si fuera un protagonista más, mientras que otros prefieren ambientar sus historias en un terreno neutral que no interfiera en gran medida. No existe, por definición, una opción mejor que otra, pero sí debemos tener claro desde el principio dónde nos posicionamos nosotros para después actuar en consecuencia.

Sea cual sea nuestra elección, debemos partir siempre de la premisa de que los escenarios son algo más que lugares. Un escenario es un lugar, pero también un idioma, un clima, una Historia, una cultura, una idiosincrasia... Por ejemplo, por comentar tan solo dos errores de bulto, no nos servirá de nada ambientar nuestra trama en un lugar exótico con personajes ajenos a nuestra cultura y que luego estos hablen (sin ánimo de ofender) como si procedieran de un entorno cañí. Del mismo modo, nuestra novela resultará mediocre si los actos que llevan a cabo los personajes no tienen cabida en la cultura en la que se encuentran.

Para una adecuada integración del escenario en la historia no olvides:

• Imponer un orden a las descripciones, de lo particular a lo general o al revés.

• Detallar y matizar al máximo todo aquello que forme parte del ambiente, tanto lo visible como lo que no lo es (olores, sonidos, sensaciones que transmite...).

 

Recuerda que puedes iniciar tu formación hoy mismo en el
Curso Estándar de Creación de una Novela Romántica que imparte Érika Gael a través de
ESCRibir ― Formación Literaria.

Más información en http://comoserescritor.com 

Comentarios (4)

  • Katon

    Katon

    03 Febrero 2016 a las 18:29 |
    Las novelas en las que además de la típica ambientación, te cuenta detalles de la historia que engloba la novela, costumbres y otros detalles más o menos desconocido consiguen que una novela llame más la atención.
    No es necesario dedicar párrafos y párrafos a su descripción, a veces con unos pocos detalles explicados ne pocas frases una novela gana muchísimo.
    Gracias Érika por este nuevo capítulo.
  • Patriki

    Patriki

    03 Febrero 2016 a las 17:45 |
    Me encantan estos articulos, aprendo un montón. Gracias
  • crishi

    crishi

    28 Enero 2016 a las 18:13 |
    Una historia con los detalles precisos en las situaciones adecuadas o que se requieran, pueden aportar una ambientación estupenda y hasta un carácter más realista a la trama, pero también me he encontrado lecturas donde la ambientación es tan relevante que incluso parece un personaje más de la historia y también me ha encantado. Como lectora, me gusta que los escenarios estén bien integrados en una historia y que sus personajes encajen en ellos como en un guante. Me gustan mucho las descripciones pero no tengo preferencia por una mayor o menor exposición de los escenarios (...) siempre que exista una coherencia.
    Gracias por estos artículos.
  • Malory

    Malory

    26 Enero 2016 a las 18:24 |
    No suelen gustarme las descripciones demasiado extensas y detalladas (aunque si la historia es buena y la autora/autor sabe escribir, deja de tener importancia), pero es cierto que una buena ambientación es primordial en una novela.
    Gracias por el recordatorio :)

Escribir un comentario

Estás comentando como invitado.

Área de usuarios

logo-face